UN BALANCE SOBRE LA NUTRICIÓN NÚMERO 4, MAYO DE 2006 Ver ediciones anteriores >

Video

La crisis alimentaria en Malawi se agrava a causa del VIH/SIDA
Anchura de banda
baja | alta
(Real player)

Crisis en el Cuerno de África
Anchura de banda
baja | alta
(Real player)


Incidencia de bajo peso en seis países del sur de África donde la sequía y el VIH/SIDA se han combinado en detrimento de la situación alimentaria de la infancia.

Uno de cada cinco niños de Malawi, Mozambique y Zambia tiene bajo peso, y la proporción de niños con bajo peso en Lesotho y Zimbabwe era más elevada en 2004 que en 1990. En Swazilandia se registra una tasa de un 10% en la incidencia de bajo peso entre los niños, y la mayor tasa de incidencia de VIH entre adultos en el mundo.

África Oriental y Meridional

En África oriental y meridional no se ha registrado desde 1990 mejora alguna en la reducción de la proporción de niños y niñas con un peso inferior al normal. El número absoluto de niños y niñas con este problema se ha incrementado, debido especialmente a una menor productividad agrícola, a las crisis alimentarias recurrentes asociadas con las sequías y los conflictos, y a los crecientes niveles de pobreza. Al mismo tiempo, el VIH/SIDA ha planteado enormes desafíos para el desarrollo de la nutrición.
 
Desde el punto de vista regional, el indicador positivo principal es el aumento de la tasa de alimentación exclusiva con leche materna durante los primeros seis meses de vida, que registra un 41%, una tasa superior a la de las demás regiones salvo Asia oriental y el Pacífico.

De los 17 países de esta región que cuentan con suficientes datos sobre tendencias para poder evaluar los avances hacia el logro de la meta de los ODM, solo Botswana va rumbo de conquistarla. Este país ha reducido la incidencia del peso inferior al normal de un 17% en 1996 a un 13% en 2000, un logro considerable dado que ocupa el lugar número dos (después de Swazilandia) en cuestión de incidencia de VIH entre los adultos. 26 

No existen suficientes datos para calcular si Swazilandia alcanzará la meta del ODM, pero su proporción de niños y niñas con peso inferior al normal (10%) es más baja que la de cualquier otro país de la región y ha reducido al 1% la proporción de los menores de cinco años que sufren de emaciación. En vista de la acción recíproca entre la desnutrición y el VIH en los niños y niñas, esos resultados deben interpretarse con cautela.  

Con un 12%, Sudáfrica registra una proporción de niños y niñas con un peso inferior al normal más baja que la de cualquier otro país, excepto Swazilandia. Sin embargo, Sudáfrica ha retrocedido y su proporción de niños y niñas con un peso inferior al normal ha ascendido anualmente desde 1994-1995. El país también tiene, de lejos, la prevalencia de alimentación exclusiva con leche materna más baja de la región.

En Etiopía, casi la mitad de la niñez pesa menos de lo normal, una tasa que no varía desde 1990 y que dificulta enormemente que el país alcance el objetivo sin un esfuerzo titánico. Sólo el 28% de los hogares utilizan sal yodada, la cobertura más baja de la región.

En Burundi y Madagascar, el peso inferior al normal entre los niños y niñas menores de cinco años es superior al 40%, y no hay indicios de mejoras. Las tasas de retraso en el crecimiento son las más elevadas en Burundi (57%), y de emaciación en Somalia (17%).

 

26  UNICEF, Estado Mundial de la Infancia 2006, op. cit., p. 110.