UN BALANCE SOBRE LA NUTRICIÓN NÚMERO 4, MAYO DE 2006 Ver ediciones anteriores >

Uno de cada tres niños recibe amamantamiento exclusivo durante sus seis primeros meses de vida en el mundo en desarrollo.

Asia Oriental y el Pacífico y África oriental y meridional son las regiones con los mayores niveles de amamantamiento exclusivo durante los primeros seis meses de vida, mientras que ECE/CEI y África occidental y central registran los niveles más bajos.

Alimentación exclusiva con leche materna

Alimentación exclusiva con leche materna

La leche humana es el alimento ideal para la supervivencia, el crecimiento y el desarrollo de los lactantes. La lactancia natural exclusiva durante los primeros seis meses de vida estimula el funcionamiento del sistema inmunológico, protege a los bebés contra la diarrea y las infecciones respiratorias agudas –dos de las principales causas de mortalidad infantil en el mundo en desarrollo– y mejora su respuesta a las vacunas. En condiciones especialmente antihigiénicas, sin embargo, los sucedáneos de la leche materna comportan un grave riesgo de infección y pueden ser fatales para los recién nacidos. Sin embargo, solo algo más de la tercera parte de todos los lactantes de los países en desarrollo reciben únicamente leche maternal durante los primeros seis meses de vida.

Hay muchas diferencias entre las regiones. Las tasas más altas actualmente son las de Asia oriental y el Pacífico (43%) y las de África oriental y meridional (41%). Las más bajas son las de África occidental y central (20%) y ECE/CEI (22%).13

Aun cuando los porcentajes del mundo en desarrollo siguen siendo bajos, los datos sobre tendencias indican que la alimentación exclusiva con leche materna ha mejorado: entre 1990 y 2004, pasó del 34% al 41%.14  En África subsahariana, la tasa durante el mismo período se duplicó, pasando del 15% al 32%. En África occidental y central se registró un notable progreso, pues la lactancia natural exclusiva se quintuplicó. Entre los países africanos que más progresos han hecho en este campo desde 1990 se encuentran Burkina Faso, Camerún, Ghana, Madagascar, Malí, Nigeria, Senegal, República Unida de Tanzanía, Zambia y Zimbabwe.

Tanto en Asia meridional como en Oriente Medio y África del Norte, las tasas de alimentación exclusiva con leche materna también mejoraron entre 1990 y 2004, pasando del 43% al 47% y del 30% al 38%, respectivamente. En Asia oriental y el Pacífico, las tasas se mantuvieron estables durante ese período. No hubo datos suficientes para calcular las tendencias de América Latina y el Caribe ni las de ECE/CEI (solo se proporcionan cálculos sobre tendencias regionales cuando los datos disponibles abarcan el 50% de los nacimientos, o más).

 

13  Los niveles de alimentación con leche materna se basan en los cálculos más recientes de que se dispone para 111 países durante el período 1996- 2004.
14  Los cálculos sobre tendencias de alimentación con leche materna se basan en un subconjunto de 37 países que disponían de datos sobre tendencias, lo que representa una cobertura de aproximadamente el 60% de los nacimientos del mundo en desarrollo (excluyendo a China). El análisis correspondiente a África subsahariana abarca el 59% del número total de nacimientos de la región; el de África occidental y central, el 68% del número total de nacimientos de la región, y el de África oriental y meridional, alrededor de la mitad de todos los nacimientos de la región. Los cálculos de tendencias diferirán ligeramente de los que se refieren a los niveles actuales de alimentación con leche materna, ya que el análisis de tendencias se basó a datos de 37 países y los niveles actuales de alimentación con leche materna se calcularon con base a datos de 111 países. Esto aplica a todas las regiones.