Progress for Children Homepage
Paridad entre los géneros y enseñanza primaria: número 2, abril de 2005 Ver todos los informes >
Los promedios regionales pueden ocultar las diferencias entre los países

Los progresos en América Latina y el Caribe han sido constantes, y la región está bien encaminada para alcanzar el objetivo de la terminación universal de la enseñanza primaria para 2015. La tasa neta de matriculación/asistencia aumentó en una media de 0,6% al año entre 1980 y 2001, y la región se halla muy cerca de lograr la educación para todos.

Mientras que, para cumplir con el objetivo de 2015, la región en su conjunto necesita seguir mejorando su tasa neta de matriculación/asistencia solamente en un 0,4% de media al año, algunos países están más lejos que otros de la enseñanza primaria universal. En Haití, el país más pobre de la región, será necesario lograr un aumento de un 3,3% al año, ya que en 2001 solamente un 54% de los niños y las niñas iban a la escuela primaria, y los últimos disturbios civiles y desastres naturales no han contribuido a mejorar las posibilidades. Guatemala requerirá un aumento de un 1,07% al año, ya que su matriculación/asistencia total en la escuela primaria en 2001 fue de un 85%.

La región en su conjunto, y la mayoría de los países que la integran, están bien encaminados para alcanzar la paridad entre los géneros en el nivel primario para el plazo previsto de 2005, con un índice de paridad entre los géneros de 1,02 proyectado por el UNICEF a nivel primario. Pero estos indicadores favorables no siempre se traducen en avances para la mujer fuera del ámbito de la enseñanza.

En muchos países de la región hay más niñas que niños en la escuela. Aquellos que tendrán que realizar los mayores esfuerzos para asegurar que la participación de los niños en la escuela primaria se equipare a la de las niñas son países del Caribe como las Bahamas (que presenta un índice de paridad entre los géneros de 1,05), Haití (1,08) y Saint Kitts y Nevis (1,12).

Pero en algunos países como Granada y Guatemala se da el modelo contrario, con más niños que niñas en la escuela.

Las posibilidades educativas en la región se encuentran especialmente afectadas por las grandes disparidades que existen dentro de muchas sociedades. Las disparidades entre los ricos y los pobres, y entre las poblaciones urbanas y rurales, son evidentes en todos los países de la región, pero están especialmente marcadas en países latinoamericanos como
Bolivia, el Brasil, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Paraguay. La división educativa entre grupos de orígenes raciales, étnicos o lingüísticos diferentes es, además, un grave problema en Bolivia, Guatemala, Nicaragua y Panamá (7).

PROGRESO PARA LA INFANCIA
Prefacio
Paridad de género
África oriental y meridional
África occidental y central
Asia meridional
Oriente Medio y África del Norte
ECE/CEI
América Latina y el Caribe (You are here)
Asia oriental y el Pací. co
Países industrializados
Nota final
Tabla