Progress for Children Homepage
Paridad entre los géneros y enseñanza primaria: número 2, abril de 2005 Ver todos los informes >
Las políticas para eliminar los gastos de escolarización parecen haber surtido efecto en la región

África oriental y meridional ha mejorado su tasa neta matriculación/asistencia en un promedio de 0,9 por ciento al año, la segunda tasa en el mundo. Pero será necesario alcanzar una tasa de aumento a gran escala, de un 2,75% al año, para lograr la enseñanza primaria universal en 2015. En 2001, sólo un 62% de los niños y niñas en edad escolar primaria de la región iban a la escuela y, a pesar de que la población es relativamente reducida, representó el 19% del total mundial de niños y niñas que no acuden a la escuela primaria.

La región incluye países que están muy cerca de la enseñanza primaria universal, como Mauricio, Seychelles y Sudáfrica (todos bastante por encima del 90% en la tasa neta matriculación/asistencia en 2001). En el polo opuesto, sin embargo, se encuentran Eritrea (42,9% de niños en la escuela), Etiopía (30,6%) y Somalia (un inimaginable 10,8%).

En muchos países de la región, el VIH/SIDA ha trastocado los progresos destinados a conseguir una educación para todos.

Sin embargo, algunos los países de la región han logrado avances considerables mediante una firme voluntad política y transformando la enseñanza primaria universal en una prioridad absoluta, especialmente mediante la eliminación de los gastos de escolaridad y de otros costos.

La eliminación en 1994 de los gastos de la enseñanza primaria en Malawi impulsó una formidable demanda por parte de los niños y las niñas, y la experiencia en otros países ha sido similar. En la República Unida de Tanzanía, la eliminación de los gastos de escolaridad en 2002 produjo un aumento de la matriculación en la escuela primaria desde 1,4 millón hasta 3 millones; en Kenya, las cifras aumentaron en un 22% solamente la primera semana en 2003. La variante del modelo en Uganda, que ofrecía enseñanza primaria gratuita a los primeros cuatro niños de cada familia, ha demostrado dar buenos resultados.

Los países que han tomado estas arriesgadas decisiones en materia de políticas merecen el aliento y los fondos adicionales que el alivio de la deuda y un aumento en la asistencia les podrían proporcionar. Estos países han demostrado al resto del mundo en desarrollo lo que es posible hacer cuando se trata de lograr la terminación universal de la escuela primaria.

La paridad entre los géneros sigue siendo una cuestión fundamental para la región, a pesar de que las proyecciones del UNICEF para 2005 indican que la asistencia neta de las niñas y los niños será la misma, a un nivel de un 65%. La participación de las niñas en la escuela aumentó en un promedio de 0,5 puntos porcentuales al año sobre la de los niños durante el período de 1980 a 2001.

PROGRESO PARA LA INFANCIA
Prefacio
Paridad de género
África oriental y meridional (You are here)
África occidental y central
Asia meridional
Oriente Medio y África del Norte
ECE/CEI
América Latina y el Caribe
Asia oriental y el Pací. co
Países industrializados
Nota final
Tabla