Uzbekistán

UNICEF, la Unión Europea y el Gobierno de Uzbekistán reafirman su compromiso con una atención equitativa de la salud para las madres y los niños

Imagen del UNICEF
© UNICEF 2012/Uzbekistan/Atoev
De izquierda a derecha: Norbert Jousten, Embajador de la Unión Europea; Assomiddin Kamilov, Ministro adjunto de Salud; y Savita Varde-Naqvi, oficial encargada de UNICEF en Uzbekistán, estrechan sus manos después de firmar el acuerdo tripartito.

Por Nigina Baykabulova

TASHKENT, Uzbekistán, 19 de julio de 2012. UNICEF, el Gobierno de Uzbekistán y la Unión Europea suscribieron hoy un acuerdo tripartito para poner en marcha la fase II de la Iniciativa para la mejora de los servicios de salud maternoinfantil en Uzbekistán, que forma parte del programa de cooperación para el desarrollo de la Unión Europea y UNICEF.

El acuerdo representa un compromiso de los tres aliados para fortalecer la gobernanza en el sector de la salud, mejorar la calidad de la atención maternoinfantil, y promover prácticas de comportamiento saludable entre las familias y las comunidades.

Continuar una exitosa alianza

El acuerdo marca la continuación de una exitosa alianza entre el Ministerio de Salud pública de Uzbekistán, UNICEF y la Unión Europea. Entre 2008 y 2011, la aplicación de la fase I de la Iniciativa para la mejora de los servicios de salud maternoinfantil contribuyó de manera significativa a la reforma del sector de la salud, especialmente en el ámbito de la salud maternoinfantil.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-1620/Estey
La enfermera Yumrzakova Iroda se prepara para examinar a un bebé en un hospital de Namangan (Uzbekistán). El personal hospitalario recibió capacitación en la estrategia denominada “Atención integrada de las enfermedades predominantes en la infancia”, que está elevando las tasas de supervivencia infantil.

La fase I de la iniciativa proporcionó pruebas contundentes de que la aplicación de un conjunto integrado de intervenciones de supervivencia neonatal e infantil, desde la etapa anterior al embarazo y durante la infancia, puede reducir la morbilidad y la mortalidad neonatal, lo que permite que el país avance hacia el logro –en pie deigualdad– del cuarto y quintoObjetivos de Desarrollo del Milenio, relacionados con la salud del niño y de la madre.

Durante todo el proceso, UNICEF ha sido un aliado de confianza del Ministerio de Salud pública, a través de la mejora de la calidad de la atención médica por medio del fomento de la capacidad de los profesionales del sector, con el fin de aplicar intervenciones rentables y de alta repercusión.

A través del diálogo sobre políticas con diversas partes interesadas y aliados en las labores de desarrollo –incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Banco Mundial y el Banco Asiático de Desarrollo–, así como de intervenciones programáticas sobre el terreno, UNICEF ha tenido la posibilidad de efectuar el control de calidad y la supervisión técnica de un modo integral y sostenible. Esto continuará durante la ejecución de la fase II de la iniciativa en Uzbekistán.

Impulsar la atención médica continuada

Durante la fase II de la Iniciativa para la mejora de los servicios de salud maternoinfantil se utilizará un modelo de atención continuada de la salud y el bienestar de la madre y el niño, centrado en la etapa previa al embarazo, el embarazo, el parto, el período de lactancia y la primera infancia.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-1619/Estey
La Dra. Djabbarova Malokhat utiliza un dispositivo suministrado por UNICEF para medir el ritmo cardíaca de Mavluda, una bebé de tres meses de edad, en un hospital de Andijan (Uzbekistán). El personal del hospital recibió capacitación en “Atención integrada a las enfermedades predominantes en la infancia”, un programa que mejora la supervivencia infantil.

Con respecto a la promoción, el proyecto hará especial hincapié en el examen y la estandarización de los marcos, la consolidación de los sistemas de financiación y gobernanza del sector de la salud, así como la supervisión y el seguimiento, que serán particularmente rigurosos.

Respecto de la prestación de servicios, el proyecto reforzará la capacidad de los trabajadores de la salud, para que proporcionen una atención amplia y de vanguardia, acorde con la normativa internacional. Asimismo, se reformará el programa de estudios, se introducirán mejores prácticas y se perfeccionará la planificación en materia de suministros y logística.

En cuanto a la demanda, durante la fase II de la Iniciativa se trabajará en colaboración con los cuidadores, las familias y las comunidades para hacer frente a los obstáculos sociales y culturales que impiden el acceso equitativo a los servicios de salud. Además, dentro de las familias se promoverán comportamientos y prácticas de nutrición e higiene que redundan en una buena salud.

El costo del proyecto se estima en más de 5,7 millones de euros. La contribución de la Comisión Europea es de 4,9 millones de euros y la de UNICEF, superior a 818.000 euros. El proyecto se ejecutará en todas las regiones del país.

 


 


 

 

Alianza de UNICEF y la Unión Europea

Búsqueda