Liberia

Unos jóvenes de Liberia informan sobre las injusticias del sistema educativo nacional

Imagen del UNICEF
© UNICEF/Liberia/Gordon
Emmanuel, de 16 añosy natural de Monrovia(Liberia), quiere ayudar a reconstruir su país, pero no puede pagar las tasas universitarias necesarias para continuar su educación.

Para conmemorar el XX aniversario de la Convención de los Derechos del Niño -un acuerdo internacional histórico sobre los derechos humanos básicos de todos los niños y niñas- UNICEF publica una serie de artículos sobre los avances realizados y los desafíos pendientes. A continuación se presenta uno de dichos artículos. 

MONROVIA, Liberia, 11 de enero de 2010 - A medida que Liberia se recupera lentamente de una guerra civil de 14 años de duración, su sistema educativo conserva parte de la anarquía que reinó durante el conflicto.

AUDIO: escuche

Pagar por las notas

Lorinah, una adolescente de 17 años de edad originaria de Kakata (Liberia), dice que,  los estudiantes en todo el país suelen sobornar a los profesores para obtener mejores calificaciones.
 
“Un problema aún mayor”, dice Lorinah, “es que los maestros explotan a las estudiantes a cambio de buenas notas”.
 
Según muchos estudiantes a quienes entrevistó, ambas prácticas son comunes y la Directora de Educación Secundaria de Liberia lo admitió: “Es verdad que a veces los estudiantes compran las calificaciones que les permitan avanzar al curso siguiente”, dijo a Lorinah. 
 
Sin embargo, también son culpables los maestros mal pagados que utilizan los sobornos para complementar sus salarios , dijo Lorinah.

Mente brillante, porvenir oscuro

“Quiero ser ingeniero y formar parte de la reconstrucción de mi país”, dice Emmanuel, de 16 añosy natural de Monrovia, Liberia.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/Liberia/Gordon
Emmanuel entrevista a la Directora de Educación Secundaria de Liberia.

Sin embargo, a pesar de terminar primero de su clase en la escuela secundaria, Emmanuel no asistirá a la escuela el próximo semestre. Después de que su beca anual para la escuela técnica terminara en junio, se dio cuenta de que no podía permitirse el lujo de continuar.
 
“Mi madre es maestra y gana cerca de 100 dólares al mes, o 1.200 dólares al año”, dijo Emmanuel. 
 
Eso es exactamente lo que cuesta un año de estudios en la escuela de ingeniería. Pero su madre tiene que pagar el alquiler, comprar comida y pagar las tasas escolares para la hermana menor de Emmanuel. 
 
“Ella lo hace lo mejor que puede, pero no parece estar funcionando. Es desgarrador”, dijo Emmanuel. 

Cursillo de radio de Monrovia

En agosto, Emmanuel y Lorinah participaron durante una semana en un cursillo de producción de radio para siete jóvenes de Liberia. Radio UNICEF –en colaboración con el programa de UNICEF “Vuelta a la normalidad” sobre la educación en situaciones de emergencia y situaciones después una crisis, la oficina de UNICEF en Liberia y Talking Drum Studios– llevó a cabo el cursillo con tres niños y cuatro niñas elegidos en todo el país.
 
Los jóvenes aprendieron a grabar, editar, escribir y producir una historia de radio por su cuenta.
 
Lorinah dijo que nunca había pagado los maestros para obtener buenas notas, pero conocía a estudiantes que lo habían hecho.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/Liberia/Gordon
Lorinah, de 17 años y natural de Liberia, es una de los participantes en el cursillo de radio para jóvenes. Lorinah presentó un informe sobre el soborno a los profesores de estudiantes con dinero y –a veces– a cambio de favores sexuales, para obtener buenas calificaciones.

“Es malo, porque no serán capaces de afrontar los retos”, dijo Lorinah, refiriéndose sobre todo al desafío de la educación superior. Lorinah pidió también que se despidiera a los profesores que han tenido relaciones sexuales con sus alumnas. “Como mujer joven me siento muy mal, porque puede dañar la vida de las niñas”, dijo.
 
La historia de Emmanuel narró lo que significa ser un joven brillante y motivado en Liberia sin los medios para seguir estudiando. 
 
Uno de los profesores de Emmanuel trató de animarlo. “Este es un país que acaba de vivir una guerra y la gente se enfrenta una crisis [económica]”, dijo el profesor. “No puedes darte por satisfecho”.
 
Le dijo a Emmanuel que solicitara más becas del Ministerio de Educación: “Si cumples con el requisito del promedio de calificación, creo que puedes ser ingeniero y ofrecer una posibilidad a tu país”. 
 
La oficina de UNICEF en Liberia transmitirá todas las historias de los jóvenes para celebrar el XX aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/Liberia/Gordon
Lorinah entrevista a un estudiante de la JJ Roberts United Methodist School en Monrovia.

La Convención ofrece a los niños el derecho a una educación de calidad, entre otros derechos.

Perspectivas de la juventud

Este fue el segundo de una serie de cursillos organizados por Radio UNICEF y el programa “Vuelta a la normalidad”. Su objetivo es difundir las perspectivas de los jóvenes en el debate en torno a la educación en situaciones de emergencia y situaciones después de una crisis, y para conmemorar la Convención.
 
Mientras tanto, el programa de UNICEF en Liberia sigue trabajando con los programas de la radio comunitaria en todo el país para incorporar a los nuevos los jóvenes periodistas en sus programas, capacitando a los jóvenes y ofreciéndoles la oportunidad de transmitir sus voces por todo el país.


 

 

Audio (en inglés)

Emmanuel, de 16 años y natural de Monrovia (Liberia), quiere ser ingeniero pero no puede pagar las tasas universitarias.
AUDIO escuche

Lorinah, de 17 años y natural de Kakata (Liberia), habla del soborno entre estudiantes y profesores para obtener buenas calificaciones.
AUDIO escuche

CRC @ 20

La juventud opina

Búsqueda