Panorama: Jordania

En Jordania, la apertura de la primera escuela en el campamento de refugiados de Za’atari permite a los niños refugiados sirios continuar su educación

Por David Youngmeyer

MAFRAQ, Jordania, 8 de octubre de 2012. “Estoy muy contenta de que haya empezado la escuela”, dice Tabark (12 años) en su quinto día de clase en la nueva escuela de emergencia del campamento de refugiados de Za’atari. “Lo que más me gusta es el árabe y escribir. Me gustaría ser profesora de árabe”.


 

VÍDEO (en inglés): El Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, visitan una escuela recién inaugurada en el campamento de refugiados de Za’atari en Jordania. Guy Degen, informa.  Véalo en RealPlayer

 

Tabark y sus cinco hermanos en edad escolar se encuentran entre los alrededor de 2.200 niños sirios que asisten a la nueva escuela, que abrió sus puertas hace apenas unos días. Con cerca de 30.000 refugiados sirios en el campamento, UNICEF planea incrementar su capacidad a 5.000 niños.

Invertir en la educación es invertir en el futuro

Durante una visita conjunta a la escuela, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, se reunieron con niños y maestros.

Al mismo tiempo, la Comisión Europea anunció una donación de 4,6 millones de euros a UNICEF para programas de educación de emergencia en Jordania, en beneficio de los niños sirios refugiados y de los niños de las comunidades de acogida. Esta donación eleva la contribución total de la Unión Europea para el año 2012 a 10 millones de euros.

“Tenemos que garantizar que las familias que han tenido que huir de su país puedan vivir en condiciones dignas y que sus hijos no pierdan su derecho a la educación y a un futuro mejor”, dijo Barroso. “Invertir en la educación es invertir en el futuro. Por tanto, estoy contento de que la UE pueda apoyar la escolarización de los niños refugiados sirios en Za’atari”.

Lake dijo que UNICEF está sumamente agradecido por el apoyo que la Unión Europea y otros donantes han aportado a la respuesta de emergencia para los niños.

“Hemos estado hablando con los estudiantes en estas tiendas de campaña y aunque hemos escuchado historias terribles de cómo las familias se han separado, de cómo tuvieron que pasar días muy difíciles para llegar hasta aquí, sin embargo se les oye cantar en las tiendas”, dijo. “Se puede ver en sus rostros lo felices que son de tener la oportunidad no sólo de aprender, sino de reunirse con los otros estudiantes en un lugar seguro donde puedan comenzar a recuperarse. Estos niños representan a muchos más niños que se encuentran aún dentro de Siria. UNICEF ha trabajado durante toda la crisis en Siria”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Jordan/2012/Malkawi
Lake conversa con un niño refugiado sirio en un espacio acogedor para la infancia de UNICEF durante una visita al campamento de refugiados de Za’atari (Jordania). Estos espacios proporcionan un lugar seguro para que los niños jueguen y aprendan, además de recibir apoyo psicosocial.

Apoyo a la escuela y a los maestros

La nueva escuela cuenta con 14 grandes aulas en tiendas de campaña y funciona en dos turnos: niñas por la mañana y niños por la tarde, para dar el acceso a la educación al mayor número posible de alumnos.

UNICEF  proporciona un amplio apoyo a la escuela con materiales didácticos, mobiliario escolar y tiendas de campaña, junto con el apoyo a los profesores jordanos contratados por el Ministerio de Educación y los refugiados sirios que trabajan como ayudantes en la clase.

Apoyo psicosocial, WASH y salud

UNICEF brinda apoyo a 18 espacios acogedores para la infancia, que proporcionan un entorno seguro para que los niños jueguen, aprendan y donde los niños con complicaciones puedan recibir apoyo adicional. Dos de los espacios son para jóvenes. Muchos de los niños visitan los espacios acogedores para la infancia cuando no están en clase.

UNICEF proporciona más de un millón de litros de agua al día, junto con 425 duchas fijas, 425 letrinas y 85 centros de agua, saneamiento e higiene (WASH por sus siglas en inglés). En el campamento, unos 6.100 niños de 6 meses a 15 años han recibido vacunas como parte de una campaña de inmunización contra el sarampión y la poliomielitis, así como de administración de suplementos de vitamina A.

Lake recorrió otras partes del campamento y visitó un espacio acogedor para la infancia, una clínica de vacunación y las instalaciones de WASH.

“Ver en los espacios acogedores para la infancia a los niños columpiándose o corriendo con maquillaje de payaso en sus caras es algo maravilloso en cualquier momento, pero aquí es una señal de que se están recuperando de los traumas terribles que sufrieron cuando escaparon para venir al campamento, de los que algunos me han estado hablando”, dijo.

La respuesta humanitaria más allá de Za’atari

Lake también se reunió con aliados de UNICEF, junto con representantes de otros organismos de las Naciones Unidas que están contribuyendo a la respuesta humanitaria.

Durante su visita de tres días a Jordania, Lake fue informado por el personal que trabaja en Jordania, el Líbano y la República Árabe Siria sobre la respuesta humanitaria de UNICEF y los planes para ampliar la escala de los proyectos. Unos 2,5 millones de personas sufren los efectos del conflicto en el interior de la República Árabe Siria, y más de 300.000 personas están registradas como refugiados o están pendientes de registro en el Iraq, el Líbano, Jordania y Turquía.

Lake se reunió también con Su Majestad el Rey Abdullah II Ibn Al Hussein y Su Majestad la Reina Rania, el Primer Ministro jordano Fayez al-Tarawneh y representantes diplomáticos.


 

 

Alianza de UNICEF y la Unión Europea

Búsqueda