Panorama: Japón

El Director Ejecutivo de UNICEF pone de relieve la igualdad en la reunión mundial sobre los objetivos de desarrollo celebrada en el Japón

El planteamiento consiste en llegar a los niños y las familias más pobres y desfavorecidos

Imagen del UNICEF
© UNICEF Japan/2011/Sato
El Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, en el campo de softbol con las niñas de una escuela secundaria de Ciudad Onagawa, ubicada en la prefectura de Miyagi(Japón), que resultó afectada el seísmo y el maremoto.

Por Naoko Iwasaki

TOKIO, Japón, 6 de junio de 2011. Llegar a los niños, las niñas y las familias más pobres y desfavorecidos del mundo es lo más importante en este momento. Ese fue el mensaje principal transmitido por el Director Ejecutivo, Anthony Lake, la semana pasada en una reunión organizada por el Gobierno de Japón y Organismo Japonés de Cooperación Internacional, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Banco Mundial y UNICEF.

Los líderes se reunieron en Tokio para examinar los progresos realizados en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio cuando está ya cada vez más cerca el plazo de 2015.


 “Aunque ha pasado muy poco tiempo desde el gran terremoto al Este de Japón, me alegro de que seamos capaces de celebrar la conferencia de hoy como estaba previsto”, dijo el primer ministro Naoto Kan en su discurso de apertura. “Espero que esta decisión se considere como la expresión de la voluntad de Japón de seguir desempeñando un papel activo en el esfuerzo internacional para alcanzar los ODM”.

“Un enfoque sobre la igualdad”

Los participantes en la reunión –incluidos los representantes de más de 110 países, así como de organizaciones regionales, internacionales y no gubernamentales y del sector privado– destacaron la importancia de lograr el bienestar para todos en una época de nuevos desafíos. Consideraron también la seguridad humana, la igualdad, el apoyo mutuo y la sostenibilidad como principios rectores hacia el cumplimiento de los ODM en 2015.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Japan/2011/Sato
El Director Ejecutivo de UNICEF Anthony Lake (centro) con niños, niñas y Embajadores de Buena Voluntad en la mini biblioteca creada en la escuela elemental Daini en la ciudad de Onagawa, en la prefectura de Miyagi (Japón), afectada por el desastre.

“Incluso si de cualquier manera tenemos éxito en la consecución de los ODM en su conjunto, nuestras sociedades seguirán siendo inestables si sus poblaciones vulnerables se quedan atrás”, dijo Takeaki Matsumoto, Ministro de Relaciones Exteriores. “Con el fin de alcanzar los ODM de manera sostenible, es fundamental que corrijamos las desigualdades sociales y construyamos ‘sociedades humanitarias’ que tengan en cuenta a sus miembros más vulnerables”.

En sus comentarios, Lake elogió la asistencia que desde hace tiempo ha prestado el país de acogida a otras naciones.

“El apoyo constante del Gobierno de Japón y la inagotable generosidad del pueblo japonés, ya han servido para ayudar a mejorar las vidas de millones de personas”, dijo. “Tenemos que concentrar la inversión en ámbitos que proporcionen el mayor rendimiento posible y los resultados más sostenibles. Y eso es lo que se logrará centrándose en la equidad y haciendo un mayor hincapié en la seguridad humana”.

Visita a Miyagi

Durante su estancia en Tokio, el Sr. Lake mantuvo conversaciones con miembros de la Liga Parlamentaria en pro de UNICEF, una entidad que cuenta con el apoyo de los dos partidos principales. Asimismo, se reunió con cinco estudiantes universitarios que trabajaron como voluntarios sobre el terreno durante el terremoto de Japón y la emergencia del maremoto. Los estudiantes expresaron su determinación de seguir ayudando a los necesitados en Japón y en el extranjero.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Japan/2011/Sato
En la oficina de UNICEF en Tokio, el Director Ejecutivo, Anthony Lake, aparece junto a jóvenes voluntarios que han prestado apoyo a las personas vulnerables en la región de Tohoku (Japón), que resultó afectada por el desastre.

El sábado, Lake se reunió con personas evacuadas –muchos de ellos niños– en la ciudad de Onagawa de la prefectura de Miyagi, donde 488 personas murieron y unas 454 permanecen desaparecidas tras el tsunami. Junto con la Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, Tetsuko Kuroyanagi, y la Embajadora de UNICEF en Japón, Agnes Chan, Lake visitó una escuela primaria, una escuela secundaria y un centro de evacuación establecido en un gimnasio.

El Comité de Japón pro UNICEF ha estado prestando asistencia a los niños de la zona en las esferas de la salud, la nutrición, la educación y la protección.

Marcar la diferencia

“Mientras Tetsuko y Agnes estaban hablando y cantando con los niños y los evacuados, me he dado cuenta de que algunos de ellos se estaban riendo y llorando al mismo tiempo”, dijo Lake. "Esto es muy apropiado. La risa refleja la fuerza, el espíritu y el valor de la gente; el llanto, el alcance humano y físico de esta catástrofe”.

Y agregó: “Estoy orgulloso de todo lo que la gente de UNICEF en Japón  ha hecho para marcar una verdadera diferencia en las vidas de los niños de la región con la ayuda de muchos comités nacionales de todo el mundo”.


 

 

Búsqueda