Promoción de políticas y alianzas en pro de los derechos del niño

En Haití, los parques portátiles sientan una nueva base para el aprendizaje

Los niños en Haití están descubriendo nuevas formas de jugar y aprender con la introducción de un innovador parque de juegos.  Véalo en RealPlayer

 

Por Thomas Nybo

Los niños en Haití están descubriendo nuevas formas de jugar -y aprender- con la introducción de un novedoso parque de juegos.

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 13 de junio de 2013 – En Haití, alumnos de 10 escuelas seleccionadas están teniendo la oportunidad de probar un tipo inusual de parque de juegos que les anima a construir fuertes, coches, torres y cualquier otra cosa que estimule sus mentes jóvenes.

El parque de juegos portátil consta de un conjunto de bloques de espuma de color azul de muchas formas y tamaños: cuadrado, rectangulo, curvos, que pueden unirse con conectores cilíndricos de espuma y convertirse en un sinnúmero de creaciones, como aparatos de gimnasia, edificios, barcos o aviones, por nombrar algunos. Cuando no están en uso, los bloques se almacenan en un contenedor de metal resistente a la intemperie con ruedas incorporadas para un fácil transporte.

El proyecto es una iniciativa conjunta de UNICEF y The Walt Disney Company para fomentar el juego no estructurado en los niños, especialmente en entornos de extrema pobreza o de recuperación de desastres. Haití es uno de los dos sitios piloto (junto con Bangladesh) que evaluaron el parque de juegos para determinar su idoneidad para la expansión a otros países.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
En Haití, los alumnos de las escuelas seleccionadas están recibiendo la oportunidad de probar un parque de juegos portátil en un proyecto conjunto de UNICEF y The Walt Disney Company.

Disciplina y enfoque

Hasta el momento el parque ha recibiendo la máxima puntuación; de acuerdo con los profesores, algunos estudiantes, como un joven llamado Bradley, están mostrando un mejor comportamiento aula. "Antes, Bradley era muy hiperactivo. Siempre estaba en movimiento, siempre", dice la profesora Margarite Polynice. "Teníamos que decirle que se sentara una y otra vez. Pero una vez que llegamos al parque, se hizo más disciplinado y podría centrarse en su trabajo en el aula. Es mucho más relajado ahora."La profesora Marie Michel Pierre de un jardín de infantes en Puerto Príncipe dice que los estudiantes han aprendido que el parque es una recompensa. Se les dice que si trabajan duro en el aula pueden jugar en el parque infantil dos veces por semana. "A los niños les encanta el parque", dice la Sra. Pierre. "Incluso los padres estaban entusiasmados con su llegada. Recuerdo el día en que el director se reunió con ellos. Podían ver cómo sus hijos estaban usando los bloques para construir cosas y usarlos bloques de forma creativa".

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
El parque se compone de un conjunto de bloques de espuma, que se almacenan en una gran caja de metal resistente a la intemperie con ruedas.

Involucrando a las mentes jóvenes

En lo alto de las montañas arriba de Puerto Príncipe, otra zona de juegos portátil ha proporcionado un impulso muy necesario en la moral. La escuela local fue destruida en el terremoto, y cuando se agotaron los fondos para la reconstrucción, la comunidad estaba cada vez más decepcionada. Hoy, el campus se mantiene lleno de edificios sin terminar, pero los estudiantes como Joanne han adoptado el nuevo parque infantil. "En un principio, Joanne no quería estar en clase, ni siquiera quería ir a la escuela", dice la maestra Beatrice Joseph. "Cuando su madre se iba, ella lloraba y suplicaba, ‘¡Llévame contigo!', pero ahora, con el parque, ella juega y se sienta pacientemente en su asiento en la clase. "Como lo demuestran estos niños, el parque de juegos portátil es una manera económica y creativa de fomentar la participación de las mentes jóvenes fuera de las aulas, y en el interior también. Y es divertido.


 

 

Fotografía UNICEF: Dos años después

Búsqueda