Promoción de políticas y alianzas en pro de los derechos del niño

Un nuevo informe publicado por UNICEF registra el bienestar de los niños en 29 países ricos

Imagen del UNICEF
© UNICEF/SWIT2006-0002/Auf der Mauer
Una niña se columpia en un parque en la ciudad de Zurich, Suiza. Según el Report Card 11, elaborado por la Oficina de Investigación de UNICEF para evaluar el bienestar infantil, Suiza ocupa el octavo lugar de los 29 países del mundo industrializado.

Un nuevo informe publicado por UNICEF registra el bienestar infantil en los países ricos.

FLORENCIA, Italia, 10 de abril de 2013 – Los rescates en Grecia, la deuda española y los problemas de la zona euro significan poco para un niño de 10 años, pero el impacto de los recortes del gasto público y la necesidad de apretarse el cinturón supone dificultades reales para los niños pobres y sus familias.

Es difícil decir cuán profunda y sostenida podría ser la crisis financiera actual. Lo que está claro, sin embargo, es que sus resultados se verán en los próximos años, y una de las bases serán las políticas adoptadas para garantizar los derechos de los niños y los jóvenes durante esta crisis.

Estado de la infancia en los países ricos

El Report Card 11: Bienestar infantil en los países ricos, de la Oficina de Investigación de UNICEF, analiza la situación de los niños del mundo “rico”. A medida que los debates continúan generando opiniones muy opuestas sobre los pros y los contras de las medidas de austeridad y los recortes del gasto social, el Report Card 11 registra los logros en 29 de las economías más avanzadas del mundo para garantizar el bienestar de sus niños y niñas durante la primera década de este siglo.

Esta comparación internacional, según el informe, demuestra que la pobreza infantil en estos países no es inevitable, sino sensible a las políticas, y que determinados países protegen mucho mejor que otros a los niños más vulnerables

• Descargue el informe completo.
• Vea la infografía interactiva con detalles sobre cada país (en inglés).
Vea el video de la entrevista con Peter Adamson, autor del informe (en inglés).

Según el informe, los Países Bajos y tres países nórdicos –Finlandia, Islandia y Noruega– se sitúan de nuevo en la parte superior de la tabla sobre el bienestar infantil, mientras que cuatro países del sur de Europa –Grecia, Italia, España y Portugal– se sitúan en la mitad inferior.

Medir el bienestar infantil

El estudio Report Card 11: Bienestar infantil en los países ricos mide el desarrollo de  acuerdo con cinco dimensiones de la vida de los niños: bienestar material, salud y seguridad, educación, conductas y riesgos, y vivienda y medio ambiente.

Según el estudio, no existe una relación directa entre el PIB per cápita y el bienestar general de los niños. Por ejemplo, Eslovenia está mejor clasificada que Canadá; la República Checa, mejor que Austria; y Portugal, mejor que los Estados Unidos.

A pesar de algunos reveses en determinados países y en indicadores concretos, en esta  primera década del siglo se aprecia una mejoría generalizada y constante en los diversos  ámbitos del bienestar infantil en el mundo industrializado. En todos los países para los que se dispone de datos, se redujeron la mortalidad infantil y el porcentaje de familias con bajo poder adquisitivo, mientras que aumentó la tasa de matriculados en la educación superior.

Sin embargo, dada la persistente falta de datos recientes comparables a escala internacional sobre las vidas de los niños (la mayor parte de los datos del informe, la información comparativa disponible más reciente, son de 2010), el Report Card 11 refleja el resultado de las decisiones gubernamentales en el periodo anterior a la crisis. El informe señala que los tres años posteriores de penuria económica no presagian nada bueno para el presente ni para el futuro próximo.

Buenas noticias en las conductas y los riesgos

No obstante, los datos, reflejan en su mayor parte tendencias que se derivan de inversiones a largo plazo en la vida de los niños. Por ejemplo, es poco probable que el nivel medio de los logros educativos, las tasas de inmunización o la prevalencia de conductas de riesgo cambien de un modo significativo a corto plazo debido a la recesión de los tres últimos años.

Y cuando se observan las “conductas y riesgos” del bienestar infantil, hay buenas noticias en todos los ámbitos.

A modo de ejemplo, entre los niños de 11, 13 y 15 años de los 29 países objeto de estudio, tan solo el 8% declara fumar cigarrillos al menos una vez a la semana; solo el 15% confiesa haberse emborrachado al menos dos veces en su vida; alrededor de dos tercios de los niños no han sido víctimas del acoso escolar ni han participado en peleas. El 99% de las adolescentes no quedan embarazadas entre las edades de 15 y 19 años.

Sin embargo, el nivel de actividad física es bajo; Estados Unidos e Irlanda son los únicos países en los que más del 25% de los niños afirman que hacen ejercicio al menos una hora al día.

Rara vez se escuchan las opiniones

Para presentar el Report Card 11, UNICEF está organizando un acto en Dublín, Irlanda, del 10 al 11 de abril, en asociación con la Presidencia irlandesa del Consejo de la Unión Europea y en colaboración con Eurochild y la Red Europea de Lucha contra la Pobreza. El acto se basará en el impulso generado por la adopción de la Recomendación de la Comisión Europea “Invertir en los niños: romper el ciclo de desventajas”.

“Tanto en la actualidad marcada por la crisis, como en épocas mejores desde el punto  de vista económico, UNICEF insta a los gobiernos y a los interlocutores sociales a colocar a los niños y los jóvenes en el centro de sus procesos de toma de decisiones”, explicó
Gordon Alexander, director de la Oficina de Investigación de UNICEF. “Cada vez que  estudian o aprueban una nueva medida política, los gobiernos deben analizar sus  consecuencias concretas para los niños, las familias con hijos, los adolescentes y los  jóvenes adultos. Estos grupos no participan en el proceso político o sus voces rara vez  son escuchadas”.
Oficina de Investigación de UNICEF


 

 

Entrevista con Peter Adamson, autor del reporte

En Foco

Búsqueda