Promoción de políticas y alianzas en pro de los derechos del niño

La Unión Europea dona parte del dinero del Premio Nobel de la Paz a UNICEF para la educación de niños afectados por conflictos en Pakistán

Por Chris Niles

NUEVA YORK, Estados Unidos, 18 de diciembre de 2012. La Unión Europea ha donado parte del dinero del Premio Nobel de la Paz a la labor de UNICEF en la educación de los niños y niñas que viven en el noroeste de Pakistán.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/PAKA2008-1272/Ramoneda
Unas niñas asisten a clase en una escuela que UNICEF rehabilitó en una aldea de la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa (Pakistán). UNICEF se propone educar a más de 3.000 niños y niñas afectados por el conflicto en Pakistán con la donación del Premio Nobel de la Paz por parte de la Unión Europea.

La Unión Europea (UE) fue galardonada con el premio a principios de este mes en reconocimiento a sus más de 60 años de labor por el impulso de la paz y la democracia en Europa.

“Estamos profundamente agradecidos a la Unión Europea por su generosidad”, expresó Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF.

Beneficiar a los niños de cinco países

El premio está dotado con 930.000 euros, pero la UE ha decidido redondearlo en 2 millones de euros y dividirlo entre los programas que se llevan a cabo en cinco países.

La iniciativa Niños de la Paz de la UE beneficiará a más de 23.000 niños en Colombia, la República Democrática del Congo, Etiopía, Iraq (refugiados sirios) y Pakistán. La llevará a cabo UNICEF y otros cuatro organismos humanitarios.

“Era obvio para nosotros que el dinero del Premio Nobel de la Paz debía beneficiar a los más vulnerables, que suelen ser los más afectados por las guerras: los niños de este mundo”, afirmó José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/PAKA2008-1264/Ramoneda
Una escuela al noroeste de Pakistán, que cuenta con el apoyo de UNICEF. Según el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, “era obvio para nosotros que el dinero del Premio Nobel de la Paz debía beneficiar a los más vulnerables, que suelen ser los más afectados por las guerras: los niños de este mundo”.

Más de 3.000 niños paquistaníes del noroeste del país se beneficiarán con el programa de UNICEF, que proporcionará educación, materiales de escuela en una caja, capacitación docente, educación para la paz y orientación psicosocial que ayudará a los niños a hacer frente a las experiencias traumáticas.

En el campamento de Jalozai, cerca de Peshawar (Pakistán), se establecerán cerca de 30 escuelas, todas ellas con saneamiento y servicios de higiene separados, un componente esencial para mantener a las niñas en la escuela.

La confianza, la protección y la consolidación de la paz

Más de la mitad de los aproximadamente 75 millones de niños que no asisten a la escuela en el mundo viven en zonas afectadas por conflictos. La educación ofrece a los niños confianza y ayuda a protegerlos. A largo plazo, puede contribuir a desarrollar aptitudes para prevenir los conflictos y consolidar la paz.

“En situaciones de conflicto, la ayuda humanitaria es a menudo la única manera de que disponen los niños para continuar su educación, que no sólo mejora sus perspectivas de futuro, sino que también puede protegerlos contra el abuso y la explotación”, observó Kristalina Georgieva, comisaria europea para la Cooperación internacional, ayuda humanitaria y respuesta a las crisis.


 

 

Búsqueda