Promoción de políticas y alianzas en pro de los derechos del niño

En Mauritania se han realizado progresos en la erradicación de la mutilación/ablación genital femenina

Imagen del UNICEF
© UNICEF Mauritania/2012/Seyfer
Unas mujeres mauritanas muestran su apoyo a la declaración pública de abandonar la mutilación/ablación genital femenina en la región de Gorgol, al sur de Mauritania.

Por Miriam Azar

NOUAKCHOTT, Mauritania, 11 de octubre de 2012. Fátima tenía tan sólo una semana de edad cuando perdió la vida debido a una infección grave después de una ablación.

La partera Latifa Ba fue testigo de la muerte de la niña, una tragedia que la conmocionó profundamente y la llevó a apoyar los esfuerzos para abandonar la mutilación/ablación genital femenina.

La prevalencia de la mutilación/ablación genital femenina

Casos como éste son frecuentes en Mauritania, donde alrededor del 70% de las niñas y mujeres de 15 a 49 años han sido sometidas a esta práctica nociva. La mutilación/ablación genital femenina afecta principalmente a las niñas de 0 a 5 años. Las niñas marginadas y las mujeres que viven en zonas con niveles significativos de pobreza y desigualdades en el acceso a los servicios de salud corren un riesgo considerable. En las regiones donde la prevalencia es alta, las cifras pueden llegar hasta el 98%.

Cada año, unos tres millones de niñas corren el riesgo de ser sometidas a la mutilación/ablación genital femenina, que puede causar daños graves y permanentes para la salud, complicaciones en la reproducción, y es una violación de sus derechos fundamentales.

Trabajar juntos para poner fin a una práctica nociva

Desde 2007, UNICEF y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) han estado trabajando en un programa conjunto denominado “Acelerar el cambio” para poner fin a esta práctica en el lapso de una generación en Mauritania y en otros 16 países.

Los dos organismos de las Naciones Unidas colaboran con el Gobierno mauritano, otros organismos de las Naciones Unidas, ONG nacionales e internacionales como Tostan, líderes religiosos, grupos profesionales, grupos comunitarios y agencias de cooperación bilaterales y multilaterales, como las agencias alemana y española para el desarrollo internacional (GIZ y AECID, respectivamente). El objetivo es lograr un cambio de comportamiento a través de campañas de formación, sensibilización y seguimiento en las comunidades.

Grandes avances

A finales de septiembre se dio otro paso hacia el abandono de la mutilación/ablación genital femenina en Mauritania: UNICEF y el UNFPA, junto con el Gobierno, los líderes religiosos y las ONG aliadas, coordinaron la quinta declaración pública y fetua (aviso religioso) en la región de Gorgol, al sur de Mauritania.

El acto formó parte de un programa nacional más amplio iniciado en 2008, que también presiona en favor de una ley para tipificar la ablación como delito.

“Las comunidades y los líderes religiosos toman cada vez más medidas colectivas para abandonar la mutilación/ablación genital femenina” y adherirse a las fetuas, dijo Lucia Elmi, representante de UNICEF en Mauritania,  que asistió a la puesta en marcha de la declaración con el representante del UNFPA Dr. Koudaogo Ouedraogo. “Hay un entendimiento no sólo de la importancia de salvaguardar la salud de las niñas y las mujeres, sino de defender sus derechos, su dignidad y su interés superior”.

Los grupos de jóvenes presentes en la ceremonia, mujeres, hombres, niñas y niños de diversas comunidades que se unieron por grupos de edad, ofrecieron representaciones de teatro sobre el tema. Las mujeres entre el público expresaron que podían identificarse con las escenas representadas.

Al mismo tiempo, una nueva generación estaba recibiendo información: Niñas de apenas 5 años, vestidas con trajes tradicionales, participaron en el acto. Sin duda, estas jóvenes se convertirán en futuras líderes de la comunidad que ayudarán en poner fin a la práctica.

Los resultados para las niñas y las mujeres mauritanas

En Mauritania, la estrategia a varios niveles para poner fin a la mutilación/ablación genital femenina ha estado haciendo progresos.

En 2008, un plan nacional de estrategia y acción para abandonar la práctica fue presentado en el Día internacional de tolerancia cero de la mutilación genital femenina. En 2011, unos  líderes religiosos emitieron en Nouakchott una fetua prohibiendo la práctica y haciendo hincapié en la dignidad de los seres humanos bajo el Islam. Los líderes religiosos participaron en el lanzamiento de una fetua regional con sus homólogos en nueve países africanos: Burkina Faso, Egipto, Gambia, Guinea, Guinea Bissau, Malí, Níger, Senegal y Sudán.

Los resultados han sido positivos. La Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados para el año 2011, uno de las mayores iniciativas de recopilación de datos, confirma el progreso.

“Juntos estamos marcando una diferencia. Entre 2007 y 2011, la práctica de la ablación entre las mujeres de 15 a 49 años se redujo en casi un 3%”, señala Mohamed Lemine Seyfer, especialista de Protección infantil de UNICEF en Mauritania. “En las zonas donde estamos realizando tareas de concienciación, el apoyo al abandono de la mutilación/ablación genital femenina ha aumentado del 38% a casi el 53%”.

Aunque no es posible devolver la vida de Fátima, su historia perdura como un catalizador para este cambio notable en la sociedad mauritana. Llegar a las poblaciones más marginadas y excluidas es una prioridad para proteger a las niñas y las mujeres, hacer cumplir sus derechos y lograr su equidad.


 

 

Búsqueda