Supervivencia y desarrollo infantil

Una Comisión de la ONU se reúne en Nueva York para aumentar el acceso a productos de la salud para salvar la vida de mujeres y niños

Por Anja Baron

NUEVA YORK, EE.UU., 24 de mayo de 2012. La Comisión de las Naciones Unidas sobre productos básicos de supervivencia para mujeres y niños fue convocada en Nueva York para concretar las recomendaciones sobre medidas urgentes destinadas a brindar apoyo a mujeres y niños en todo el mundo.

VÍDEO: La corresponsal de UNICEF, Anja Baron, informa sobre una comisión de la ONU convocada en Nueva York para mejorar el acceso a productos básicos de salud para mujeres y niños.  Véalo en RealPlayer

 

La comisión forma parte de la iniciativa "Cada mujer, cada niño", presentada en 2010 por el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, con el fin de mejorar la atención de la salud de mujeres y niños en todo el mundo. Copresidida por el Primer Ministro de Noruega, Jens Stoltenberg, y el Presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, la comisión aspira a aumentar el acceso a medicamentos y suministros de salud eficaces y asequibles para las personas más vulnerables del mundo.

Soluciones simples para un panorama sombrío

Anualmente mueren 287.000 mujeres debido a complicaciones durante el embarazo y el parto y casi 1,4 millones de niños fallecen de neumonía. En este sentido, la labor de la comisión se centra en 13 productos básicos de supervivencia que demasiado a menudo no llegan hasta las mujeres y los niños que más los necesitan, incluidos los antibióticos para tratar la neumonía, zinc y las sales de rehidratación oral para tratar la diarrea, así como oxitocina para detener la hemorragia de las madres tras el parto.

“La comisión es muy importante porque el objetivo es realizar un número limitado de propuestas muy concretas sobre el modo para reducir la cifra de niños y mujeres que fallecen, en parte por problemas relacionados con el parto y el embarazo y en parte porque las enfermedades acaban con la vida de tantos niños antes de que cumplan los cinco años de vida", explicaba Stoltenberg. "Sabemos que de hecho resulta fácil reducir la cifra de muertes porque mediante la prestación a más personas de medicamentos, que ya tenemos, podemos salvar la vida de millones de mujeres y niños en todo el mundo".

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
El Primer Ministro de Noruega, Jens Stoltenberg, se dirige a la Comisión de las Naciones Unidas sobre productos básicos de supervivencia para mujeres y niños, celebrada en Nueva York. A su lado está el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.

En su discurso a los integrantes de la comisión, el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, reconoció el sombrío panorama. "Todos los días mueren 800 mujeres y más de 20.000 niños por causas prevenibles. Cada dos minutos, una mujer muere en un momento que debería haber sido de alegría y millones de mujeres no pueden elegir si deberían tener hijos, en qué momento y de qué manera, porque carecen de medios contraceptivos modernos. Esto me sugiere que todavía no estamos haciendo lo suficiente".

Objetivos claros

Para superar estos retos, la comisión se ha centrado en tres esferas principales –definición de mercado, entorno regulador y mejores prácticas e innovación– para ayudar determinar el mejor modo de avanzar.

Oliver Sabot, Vicepresidnete ejecutivo de programas mundiales de la Clinton Health Access Initiative explica el proceso. "Lo que hemos establecido en este grupo es la consecución de soluciones relativamente básicas: fijar los sistemas de distribución para obtener las medicinas para madres y niños, crear conciencia y educar acerca de prestadores de servicios de salud para una distribución eficaz y luego concienciar a las mismas madres para que reciban el tratamiento necesario cuando el bebé caiga enfermo o cuando ellas necesiten cuidados".

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2012-0156/Quarmyne
Habsatou Salou and her 6-month-old daughter Maniratou attend a nutrition screening in Niamey, Niger.

"Una oportunidad que no podemos permitirnos desperdiciar"

El Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, vicepresidente de la comisión, ve aquí una oportunidad para pasar a la acción. "Si estos 13 productos básicos de salud se distribuyen y utilizan adecuadamente podemos salvar la vida de unos 2,5 millones de mujeres y niños para 2015. Esta es una oportunidad que no podemos permitirnos desperdiciar".

En palabras de Sabot: "Hemos hecho lo imposible en materia de salud mundial durante la pasada década. Hemos ofrecido tratamiento antirretroviral para personas con SIDA, algo que muchos consideraron imposible de implantar para pacientes en África y ahora casi hemos cubierto siete millones de personas. Hemos distribuido mosquiteros a casi todas las familias que lo necesitan en África [...] para proteger contra el paludismo. Y sin embargo tenemos estos productos muy sencillos y altamente eficaces que cuestan, en muchos casos, menos de 50 centavos –menos del precio de una taza de café– y podemos salvar la vida de cientos de miles de madres y niños, y no conseguimos que lleguen a las personas necesitadas".

Basándose en la reunión de esta semana, la comisión presentará sus recomendaciones definitivas a finales del presente año. Estas recomendaciones incluiran la ampliación de tecnologías innovadoras, así como la creación de demanda y la prestación de un mejor acceso a las vitales medicinas y suministros de salud. Con su labor, la comisión espera no sólo hacer frente a las enfermedades tratables, sino también prevenir 33 millones de embarazos no deseados, proteger 120 millones de niños contra la neumonía y, en última instancia, ayudar a salvar un total de 16 millones de vidas.


 

 

Búsqueda