Haití

Tetsuko Kuroyanagi, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, visita a los niños y niñas de Haití

Por Benjamin Steinlechner

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 26 de abril de 2011. Cuando Tetsuko Kuroyanagi, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, entró a la pequeña aula de la escuela Nouvelle Sourcede Puerto Príncipe para participar con los alumnos en la elaboración de tarjetas con dibujos y mensajes de apoyo a los niños del Japón, los jóvenes estudiantes le dieron una calurosa bienvenida.

VÍDEO (en inglés): 7 de abril de 2011. Michelle Marrion, de UNICEF, informa sobre la reciente visita a Haití de Tetsuko Kuroyanagi, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, que se reunió con un grupo de niños y niñas que enviaron mensajes de apoyo a los niños japoneses damnificados por los recientes desastres naturales.  Véalo en RealPlayer

 

Se trata de tarjetas con ilustraciones y mensajes que elaboraron los propios niños. Algunas muestran niños sonrientes caminando de la mano bajo un enorme sol amarillo y otras contienen breves mensajes compuestos con letras de distintos colores, pequeñas muestras de la solidaridad de los niños haitianos con los niños del Japón. Cada una de las tarjetas representa un sentido mensaje de esperanza.

“Yo transmitiré estos mensajes de los niños de Haití, que también han sido víctimas de graves desastres naturales, además de vivir en estado de extrema pobreza”, afirmó Kuroyanagi, renombrada actriz escritora muy popular y personalidad muy famosa en la televisión de Japón. “Ya se trate de Haití, de mi país o de cualquier otro sitio, en el mundo hay muchos niños que sufren. Yo guardo la esperanza de la que la comunidad internacional una fuerzas para ayudar a los niños y niñas más necesitados y para que en el mundo reine una mayor equidad”.

En su carácter de Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, Kuroyanagi se dedica desde hace 27 años a la defensa y el fomento de los derechos de los niños de todo el mundo. La Embajadora de UNICEF había visitado Haití 16 años atrás y en esta ocasión comentó que a pesar de los evidentes avances, la nación caribeña necesita más ayuda y desarrollo en algunos aspectos, como la lucha contra el analfabetismo. La tasa de alfabetización adulta de Haití llega apenas a un 65%.

Canciones inspiradoras

Tetsuko Kuroyanagi también visitó el Centro de asistencia residencial Carrefour, donde el conjunto Cœur ur à Cœur (De corazón a corazón), integrado por 10 raperos adolescentes, le dio la bienvenida con una canción compuesta especialmente en honor de los niños y niñas de Japón:

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
Tetsuko Kuroyanagi, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, realiza una visita a la escuela Nouvelle Source de Puerto Príncipe, cuyos alumnos han enviado mensajes de solidaridad a los niños de Japón.

...¡No hay que flaquear!
Los ojos llenos de lágrimas... Tenemos necesidades, y ésa es la verdad.
¡Pero nunca hay que flaquear!
Haití, Chile, Japón, y otros más…
Sufrimos los golpes, ésa es la verdad,
pero la vida debe continuar...

Francoise Gruloos-Ackermans, Representante de UNICEF en Haití, dijo que los niños de este país saben muy bien lo importante que es sentir el apoyo de los demás.

 “Todos estos niños sufrieron las consecuencias del terremoto que sacudió Haití hace poco más de un año”, dijo la funcionaria de UNICEF. “Saben muy bien lo que significa perderlo todo, como les ha sucedido a muchos niños japoneses que perdieron sus familias, sus amigos y sus hogares”.

Un 55% de los niños haitianos vive con menos del equivalente de 1,25 dólares diarios, por debajo del umbral internacional de pobreza. Desde el terremoto del año pasado, Haití ha tenido varias situaciones de emergencia más, como un brote de cólera que provocó casi 5.000 casos mortales, en muchos casos de niños. El proceso de reconstrucción también se complicó debido a los devastadores huracanes y a una serie de disturbios civiles. En Haití hay una profunda disparidad en materia de ingresos y, por diversas razones, resulta mucho más complicado satisfacer las necesidades de los niños.

Esperanza y optimismo

A pesar de las dificultades, los niños de Haití muestran un envidiable entusiasmo cuando se trata de trabajar por un futuro mejor para su país, y no pierden la esperanza y el optimismo. Como lo demuestran las tarjetas de solidaridad que dibujan y escriben, o las canciones que graban para los niños japoneses, los haitianos más jóvenes desean profundamente compartir su esperanza y su optimismo con el resto del mundo.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
Desde hace 27 años, la famosa actriz japonesa Tetsuko Kuroyanagi, que también es una escritora de superventas, participa activamente en actividades de defensa y promoción de los derechos de los niños en todo el mundo.

Durante su visita a Haití, Kuroyanagi recorrió varios campamentos de desplazados por el terremoto e inspeccionó un programa de alimentación puesto en práctica en el hospital de la Universidad de Puerto Príncipe con apoyo de UNICEF. “Conocí a un niño huérfano de 14 años. Por su tamaño y aspecto, no aparentaba tener más de ocho años”, señaló la Embajadora de Buena Voluntad durante una reunión con el personal de UNICEF en Haití.

 “Le pregunté si había sentido miedo durante el terremoto y me dijo que no”, añadió. “¿Ni siquiera cuando temblaba la tierra? El niño volvió a decirme que no. Muchos niños haitianos han vivido existencias tan difíciles que para ellos un terremoto parece ser un acontecimiento menor en sus vidas”.


 

 

Búsqueda