Panorama: Guatemala

En Guatemala, el secuestro y la muerte de un niño inspiran leyes más estrictas de protección de la infancia

Por Vivian Siu

JALAPA, Guatemala, 22 de febrero de 2012. El 16 de diciembre de 2009, las vidas de Guillermo López y de su esposa Maribel Agustín cambiaron para siempre. Su hijo de 4 años, Keneth, desapareció.

VÍDEO: El corresponsal de UNICEF, Carlos Perellón, informa sobre el Sistema de Alerta Alba-Keneth en Guatemala, una ley nacional aprobada para asegurar la búsqueda inmediata de niños desaparecidos.  Véalo en RealPlayer

 

El señor López y su esposa se comunicaron inmediatamente con las autoridades para denunciar la desaparición de Keneth.

“Pensábamos que estaba jugando con los niños en el vecindario”, dijo Agustín. “Pero las horas pasaron y nada sucedió. Tratamos de buscarlo, y nuestros vecinos nos ayudaron. Pero entonces llegó la noche, y empezamos a perder la esperanza porque nunca había estado ausente durante tanto tiempo”.

Setenta y dos horas pasaron antes de que la policía comenzara la búsqueda de Keneth. Cuatro días más tarde fue encontrado enterrado en el patio de unas vecinas.

“Las autoridades no hicieron nada”

“Estas mujeres habían llegado a la casa hace unos cinco meses, y una de ellas tenía hijos de la misma edad, por lo que nunca pensamos que pudieran ser capaces de hacer algo como esto”, dijo la madre. “Ella incluso tenía antecedentes penales, algo que supimos más tarde. Había secuestrado a su propia sobrina. Incluso les ayudamos con pequeñas cosas que necesitaban, como comida”.

Imagen del UNICEF
© Cortesía de la familia López
Cuatro años de edad, Keneth López ocho meses antes de su secuestro.

En Guatemala se registra una de las más altas tasas de crímenes violentos de América Latina. En los primeros siete meses de 2011 se produjeron más de 40 asesinatos a la semana solamente en la ciudad capital.

“Los niños a menudo desaparecían en la comunidad, pero esto era algo que se mantenía en secreto”, dijo López. “Nadie decía nada. A veces se presentaba una denuncia de una persona desaparecida, pero las autoridades no hacían nada”.

Las dos mujeres que vivían al lado de la familia López fueron declaradas culpables y condenadas a 50 años de prisión sin libertad condicional. Pero para López y Agustín, esto no era suficiente. Querían evitar que otros niños fueran víctimas de algo similar.

Alerta para encontrar a niños desaparecidos

Junto a UNICEF y la Fundación Sobrevivientes encabezaron una campaña para aprobar el Sistema de Alerta Alba-Keneth, una ley nacional en honor a Keneth y otra niña, Alba España, que también había sido secuestrada y asesinada. La ley, basada en la Alerta Amber de los Estados Unidos, obliga a que las autoridades lleven a cabo una búsqueda inmediatamente después que se denuncie la desaparición de un niño o niña.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Guillermo López continúa entrenando a padres, maestros y autoridades locales sobre la importancia de la utilización de tarjetas de identidad de registro proporcionadas por el UNICEF para ayudar a las autoridades en caso de que su hijo va a faltar.

“La desaparición de Keneth y su muerte sacudieron la conciencia nacional en Guatemala”, dijo Adriano González-Regueral, Representante de UNICEF en Guatemala. “Recibió la atención de la clase política y de la sociedad para reaccionar ante la necesidad de encontrar a cualquier niño desaparecido y evitar su muerte y que se abuse de él”.

Desde que la ley entró en vigor en agosto de 2010, el Sistema de Alerta Alba-Keneth ha ayudado enormemente a las autoridades en la búsqueda de niños desaparecidos.

“Antes de la aprobación de la ley, los secuestros y la venta de niños para adopción ilegal eran muy frecuentes”, dijo Sara Payés, de la Procuraduría General de la Nación. “Los asesinatos como el de Alba y el de Keneth todavía suceden, pero no se producen en la misma cantidad desde la aprobación de la ley”.

“Por ello hemos presionado a las autoridades para que inicien de inmediato la búsqueda una vez que se denuncia la desaparición de una persona, porque si la ley hubiera estado en vigor cuando Keneth fue secuestrado, tal vez todavía estaría vivo”, dijo Claudia Hernández, Subdirectora de la Fundación Sobrevivientes.

Las tarjetas de identificación salvan vidas

Hoy en día, López sigue trabajando con las familias en memoria de su hijo. Lleva a cabo talleres sobre el registro de identidad en las escuelas locales, dirigidos a las familias, profesores y niños. Las tarjetas de registro de identidad, realizadas por UNICEF, contienen datos importantes acerca de los niños para que las autoridades tengan disponible la información más reciente en el caso de que un niño se pierda.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Las familias en Jalapa, Guatemala, están utilizando las tarjetas de identidad de registro realizados por el UNICEF para proporcionar información vital sobre sus hijos. Las tarjetas pueden ser utilizadas por las autoridades si un niño es secuestrado.

“Estos talleres son importantes porque se difunde información en las escuelas públicas y a los padres y madres y profesores”, dijo Hernández. “Sólo el Sr. López puede explicar mejor que nadie el contenido de la ley en términos sencillos”.

Las bajas tasas de inscripción de los nacimientos han sido un problema grave en Guatemala. Sin la identificación adecuada es imposible para las autoridades encontrar a los niños en el caso de que sean secuestrados.

“Estamos capacitando a las autoridades y los ciudadanos, e incluso a los consejos comunales, para que sepan que esta ley ha sido aprobada y que pueden obtener ayuda de las autoridades si es necesario”, dijo López. “Yo les capacito para informarles que hay una ley que protege los derechos y las vidas de los niños”.

“Formar parte del Sistema de Alerta Alba-Keneth nos ha ayudado”, dijo Agustín. “Cuando se emite una alerta, sentimos que todo comienza de nuevo. Podemos comprender el dolor y la desesperación”.
 
Si bien nada puede aliviar el dolor que la pérdida de Keneth produjo a López y Agustín, ellos encuentran algo de consuelo al saber que la muerte de su hijo está salvando las vidas de otros niños.


 

 

Búsqueda