Côte d'Ivoire

UNICEF y la Unión Europea rehabilitan infraestructuras médicas en las zonas rurales de Côte d'Ivoire

Por Eva Gilliam

YAPLUE, Côte d’Ivoire, 6 de octubre de 2010 – Es martes por la mañana en el centro de salud de Yapleu en la región central del noroeste de Côte d’Ivoire. Esto significa que es la hora de la consulta y el equipo de parteras y enfermeras de Yapleu examina con atención a los niños y niñas locales.

14 de septiembre de 2010 - Eva Gilliam, de UNICEF, informa sobre un programa conjunto de UNICEF y la Unión Europea que ayuda a las familias mediante la prestación de asistencia a las clínicas de salud de las zonas rurales de Côte d'Ivoire.  Véalo en RealPlayer

 

Han estado promoviendo que los niños y niñas menores de seis meses reciban solamente leche materna y hoy están observando resultados positivos. Hay bebés regordetes y sanos sentados en el regazo de sus madres que esperan su turno para que los pesen y los midan.

“Bien hecho, Emily”, dice una de las parteras de la clínica de Yapleu, dirigiéndose a una madre de cuatro niños. “¡Usted siguió nuestras instrucciones y vemos que Dorade está muy bien! Felicidades”.

Emily sonríe con orgullo mientras recibe a su bebé de la partera. Dorade es su hija más pequeña y recuerda esta clínica de antes del conflicto civil, cuando tenía una buena reputación, pero también durante los años de guerra, cuando no había nada.

“No había suficientes parteras. Durante la guerra, el médico no estaba ni siquiera aquí”, explica. “Pero después de la guerra vinieron –la Unión Europea y UNICEF– y ahora todo está bien”.

Efectos del conflicto

La región central del noroeste de Côte d’Ivoire estaba en plena línea del frente de la guerra civil del país, que comenzó en 2002 y destruyó gran parte de la infraestructura de salud de la región.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Côte d’Ivoire/2010/Ayé-Aké
Emilie Goh y su hija Dorade en un centro de salud en Yapleu, Côte d'Ivoire, donde los trabajadores se ocupan de la salud del bebé y se aseguran de que haya recibido sus vacunas.

Muchas clínicas perdieron su personal médico y los edificios fueron saqueados y destruidos. Apenas había materiales y los médicos y las enfermeras carecían de instrumentos para realizar su trabajo.

“La moral era terrible”, dice el Dr. Kouadio N’zué , Director Regional de Salud. “Los médicos acudían un par de semanas y luego se frustraban porque no podían hacer nada y se marchaban”.

Las repercusiones sobre la población fueron catastróficas. Se interrumpieron las campañas de vacunación, aumentó la mortalidad en la infancia y se dejó de tratar enfermedades básicas, que costaron la muerte de muchos habitantes.

Reconstrucción y capacitación

En respuesta, la Unión Europea (UE) y UNICEF establecieron una alianza para rehabilitar las instalaciones médicas y capacitar al personal. En los últimos años, el proyecto funciona plenamente, rehabilitando clínicas y hospitales y proporcionándoles equipos básicos, medicinas y capacitación para el personal.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Côte d’Ivoire/2010/Ayé-Aké
Trabajadores comunitarios de la salud de Côte d’Ivoire establecen relaciones entre los centros de salud y los poblados para garantizar que las familias sepan que pueden recibir atención de la salud.

Bernard Gossan Anoman, enfermero superior de la clínica de Yapleu, fue uno de los 28 empleados que participaron en el programa de capacitación técnica que recibió apoyo de la UE y de UNICEF.

“Por supuesto que tengo capacitación médica universitaria, pero esta formación adicional de la UE y UNICEF me ha servido de mucha ayuda”, dice. “Me ha servido de estímulo y he aprendido nuevas formas de hacer las cosas. Aquí hemos visto cómo la tasa de mortalidad infantil disminuía considerablemente. Yo mismo estoy impresionado”.

Del punto A al punto B

El transporte sigue siendo uno de los principales desafíos en gran parte de la región. Para abordar este problema, la UE y UNICEF han distribuido camiones, motocicletas y miles de bicicletas entre el personal médico y los trabajadores de la salud voluntarios de la comunidad, que prestan servicios en las zonas rurales y responden a las situaciones de urgencia.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Côte d’Ivoire/2010/Ayé-Aké
Un trabajador comunitario de la salud en Angouayaokro, Côte d’Ivoire, habla a las madres sobre la importancia de adoptar buenas prácticas de salud y les alienta a visitar el centro de salud más cercano para obtener atención profesional.

“Con estos camiones y motos podemos llevar medicinas a los centros”, dice el Dr. Lucien Lehié Bi, Director del distrito de salud de Dedievi. “Pero también nos permiten atraer a los enfermeros y el personal calificado que necesitamos. Se dan cuenta de que tenemos los instrumentos para realizar el trabajo y están regresando a sus puestos”.

Koffi Nguessan fue elegido por su comunidad para ser el enlace con la clínica local. Con su bicicleta, acude a la clínica y regresa con información dos veces a la semana. Supervisa también a las personas, enseña prácticas básicas de salud y ayuda a remitir a los pacientes que se encuentran en una situación de urgencia. En breves palabras, es la clave de un sistema de atención de la salud integrado.

Atención en la comunidad

“Los trabajadores comunitarios de la salud conocen a todas las madres y todos los niños de la comunidad”, explica Etienne Kapia, una enfermera de la clínica de salud de Mononouble, a 42 km de Bouake. “Realizan un seguimiento del progreso de las personas y esto es muy valioso”.

Con una red como ésta, el nuevo proyecto de la UE y UNICEF tiene por objetivo mejorar considerablemente la calidad de la atención local de la salud y aumentar el acceso de millones de ciudadanos del país al personal de la salud y a instalaciones médicas.


 

 

UNICEF y la UE

Ayuda humanitaria
(enlace externo en inglés, se abre en una nueva ventana)

Búsqueda