Turkmenistán

El tercer Foro sobre la Protección de la infancia de Asia central, celebrado en Turkmenistán, pide la reforma del sistema de justicia juvenil

Imagen del UNICEF
© UNICEF Turkmenistan/2011
Durante el tercer Foro sobre la Protección de la infancia de Asia central (de izq. a der.), Jean-Claude Legrand, Asesor Regional sobre Protección infantil de UNICEF para la Región de Europa central y oriental y la Comunidad de Estados Independientes; Kirsi Madi, Directora de UNICEF para esa región; y Akdja Nurberdiyeva, Presidenta del Parlamento de Turkmenistán.

ASHGABAT, Turkmenistán, 1 de junio de 2011. Los niños detenidos o arrestados por las autoridades policiales, así como los que son sometidos a juicio, figuran entre los integrantes más vulnerables de la sociedad, según se manifestó en un foro regional sobre la protección de la infancia en el que participaron cinco países.

Tal afirmación correspondió a Kirsi Madi, Directora Regional de UNICEF para Europa central y oriental y la Comunidad de Estados Independientes, que habló en el tercer Foro sobre la Protección de la infancia de Asia central, que comenzó esta semana.

Solicitud de cooperación

Al foro bianual asisten delegados de Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Uzbekistán y la nación anfitriona, Turkmenistán. Participan asimismo los representantes de las Naciones Unidas, de la Unión Europea y los países donantes, así como expertos en justicia juvenil de Rusia, Turquía y Azerbaiyán.

Akdja Nurberdiyeva, Presidenta del Parlamento de Turkmenistán, afirmó que los países de Asia central cuentan con una herencia común y muchas experiencias para compartir. Agregó que en su país se hacen todos los esfuerzos posibles por que los niños permanezcan en sus hogares y sus escuelas, para que sólo ingresen al sistema de justicia juvenil en las circunstancias más extremas.

Según Perdidos en el sistema de justicia, un informe de 2008 sobre el estado de la justicia juvenil en Europa central y oriental y la Comunidad de Estados Independientes, en su mayoría, los niños y niñas de Asia central en conflicto con la ley son acusados de delitos menores o no violentos.

En muchos casos, como las acusaciones de absentismo escolar o consumo de alcohol y otras sustancias, sólo se trata de delitos porque son actos cometidos por niños. Otros delitos son fruto de comportamientos para sobrevivir tales como el vagabundeo y la prostitución.

Madi añadió que cuando el sistema de justicia no se adecua a los derechos y las necesidades de los niños en muchos casos termina empujando a los menores más vulnerables a una situación de mayor exclusión y pobreza.

Mayor compromiso con los derechos de los niños

“Los sistemas de justicia juvenil deberían ofrecer respuestas especialmente diseñadas para prevenir la reincidencia, garantizar la seguridad pública y reintegrar a los niños en la sociedad”, añadió Madi. “La experiencia cosechada en todo el mundo ha demostrado que la detención de los menores por lo general agudiza su exclusión”.

En una declaración dirigida al foro, Gurbanguly Berdimuhamedov, Presidente de Turkmenistán, afirmó que la reunión internacional ayudará a que su país desempeñe un papel más activo en los ámbitos jurídicos, políticos y económicos internacionales y que revestirá una importancia fundamental para convertir en realidad los derechos de los niños.


 

 

Búsqueda