Rumania

La Embajadora de Buena Voluntad, Nana Mouskouri, promueve la lactancia materna en una maternidad de Rumania

Imagen del UNICEF
© UNICEF Romania/2011/Sandovici
La Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, Nana Mouskouri, visita Rumania para promover la lactancia materna.

Por Codruta Hedesiu y Raluca Manta

BUCAREST, Rumania, 6 de diciembre de 2011. La Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, Nana Mouskouri, se reunió con las madres y sus recién nacidos de la maternidad del hospital St. Pantelimon durante una visita para promover la importancia de la lactancia materna.

Se trató de la segunda visita al hospital de Mouskouri, cantante aclamada internacionalmente. "Estoy contenta de volver a Rumania. Desde mi última visita en 2008 han sucedido muchas cosas buenas. Estoy feliz de ver todos los progresos cosechados y la maravillosa labor que ha realizado la gente aquí", afirmó. "Necesitamos ser conscientes de que los niños son el futuro de este mundo y de Rumania".

"Me llena de orgullo y felicidad"

Mouskouri habló con las mujeres en el hospital acerca de sus experiencias en el parto y la lactancia. Florentina (19 años) había dado a luz a un bebé justo dos días antes, comentó a la cantante: "Me llena de orgullo y felicidad ver que está sano".

El hospital de St. Pantelimon, por medio de la Iniciativa de los hospitales acogedores para el bebé, alienta a las mujeres a amamantar a sus niños exclusivamente por lo menos durante los primeros seis meses de vida de los recién nacidos. Al igual que otras madres del hospital, Florentina asisitió a un curso para futuras madres primerizas y vio una película centrada en los beneficios de la lactancia materna.

Muchas madres que paren en St. Pantelimon amamantan a sus hijos durante dos años, pero otras muchas madres de Rumania no tienen esa suerte.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Romania/2011/Sandovici
La Embajadora de Buena Voluntad, Nana Mouskouri, habla con madres primerizas sobre los beneficios de la lactancia materna, en la maternidad del hospital de St. Pantelimon en Bucarest.

Los obstáculos para la lactancia materna

Según publica un reciente informe, sólo el 16% de las madres rumanas amamantan exclusivamente a sus niños durante los seis primeros meses.

Existen muchos obstáculos para la lactancia materna en el país, incluidas las familias y médicos que no brindan apoyo a esta práctica. Algunas mujeres temen que la lactancia materna sea dolorosa y otras creen que perjudica a su organismo.

A su vez, los hospitales disuaden la lactancia materna cuando separan a los bebés de sus madres tras el parto o aconsejan a las madres el empleo de sucedáneos de la leche. Muchos centros no facilitan información a las mujeres sobre los beneficios de esta práctica.

Sin embargo, la lactancia materna alberga muchos beneficios. La leche materna es el alimento ideal para los lactantes, pues aporta los nutrientes que necesitan para un desarrollo saludable y les confiere los anticuerpos contra las enfermedades infantiles comunes. El amamantamiento también fomenta los vínculos, que pueden ayudar a las madres adolescentes y otras mujeres vulnerables a resistir frente a la presión social de renunciar a sus bebés.

La Iniciativa de los hospitales acogedores para el bebé

La Iniciativa de los hospitales acogedores para el bebé –un esfuerzo conjunto de la OMS y UNICEF– garantiza que se enseñe a las mujeres la importancia de la lactancia materna, además de asegurar que los hospitales mantengan la normativas y prácticas internacionales. La Iniciativa también capacita al personal de la maternidad y posibilita a las madres el regreso a la habitación del hospital, o permanecer en contacto estrecho, con sus bebés durante las primeras horas después del nacimiento.

UNICEF brinda actualmente apoyo a 30 maternidades de Rumania que están en proceso de homologación para ser centros acogedores con el bebé.

St. Pantelimon se ha aliado con UNICEF desde el lanzamiento de esta iniciativa en el país. "Este hospital tiene una gran responsabilidad y debería recibir más apoyo", afirmó Mouskouri.


 

 

Enlaces

Búsqueda