Quiénes somos

Maxim Vengerov

Imagen del UNICEF
© Photo: Tibor Rauch
"Ayudar a los niños en dificultades y compartir la música clásica con los jóvenes es quizás la mayor responsabilidad de mi vida". Maxim Vengerov.

Ampliamente considerado uno de los artistas más dinámicos del mundo, el Maestro Maxim Vengerov ha dirigido conciertos con eminentes orquestas y aforo completo en cada ciudad importante del mundo. El 15 de julio de 1997, el virtuoso violinista y director se convirtió en el primer intérprete de música clásica nombrado Embajador de Buena Voluntad de UNICEF.

“Conozco lo que significa la música para los niños y la alegría que puede aportarles incluso en las más difíciles circunstancias. Si consigo conmoverlos y, quizá, darles alguna inspiración me sentiré plenamente orgulloso”.

Antes de su nombramiento oficial, Vengerov había dado conciertos benéficos en pro de la infancia en varios países europeos. En su primera visita oficial sobre el terreno de UNICEF viajó a Bosnia y Herzegovina en diciembre de 1997, donde fue testigo de los proyectos de agua y salud respaldados por UNICEF. Interpretó asimismo con y para los niños en escuelas de música alrededor de Sarajevo. Durante su cargo como Embajador de Buena Voluntad de UNICEF, Vengerov ha brindado su apoyo desinteresado para la recaudación de fondos y la defensa de la labor de UNICEF en todo el mundo; y ha ayudado a inspirar a niños por medio de la música.

Actividades destacadas

Maxim Vengerov nació en Novosibirsk, la capital de Siberia occidental. Dio su primer recital a la edad de cinco años y ejecutó su primer concierto con orquesta cuando tenía sólo seis años. En 1990, a la edad de 15 años, inició su carrera profesional después de ganar el afamado concurso internacional de violín de Carl Flesch. Después de aquel triunfo, se forjó rápidamente una reputación en las capitales musicales del mundo.

Vengerov ha ganado prestigiosos concursos internacionales, colaboró con los mejores directores de orquesta del mundo y registró el repertorio de violín entero para varias casas discográficas prominentes, recibiendo numerosos premios y nominaciones, incluido al de mejor artista del año de los premios Grammy y Gramophone. Es catedrático honorario de muchos conservatorios superiores en todo el mundo, incluida la Royal Academy de Londres.

Vengerov es uno de los intérpretes más solicitados de música clásica y a menudo es comparado con los grandes violinistas del pasado. En los últimos años ha centrado su atención en la dirección con gran aclamación de la crítica.

Cuando no está de gira, Vengerov reside en Mónaco.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ00-0822/BRONSTEIN
En la remota población de Baan Nong Mon Tha, niños de la etnia karen siguen a Maxim Vengerov, en una cadena humana, hasta una escuela administrada por una ONG que cuenta con el apoyo del UNICEF. Tailandia (2000).

Ese mismo año de 1999, Vengerov interpretó el concierto “Para los niños de Kosovo”, en Londres, de recaudación de fondos a beneficio del Comité del Reino Unido pro UNICEF. A continuación inició una misión sobre el terreno en Kosovo, durante la cual ofreció un concierto junto a la Orquesta Filarmónica de Belgrado a beneficio del Hospital de niños con parálisis cerebral, de Belgrado.

En noviembre de 2000, Vengerov viajó a Bangkok (Tailandia) donde visitó un centro de pequeños delincuentes juveniles y un centro que proporciona educación no formal, formación para la vida y otros servicios a beneficio de niños trabajadores.

Durante todo su mandato de Embajador de Buena Voluntad del UNICEF, Vengerov ha contribuido con generosidad a las iniciativas de recaudación de fondos de varios comités nacionales pro UNICEF y ha utilizado tanto sus misiones sobre el terreno como sus giras artísticas para promover los trabajos del UNICEF y traer inspiración a los niños con su música.

Un talento prodigioso

Maxim Vengerov nació en 1974 en Novosibirsk, capital de Siberia occidental. Dio su primer recital a la edad de cinco años y su primer concierto con orquesta a los seis.

Vengerov inició su carrera profesional en 1990, a la edad de 15 años, tras vencer en la Carl Flesch International Violin Competition. En la actualidad, es uno de los concertistas más aclamados en el mundo de la música clásica y ha actuado con las principales orquestas y solistas. En 2002, fue nombrado Artista del Año por la revista especializada Gramophone.


 

 

Búsqueda