Quiénes somos

Harry Belafonte

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ94-0304/PRESS
"Para conocer de verdad los progresos que hacemos en favor de los niños, hay que empezar por conocer el número de niños que hay. El mero acto de censar es una expresión de la intención de un país por atender a su pueblo". Harry Belafonte.

Harry Belafonte es conocido en todo el mundo por sus logros como cantante, actor y productor y por su compromiso con los derechos humanos.

Comenzando con el Movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos durante la década de 1950, Belafonte cuenta con un largo y distinguido historial en defensa de los derechos humanos. El 4 de marzo de 1987 fue nombrado Embajador de Buena Voluntad de UNICEF.

Con el paso de los años, la dedicación y generosidad de espíritu de Belafonte ha puesto el listón alto para el papel de Embajador de Buena Voluntad. Ha sido un defensor elocuente en pro de los niños del mundo. Se ha reunido con presidentes, expertos en estrategia parlamentaria y miembros de la sociedad civil para defender la causa de UNICEF y ayudar en la creación de alianzas en favor de los niños. En 1997, UNICEF honró a Belafonte por sus diez años de servicio como Embajador de Buena Voluntad en una ceremonia a la que asistió el entonces Secretario General de las Naciones Unidas Kofi Annan.

En calidad de presidente del Simposio internacional de artistas e intelectuales para niños africanos en Senegal, marcó la pauta en 1987 mediante el mensaje de que los millones de muertes infantiles todos los años podrían prevenirse gracias a medidas simples como la inmunización. Belafonte ha sido franco sobre cuestiones que provocan un perjuicio en las vidas de los niños, con frecuencia alertando a los medios y difundiendo la grave situación de los niños abandonados en Rwanda.

En 2004, después de la abolición las tasas escolares en Kenya, Belafonte visitó este país en representación de UNICEF para evaluar las consecuencias y desafíos pendientes. Posteriormente escribió un contundente editorial en el International Herald Tribune en loor de este logro y con un llamamiento a otros países a hacer lo mismo. Otras de sus labores de defensa de la causa incluyen conciertos especiales y emisiones para procurar fondos para UNICEF y promover sus programas. Con frecuencia apoya la labor de los comités nacionales pro UNICEF de todo el mundo.

Actividades destacadas

© UNICEF/HQ 01-0264/Pirozzi De pie detrás de un grupo de niños, Harry Belafonte y su esposa, Julie, se unen a sus saludos.

Harry Belafonte nació en Harlem (Nueva York) y se trasladó junto a su madre al lugar de nacimiento de ésta, Jamaica, donde descubrió la música que con el tiempo se convirtió en su seña de identidad. Su tercer álbum, Calypso, fue el primer LP en la historia que consiguió vender un millón de ejemplares.

Desde entonces, Belafonte ha dado conciertos ante salas rebosantes de público en todo el mundo. El público estadounidense pudo aplaudirlo por primera vez, en Broadway, en la obra de John Murray Anderson Almanac (1953), por la que se le concedió el Premio Tony. A partir de ahí, inició una carrera en Hollywood que duraría cinco decenios. Belafonte fue el primer ciudadano afroamericano que ganó un Premio Emmy por su programa especial de televisión Tonight with Harry Belafonte (1959), primero de una serie de programas especiales para televisión que produjo.

En 1960 fue nombrado asespr cultural de los Peace Corps. Belafonte comenzó la campaña y era el organizador de la grabación con multitud de artistas de "We Are the World", tema que ganó el premio de Grammy en 1985 para el disco del año y recaudó millones de dólares para la ayuda de emergencia en África.

El entonces presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, le concedió en 1994 la National Medal of the Arts por su extraordinaria contribución al mundo de las artes en Estados Unidos. En 2000, recibió el Ronald McDonald House Charities’ 2000 Award of Excellence en reconocimiento de su labor humanitaria. Harry Belafonte es recibió en 2006 el galardón honorífico del premio Impact Award otorgado por la revista de la Asociación estadounidense de personas jubilads a aquellos que han realizado una extraordinaria labor humanitaria.

Belafonte vive en Nueva York.


 

 

Búsqueda