Quiénes somos

El Embajador de UNICEF, Novak Djokovic, celebra la temporada vacacional con el apoyo para la infancia

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2011-1502/Babic
El Embajador Nacional de UNICEF para Serbia, Novak Djokovic, firma autógrafos en las manos de los niños durante su visita al parvulario Pcelica ("abejita") en Smederevo (Serbia).

Por Malene Jensen

NUEVA YORK, EE.UU., 21 de diciembre de 2011. El jugador de tenis con el primer puesto en la clasificación mundial, Novak Djokovic, continúa lanzando "aces" por la infancia. El Embajador Nacional de UNICEF para Serbia celebró la temporada vacacional prestando su voz y su apoyo financiero para los niños vulnerables tanto de su Serbia natal como del resto del mundo.

En diciembre, el ganador del Grand Slam donó 100.000 dólares estadounidenses para respaldar la educación de la primera infancia en Serbia. Asimismo, Djokovic brindó su apoyo para la promoción de la campaña de tarjetas y regalos de UNICEF en Serbia, con el fin de recaudar fondos para algunos de los niños más vulnerables de todo el mundo.

“Espero que mi donación y mi apoyo ayuden a marcar la diferencia en las vidas de los niños pequeños de toda Serbia, especialmente las de aquellos que tienen menos oportunidades para desarrollar plenamente su potencial", afirmó Djokovic. "Establecer unos cimientos sólidos durante los primeros años de la vida de un niño no sólo le ayudará a alcanzar su potencial plenamente sino que también dará como resultado la creación en conjunto de mejores sociedades".

La educación de la primera infancia: centro de atención

Desde su nombramiento en agosto como Embajador Nacional de UNICEF para Serbia, la estrella del tenis ha continuado con la defensa de los derechos del niño abogando por algunos de los niños más vulnerables de Serbia. Prestó especial atención a la concienciación acerca de la necesidad de mejorar la educación de los niños en edad preescolar.

En septiembre, Djokovic visitó una guardería infantil en Smederevo, próxima a Belgrado, que alberga a los grupos más marginados de Serbia, incluidos los niños con discapacidad y los que viven en asentamientos romaníes.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2011-1523/Babic
El Embajador Nacional de UNICEF para Serbia, Novak Djokovic, firma pelotas de tenis en el parvulario Pcelica ("abejita") de Smederevo (Serbia).

"Todos los niños tienen derechos"

Djokovic comenzó a jugar al tenis a la edad de cuatro años y debutó profesionalmente a los 16. Después ganó múltiples títulos de Grand Slam individuales, el Open de Australia en 2008 y 2011, así como el campeonato de Wimbledon en 2011. En diciembre y tras ganar tres de los cuatro títulos de Grand Slam, Djokovic fue seleccionado campeón mundial de tenis de 2011 en la categoría masculina por la Federación Internacional de Tenis.

Fuera de la pista, Djokovic cede su tiempo y sus esfuerzos para recaudar fondos y crear conciencia acerca de algunos de los niños más vulnerables del mundo.

“Quiero ayudar a los niños de Serbia y de todo el mundo para que puedan hacer realidad sus sueños", comentó. "Todos los niños tienen derechos y esos derechos deben protegerse". UNICEF ha estado presente en Serbia durante más de 60 años para proteger y promover los derechos de los niños. En su esfuerzo junto con el gobierno y sus aliados no gubernamentales, UNICEF tiene por objetivo llegar hasta los niños y adolescentes más marginados del país, incluidos los niños de las familias más pobres, niños con discapacidad y aquellos que pertenecen a comunidades de etnia romaní.

Y Djokovic brinda apoyo precisamente para eso.

"UNICEF agradece el compromiso de Novak con los derechos de la infancia y acoge con beneplácito su participación en el desarrollo temprano de los niños más vulnerables, que reviste una importancia capital en Serbia", expuso Judita Reichenberg, Representante de UNICEF en Serbia.


 

 

Búsqueda