Quiénes somos

La Embajadora Buena Voluntad de UNICEF, Mia Farrow, recibe el Premio Inspiración por su labor humanitaria

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2011-1749/Markisz
La Embajadora Buena Voluntad de UNICEF, Mia Farrow, habla durante el almuerzo de entrega del Premio Inspiración de 2011 del Fondo Dag Hammarskjöld para periodistas, en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

Por Malene Jensen

NUEVA YORK, EE.UU., 3 de noviembre de 2011. La Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF y actriz de fama internacional, Mia Farrow, fue homenajeada ayer en las Naciones Unidas, donde recibió el Premio Inspiración del Fondo Dag Hammarskjöld para periodistas por su labor humanitaria, especialmente en apoyo de los niños afectados por los conflictos.

“Estamos honrando a una mujer que dedica sus horas de vigilia para dar voz a quien no la tiene y poner de relieve la miseria de quienes viven en zonas de conflicto”, dijo Evelyn Leopold, presidenta del Fondo Dag Hammarskjöld para periodistas, fundado en memoria del segundo secretario general de las Naciones Unidas, Dag Hammarskjöld, que murió en un accidente aéreo en 1961.

Desde que se unió a UNICEF como Embajadora de Buena Voluntad en 2000, Farrow ha viajado ampliamente para abogar por los derechos de los niños de todo el mundo, con visitas a lugares como Angola, Camerún, la República Centroafricana, Chad, la República Democrática del Congo, Haití, Sudán y Uganda. En agosto visitó el campamento de refugiados de Dadaab, en Kenya, para reunirse con las familias que han huido de zonas en guerra y la hambruna en Somalia.

Abogar por los derechos de los niños

Farrow recibió el premio en nombre de los numerosos niños, niñas y mujeres que ha conocido a lo largo de sus viajes y habló de su asombrosa capacidad de recuperación, así como de la necesidad urgente de seguir llegando a los más vulnerables y marginados, para defender los derechos de todos los niños y niñas.

“En el mundo actual no hay ninguna razón aceptable para que los niños mueran de hambre, para que carezcan de educación, para que tengan que beber agua sucia, morir de VIH/SIDA o estar condenados a una vida de dolor y discapacidad porque no tienen la misma vacuna antipoliomielítica que ha estado disponible para nosotros en el mundo desarrollado durante medio siglo”, expuso Farrow.

Mia Farrow ha aparecido en más de 40 películas, incluida La semilla del diablo/El bebé de Rosemary, y es muy conocida por su trabajo de promoción en apoyo de los niños y niñas desfavorecidos y de sus familias. Asimismo, viaja frecuentemente y realiza campañas por su cuenta para concienciar sobre las cuestiones humanitarias. En 2008, la revista Time la nombró una de las personas más influyentes del mundo.

El consejo de administración del Fondo Dag Hammarskjöld estableció el premio anual en 2006 para honrar aún más el legado del Hammarskjöld mediante el reconocimiento de una persona u organización que encarne su visión. La Reina Noor de Jordania recibió también el Premio Inspiración por su trabajo humanitario y sus opiniones francas en favor de la paz y la justicia mundiales en el Oriente Medio, los Balcanes, Asia central y sudoriental, América Latina y África.


 

 

Búsqueda