Quiénes somos

Agostino Paganini: Operaciones de emergencia

Agostino Paganini es jefe de equipo de sanidad en sanidad para situaciones de emergencia. Ha participado en muchas de nuestras operaciones habituales en este ámbito, pero su carrera de médico no ha sido una carrera convencional. “No había manera de llevar a los pacientes a centros mejor equipados”, nos cuenta sobre su estancia en Uganda. “Así que, a veces, mientras yo operaba un asistente me iba pasando las hojas del manual que tenía abierto en la misma mesa de operaciones”.

Paganini se licenció en medicina y cirugía a la edad de 26 años y comenzó a trabajar en el hospital de su ciudad natal de Varese (Italia). Poco después debió elegir entre hacer su servicio militar o servir como voluntario en un país en desarrollo. Sólo necesitó para decidirse el tiempo de pedirle a su novia, Margaret, que se casase con él. Inmediatamente partió para Uganda, donde su trabajo incluía operar a personas heridas de bala por el ejército del dictador Idi Amin Dada, o con heridas de lanza causadas por ladrones de ganado o simplemente atacadas por hipopótamos, leopardos y búfalos. El resto de su tiempo lo pasaba visitando los poblados con su equipo para inmunizar niños, tratar casos de tuberculosis y de lepra, visitar a embarazadas, realizar pequeñas operaciones quirúrgicas y supervisar los centros de salud.

“Nuestros hijos se divirtieron mucho con el tiroteo”

Durante la guerra entre Uganda y Tanzania, los Paganini vivieron junto a la comunidad local, que les protegió. “Nuestros hijos se divirtieron mucho con el tiroteo”, afirma Paganini. “Y como ya sabían hablar bien el idioma local –el luo– discutían seriamente con sus amigos acholi”.

Un momento importante en la carrera de Agostino Paganini fue en 1980 cuando trabajaba en el Senegal formando parte de un equipo del UNICEF que contribuían a hacer realidad la promesa del Presidente Diouf de alcanzar una tasa de vacunación del 75% en unos meses.

“Por primera vez en mi vida, tomaba parte en una actividad de ámbito nacional para proteger a todos los niños de las enfermedades”, cuenta. “Me considero afortunado de haber participado en esta excepcional movilización. Entretanto, mis cinco hijos añadieron el francés y el wolof a su bagaje cultural”.

In 1996, por primera vez en su vida, Paganini dejó a su esposa y sus hijos para aceptar un puesto como representante del UNICEF en Somalia. Fue otro encargo memorable: “Sigo teniendo ante mí a un joven somalí de Bardera, una ciudad inundada por unas lluvias bíblicas, que se acercaba al helicóptero del UNICEF que traía los primeros auxilios mientras exclamaba: “¡Gracias por no habernos olvidado!'”

Agostino Paganini ha disfrutado de muchos momentos memorables a lo largo de su carrera.

Agostino Paganini: Operaciones de emergencia

 

 

Búsqueda