Quiénes somos

David Gressly: Sin tiempo para el aburrimiento

“La dificultad de trabajar en Abidjan”, dice David Gressly, que fue representante del UNICEF en Guinea antes de hacerse cargo del puesto de oficial principal de operaciones en India, “era que tratábamos de dar apoyo a operaciones de emergencia en otros países mientras Abidjan misma estaba llegando a una situación de emergencia”.

Los representantes del UNICEF necesitan disponer de fuentes fiables. Cuando se produjo el golpe de estado de 1999, en Abidjan (Côte d’Ivoire) donde Gressly era Oficial Regional de Operaciones para el África Occidental y Central, las fuentes no podían ser más fiables.

“Comenzó con una llamada telefónica de mi esposa, que estaba haciendo las compras de Navidad en unos grandes almacenes”, recuerda, “en la que me avisaba de que un grupo de militares acababa de entrar por la fuerza en los almacenes y había comenzado a disparar. Hice algunas llamadas y enseguida me di cuenta de que se había producido un levantamiento militar. Junto al personal de la oficina preparamos la evacuación de ésta”.

“Entretanto, todo el mundo se activó para hacer frente a la crisis. Llenamos las bañeras de agua por si había un corte de suministro, cubrimos las ventanas con mantas para que no pudieran detectar los movimientos en la casa, reducimos las luces para no llamar la atención, conseguimos un pequeño stock de alimentos de una tienda cercana, comprobamos los walkie-talkies. Mis hijos mayores conocen ya bien la rutina”.

Planificar la emergencia

El personal del UNICEF está habituado a lidiar con situaciones como la descrita. Pero hace falta algo más que un golpe de estado o dos para que alguien como Gressly pierda su concentración. Entre uno y otro, Gressly se concentró en la creación de estructuras y sistemas para reforzar la capacidad de respuesta de la oficina regional. El resultado fue que en 2001 el UNICEF pudo desplegar equipos de apoyo en Guinea, Liberia y la República Centroafricana. En Guinea se crearon dos suboficinas, en las que se proporcionaba ayuda a los refugiados, las personas desplazadas y las comunidades de acogida.

“Como representante en Guinea, ahora me beneficio de esa estructura”, afirma Gressly. “Nos permite responder con efectividad sobre el terreno. Hace poco viajé al área de Kissidougou, en el sudeste de Guinea, y las autoridades locales me manifestaron que el UNICEF era el organismo más efectivo en la ayuda de emergencia.

En Liberia, a fin de responder a la entrada repentina de 20.000 refugiados, organizamos un puente aéreo a Monrovia de suministros de primera necesidad además de un equipo de emergencia. Recibimos la solicitud un viernes por la tarde y el domingo ya teníamos los suministros en Monrovia, y pudieron ser entregados a los refugiados el lunes. El UNICEF fue el primer organismo en responder a las necesidades de los refugiados. En la República Centroafricana pudimos hacer lo mismo, enviando suministros de emergencia y un equipo de respuesta rápida desde países vecinos. Una vez más, el UNICEF fue el primer organismo en responder”.  No cabe duda de que David Gressly es un hombre apasionadamente comprometido con su trabajo.
 
“Lo que me parece estimulante en mi trabajo es el potencial que tiene de aportar un cambio efectivo para los niños, a todos los niveles del país”, afirma. “Cada día es diferente, los desafíos cambian a cada momento y no tenemos tiempo para el aburrimiento. Tengo la impresión de tener el empleo perfecto”.


 

 

Búsqueda