Quiénes somos

Un decenio marcando la diferencia para los niños

Imagen del UNICEF
© UNICEF Australia/2003
Margaret Quick, una firme colaboradora del UNICEF.

La septuagenaria Margaret Quick viaja cada día más de una hora desde su casa, en los suburbios de Sydney (Australia), a la terminal internacional de carga del aeropuerto de Sydney como voluntaria del programa del UNICEF Cambio para Bien©.

El UNICEF y las aerolíneas internacionales se han asociado durante años para proporcionar a los pasajeros una manera adecuada de ayudar a los niños del mundo. Por medio del programa Change for Good®, establecido por el UNICEF en 1987, millones de pasajero han hecho donación de sus monedas y sus billetes de banco extranjeros sobrantes a beneficio de los programas que respalda el UNICEF a fin de contribuir a que los niños y niñas disfruten de cuidados sanitarios, agua potable, educación, nutrición y protección de la violencia y los malos tratos. Hasta la fecha se han recogido más de 37 millones de dólares estadounidenses.

En su jornada, la señora Quick clasifica y contabiliza la moneda extranjera donada por los viajeros de la compañía Qantas. En 2002, la señora Quick y sus compañeros voluntarios contabilizaron y clasificaron más de 50 toneladas de monedas y billetes, por un valor total de 800.000 dólares.

A pesar de su doble prótesis de cadera, la señora Quick no permite que los tres tramos de escalera que debe subir la separen de su trabajo de voluntaria. Su ayuda al UNICEF no ha desfallecido nunca, y pocas veces ha dejado de ocuparse de su “turno” en el centro de conteo.

La señora Quick ha resultado vencedora del concurso Change for Good® “Big Note” los pasados tres años. Ha clasificado más billetes de 100 dólares que ningún otro voluntario del centro de conteo. La señora Quick es voluntaria del UNICEF desde comienzos del decenio de 1990.

“Es tan importante el trabajo en pro de los niños”. Con estas palabras responde la señora Quick a las felicitaciones que recibe todos los años por su dedicación al UNICEF. “No hacemos gran cosa; todo es para los niños, sabe!”

La señora Quick trabaja junto a su hermana y su esposo, que tienen como ella en torno a los setenta años. La señora Quick nació en Gales y emigró a Australia hace más de veinte años.

Más información sobre la presencia del UNICEF en Australia.


 

 

Enlaces relacionados

Búsqueda