Kenya

Pese a que en Kenya decrece la violencia desatada tras las elecciones, muchas familias continúan desplazadas

Imagen del UNICEF
© UNICEF Kenya/2008/Cameron
Tras verse obligada a abandonar su hogar debido a la violencia postelectoral en Kenya, Lucia Aguda espera con sus hijos en un campamento en Kericho la llegada de un vehículo que los transportará al vecino distrito de Kisii.

NUEVA YORK, Estados Unidos, 11 de enero de 2008 – Los efectos de la violencia postelectoral en Kenya repercuten aún en todo el país. Unas 250.000 personas que debieron abandonar sus hogares necesitan alimentos, albergue y medicamentos esenciales.

Aunque los combates han disminuido en intensidad con respecto al nivel de violencia que reinaba inmediatamente después de las elecciones, a fines de diciembre, la tensión entre los antagonistas políticos pertenecientes a sectores étnicos diversos sigue siendo intensa. El personal de socorro teme que muchas familias desplazadas por el conflicto no puedan regresar en el futuro inmediato a sus hogares, que en muchos casos han sido pasto de las llamas.

En el Parque Jamhuri, que está localizado en Kibera, el mayor tugurio de Nairobi, decenas de familias viven en un espacio que normalmente ocupan puestos de venta de artículos artesanales.

Fatuma Roba, de 22 años de edad, es autora de un Diario Digital de Radio UNICEF y La Juventud Opina, el foro juvenil en línea de UNICEF. Fatuma vive en Kibera, y recientemente visitó ese campamento provisional.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Kenya/2008/Cameron
Varios niños esperan en un granero ubicado en las afueras de la ciudad de Eldoret tras haberse visto obligados a huir de sus hogares. Los niños y sus familias serán trasladados a un campamento provisional que recibe apoyo de UNICEF.

“Les incendiaron la casa”

En el campamento, Fatuma conoció a niños y niñas que no han visto a sus padres desde el comienzo de la violencia. “Están allí, esperando que sus padres –sí están vivos– los vengan a buscar”, informó la joven.

A Fatuma le conmovió profundamente encontrarse con una amiga que había perdido su hogar, que resultó destruido por las llamas provenientes de una pequeña tienda vecina incendiada durante los disturbios.

“Me quedé helada. No puedo ni siquiera explicar lo que sentí”, comentó Fatuma. “Mi amiga, que tiene un bebé, vivía con su hermana. Ambas tenían un quiosco comercial, y cuando alguien incendió el quiosco las llamas se propagaron a la casa, y mi amiga y su hermana se quedaron sin hogar”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Kenya/2008/Cameron
Las familias que se refugian en el campamento de desplazados del Valle del Rift, en Kenya, debieron alejarse de sus aldeas porque sus hogares fueron incendiados por miembros de un grupo étnico rival.

Consecuencias a largo plazo

Mientras tanto, en los alrededores de la ciudad de Nakuru, en el Valle del Rift de Kenya, que es otra zona que sufrió los efectos de la violencia, UNICEF y sus aliados prestan asistencia a entre 20.000 y 30.000 pobladores que se vieron obligados a abandonar sus viviendas.

Linda Beyer, Especialista en Nutrición de la Oficina de UNICEF en Kenya, quien regresó recientemente de una visita a Nakuru, calcula que entre el 40% y el 60% de los desplazados que viven en los campos son niños y niñas. La funcionaria agrega que debido a que no reciben nutrición adecuada y a que carecen de acceso a establecimientos médicos, la salud de esos niños y niñas corre grave peligro.

A la Sra. Beyer le preocupa que la situación de desplazamiento pudiera tener consecuencias negativas a largo plazo para el bienestar de las familias cuya susbistencia depende en circunstancias normales de la agricultura.

“Para que puedan cosechar a tiempo los frutos de la siembra, deberían estar de regreso en sus lugares de origen a mediados de febrero”, explica. “De otra manera, no tendrán tiempo de sembrar ni de reasentarse. Y si no logramos que regresen y recuperen sus medios tradicionales de subsistencia, esta crisis exigirá una respuesta mucho más prolongada”.


 

 

Audio (en inglés)

10 de enero de 2008: Fatuma Roba, autora de un Diario Digital, narra a Radio UNICEF la sorpresa que le deparó su visita a un campamento improvisado de desplazados localizado cerca de Kibera, en Nairobi.
AUDIO escuchar

10 de enero de 2008:
La Especialista de Nutrición de UNICEF Kenya, Linda Beyer, comparte sus preocupaciones por el futuro de los kenianos desplazados.
AUDIO escuchar

La juventud opina

Búsqueda