UNICEF INVIERTE DINERO
DONDE MÁS SE NECESITA:

EN LOS NIÑOS
MENOS FAVORECIDOS
Y SUS FAMILIAS.

A pesar de la persistente crisis económica mundial, las contribuciones en efectivo en 2012 fueron un 8% más altas que el año anterior. Esto demuestra que nuestros donantes siguen confiando en que salvaremos y mejoraremos las vidas de los niños.

 

 

 

 

¿POR QUÉ INVERTIR EN UNICEF?

UNICEF tiene el mandato universal de promover los derechos de todos los niños y las niñas,
especialmente de los que viven en lugares remotos. Cumplimos bien este mandato porque trabajamos
en los países donde más nos necesitan, en situaciones complejas y entornos problemáticos.
Para lograrlo dependemos de nuestros donantes públicos y privados.

TRABAJAMOS EN LOS NIVELES GUBERNAMENTALES
MÁS ALTOS Y EN LAS COMUNIDADES
CON PROGRAMAS DE COOPERACIÓN EN

155 PAÍSES, ZONAS Y TERRITORIOS.


Esta singular combinación de lo que llamamos actividades de “política general” y de “ejecución”
nos permite unir políticas y programas que marcan una diferencia en las vidas de millones de niños y sus familias.

De igual manera, nos permite estar presentes antes, durante y después de las crisis, respondiendo rápida y efectivamente.
Los recursos ordinarios –fondos que no están reservados para un uso particular– son decisivos para llevar a cabo nuestra
tarea. Nos ayudan a hacer efectivos los derechos de todos los niños y las niñas en todas las situaciones. También nos
facilitan la prestación de asistencia dondequiera que se necesite –incluyendo emergencias, situaciones de desastre
o posconflicto– y la reconstrucción durante la etapa de recuperación.

La flexibilidad de los recursos ordinarios hace a la organización más ágil y efectiva de lo que sería si estos recursos no existieran.

GASTO TOTAL POR NATURALEZA DEL GASTO, 2012*
(en millones de dólares)

INGRESO TOTAL DE UNICEF POR FUENTE Y TIPO DE FINANCIACIÓN, 2012*
(en dólares)