Sudán

En la víspera de la independencia, el Gobierno de Sudán de Sur y UNICEF inauguran un nuevo pabellón en el único hospital infantil del país

Imagen del UNICEF
© UNICEF SUDAN/2011/Ashleigh
El domingo Regina sostiene a su hija en el hospital infantil Al Sabbah en Juba (Sudán del Sur), que cuenta con el apoyo de UNICEF, mientras esperan con paciencia que el hermano pequeño John reciba tratamiento contra la desnutrición.

Por Simon Ingram

JUBA, Sudán del Sur, 8 de julio de 2011. A medida que Sudán del Sur se prepara para su independencia, la apertura de un nuevo pabellón en el hospital infantil es un pequeño pero importante paso para abordar los enormes desafíos a los que hacen frente los funcionarios de salud pública de la región.

“Se trata de un muy buen comienzo con miras a la celebración de nuestra independencia”, dijo el Dr. Emmanuel Baya, Ministro de Estado de Salud para el estado Ecuatoria Central, durante la inauguración oficial del nuevo pabellón de 28 camas que se celebró el jueves en el hospital infantil Al Sabbah de la capital, Juba.

Una nueva vía de supervivencia

Establecido por el gobierno de Kuwait en 1983, el hospital sigue siendo el único centro especializado en el tratamiento infantil de Sudán del Sur. En los últimos años se ha sometido al hospital a una amplia renovación, con financiación de UNICEF, la Unión Africana y otros donantes.

Imagen del UNICEF
© UNICEF SUDAN/2011/Ashleigh
Konga Scobia sentada con su hijo Domonic Doko dentro del pabellón para niños que sufren a causa de la desnutrición en el hospital infantil Al Sabbah en Juba (Sudán del Sur).

Los niños que sufren de desnutrición, paludismo, neumonía y diarrea forman la mayoría de los pacientes. Con 100 camas disponibles ahora, incluido el nuevo pabellón, el hospital también trata a 150 pacientes ambulatorios todos los días.

Un difícil camino por delante

Reforzar el sistema de salud pública –reducido después de años de conflicto, abandono y falta de inversión– será una de las principales prioridades para el gobierno de este nuevo país.

El ministro federal de salud, Dr. Luka Monoja, dijo que la falta de infraestructura material y una escasez igualmente grave de recursos humanos capacitados son los principales problemas a los que hace frente el gobierno.

Imagen del UNICEF
© UNICEF SUDAN/2011/Ashleigh
El Dr. Emmanuel Baya, Ministro de Estado de Salud del estado de Ecuatoria Central en Sudán del Sur, el Director de la oficina de UNICEF en Sudán del Sur, el Dr. Yasmin Ali Haque, y el Dr. Justin Bruno, jefe del hospital infantil Al Sabbah, recorren las instalaciones del hospital durante la inauguración de un nuevo pabellón en Juba.

El Director de la oficina de UNICEF en Sudán del Sur, Dr. Yasmin Ali Haque, dijo que la ampliación del hospital infantil cumplirá también una importante función pedagógica, al capacitar a trabajadores de la salud comunitarios, madres y cuidadores en métodos simples pero eficaces para mejorar la salud infantil.

“Es en esta esfera en la que debemos seguir apoyando a Sudán del Sur, simplemente en la tarea de realizar los avances más básicos para garantizar que todos los niños y niñas estén completamente vacunados, para garantizar que todos los niños y niñas puedan dormir bajo mosquiteros, que tienen acceso a agua potable y saneamiento y que no corren peligro de sufrir desnutrición grave”.

El Dr. Haque hizo hincapié en que esto era solamente una primera medida, ya que se necesita hacer mucho más para apoyar a los niños y niñas de Sudán del Sur. “Es muy importante que seamos capaces de demostrar que (una atención infantil eficaz) es posible incluso en las zonas más remotas donde es todavía más necesaria”.


 

 

Búsqueda