Panorama: Níger

La escasez de alimentos afecta a los niños y niñas de Níger

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ93-1898/ GIACOMO PIROZZI
Dos mujeres del grupo étnico Peul Bororo, en la aldea de Kehene, Níger, muelen millo en un mortero con pistaderos de madera.

Por Jane O’Brien

NUEVA YORK, 2 de junio de 2005 – Cientos de miles de niños y niñas en Níger enfrentan un problema de desnutrición grave debido a la escasez de alimentos. Las plagas de langostas consumieron la mayor parte de las cosechas del año pasado y el ganado murió de hambre y de sed porque la sequía arrasó los pastizales.

Aun antes de la crisis actual, alrededor de un 40% de los niños de Níger ya padecían de atrofia de moderada a grave (uno de los índices de la mala nutrición). Karim Adjibade, representante de UNICEF en Níger, dice que ahora el número que necesita ayuda inmediata se ha triplicado.

 “Los niños se están muriendo. La desnutrición no es la única causa, pero contribuye. Estos niños tienen paludismo y otras enfermedades, y la desnutrición se destaca sobre todas. En los centros de alimentación terapéutica vemos morir a dos o tres niños todas las semanas”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ93-1898/ GIACOMO PIROZZI
Dos mujeres del grupo étnico Peul Bororo, en la aldea de Kehene, Níger, muelen millo en un mortero con pistaderos de madera.

UNICEF se ha sumado a una solicitud de las Naciones Unidas de 16,5 millones de dólares. UNICEF necesita más de un millón de dólares para comprar cereales y suplementos alimentarios enriquecidos para niños y niñas. La organización también le enseña a las comunidades a detectar los primeros síntomas de la desnutrición y tomar medidas preventivas.

“Enseñamos a las comunidades a ver los síntomas de la desnutrición en los niños y a hacer mejores comidas y a darles suplementos alimentarios. También los ayudamos a generar ingresos para que puedan tener un mayor acceso a la comida”, dice Adjibade.

Alrededor de la cuarta parte de todos los niños de Níger mueren antes de cumplir los cinco años de edad. La tasa de mortalidad infantil es una de las más elevadas del mundo. Se cree que unos 150.000 niños y niñas padecen en la actualidad de desnutrición grave y otros 650.000 han llegado a ser en extremo vulnerables.

Las familias de Níger viven de año en año en dependencia de la próxima cosecha para sobrevivir. Una mala temporada puede llevar al país a la crisis, y la situación se agravará aún más este año si hay otra sequía o se produce otra invasión de langostas.


 

 

Audio (en inglés)

2 de junio de 2005:
La escasez de alimentos en Níger afecta más a los niños

Búsqueda