Myanmar, República de la Unión de

Las voluntarias formadas por UNICEF promocionan la lactancia materna exclusiva en la República de la Unión de Myanmar

Imagen del UNICEF
© UNICEF Myanmar/2011/Thaung
Daw Than Than Sein, de 62 años, se ha convertido en una defensora de la lactancia materna exclusiva en la aldea de Zay Taung del término municipal de Phyu, en Myanmar. Según ella, su nieto de cuatro meses, Yar Pyate Oo, es mucho más sano que su hermano gracias a la lactancia materna.

Por Angela Thaung

PHYU, Myanmar, 26 de abril de 2011. Daw Than Than Sein, de 62 años, tiene una gran experiencia en lo que se refiere a la crianza de niños. Tiene 10 hijos y 8 nietos.

Para alimentar a sus hijos siguió las tradiciones locales de alimentación infantil: leche materna complementada con agua y miel para los recién nacidos, sustituyéndola por polvo de arroz casero soluble cuando cumplían cuatro meses.

Hace cinco meses las voluntarias formadas por UNICEF llamaron a su puerta en la aldea de Zay Taung en el municipio de Phyu. La opinión de Sein sobre la lactancia materna ha cambiado radicalmente desde entonces.

“Las voluntarias vinieron a mi casa para informarnos sobre el amamantamiento exclusivo, lo que significa alimentar a los niños únicamente con leche materna, eliminando incluso el agua”, explicó.

Romper con las tradiciones

Las abuelas de Myanmar representan la principal influencia en las madres a la hora de decidir si amamantar o no exclusivamente a sus bebés. Las prácticas tradicionales de alimentación infantil –a menudo influidas por mitos y conceptos erróneos– han impedido el amamantamiento exclusivo. Como consecuencia, muchos niños y niñas han perdido la oportunidad de comenzar sus vidas saludablemente.

Tras varias visitas de las voluntarias, la señora Sein decidió apoyar a su nuera para que amamantase exclusivamente a su bebé, el octavo y menor de sus nietos, Yar Pyate Oo. Ahora se le está amamantando exclusivamente y le han puesto como apodo El Niño Experimento, además de servir de ejemplo en la comunidad para el amamantamiento exclusivo.

“A lo largo de toda mi vida he criado y cuidado de mis hijos así como de mis nietos, pero me doy cuenta de la diferencia con Yar Pyate Oo”, dice Sein. “Él está más sano que su hermano”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Myanmar/2011/Thaung
Yar Pyate Oo sirve de ejemplo para poner de relieve los beneficios del amamantamiento exclusivo en la aldea de Zay Taung, Myanmar.

La madre de Yar Pyate Oo dice que es más vivaz y también observa la diferencia con su hermano de tres años. “Aunque mi hijo mayor recibió desde que nació una buena alimentación, medicamentos y atención, sufrió diarreas, problemas respiratorios, trastornos del sueño y todavía ahora padece algunas dolencias”, dijo Chaw Sandar Oo, de 26 años.

Voluntarias formadas

Myo Myo tiene 51 años y es una de las voluntarias formadas por UNICEF que trata de hacer cambiar las actitudes de las madres y de personas que puedan influir de manera clave, como Sein, respecto al uso exclusivo de la lactancia materna. “Es más fácil convencer de la importancia del amamantamiento exclusivo a mujeres embarazadas o madres lactantes porque pueden practicarlo y ver fácilmente sus resultados”, expuso Myo Myo.

Sein ahora está tan convencida de los beneficios que está asumiendo la responsabilidad de promover la lactancia materna exclusiva entre las mujeres embarazadas y las abuelas de su comunidad.

Para crear aptitudes y mejorar la capacidad de comunicación de voluntarias como Myo Myo y Sein, UNICEF y el Centro nacional de nutrición dirigido por el Ministerio de Salud de Myanmar, prepararon sólo en el último año a casi 500 comadronas, trabajadoras de la salud y voluntarias de la comunidad.

“Ahora me doy cuenta de que la leche de fórmula para lactantes no ayuda, sino que crea más problemas. Alimentar exclusivamente con leche materna es más fácil y no hace falta lavar los biberones y las tazas”, dice Myo Myo, con poca experiencia sobre el amamantamiento exclusivo antes de asistir al curso de formación de tres días. En la actualidad visita con regularidad los hogares de otras mujeres y habla con las madres lactantes y embarazadas de pueblos alejados.

Divulgación comunitaria

Con fondos del Gobierno de Dinamarca, la oficina de UNICEF en Myanmar ha puesto en práctica desde 2009 una estrategia de comunicaciones que promociona y fomenta las prácticas del amamantamiento exclusivo en Phyu y en los municipios de Oktwin en la región de Bago.

Dicha estrategia consiste en la difusión multimedia a través de televisión, radio, vallas publicitarias y campañas por medio de carteles, junto con comunicaciones interpersonales comunitarias para cambiar los comportamientos locales. Por medio de estas actividades de concienciación y de la formación local de comunicadores dinámicos de primera línea, UNICEF seguirá promocionando mensajes sobre el amamantamiento exclusivo que protejan vidas y aseguren que niñas y niños comiencen las suyas de la mejor manera posible.


 

 

Búsqueda