Mauritania

Alimentando a los niños en el campamento de refugiados de M’bera en Mauritania

Un centro de tratamiento en el campamento de refugiados de M’bera, Mauritania –el mayor campamento para los refugiados que han huido del norte de Mali–, ayuda a las familias de Mali a luchar contra la desnutrición. (Video en inglés)  Véalo en RealPlayer

 

Por Brahim Ould Isselmou

El Informe de 2013 sobre los progresos del compromiso con la supervivencia infantil: una promesa renovada muestra que se han logrado avances importantes en la reducción de la mortalidad infantil en todas las regiones del mundo y en todos los niveles nacionales de ingreso. Sin embargo, es necesario lograr mayores avances para que el mundo cumpla el Objetivo de Desarrollo del Milenio 4, reducir la mortalidad de menores de 5 años en dos tercios para 2015.

Los niños del campamento de M’bera, Mauritania, que ya eran muy vulnerables, corren el riesgo de quedar desnutridos debido a la sequía y la enfermedad. Los centros de tratamiento y las actividades para concienciar a los refugiados sobre las medidas de higiene y los síntomas de la desnutrición les ofrecen la posibilidad de luchar contra esta situación.

CAMPAMENTO DE REFUGIADOS DE M'BERA, Mauritania, 8 de octubre 2013 – Es difícil trabajar bajo el intenso calor del mediodía en el campamento de refugiados M'bera; por ello, las madres llevan a sus hijos al centro para el tratamiento de niños desnutridos temprano en la mañana.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
Un padre sostiene a su hijo en el campamento de M’bera. Aunque los centros de tratamiento se ocupan de la desnutrición, los programas de concienciación evitan que vuelva a suceder.

Cuando Fahnou Walet Ehya llevó primero a su hija, pesaba 6,6 kg y sufría paludismo. Recibió atención médica y alimentación complementaria. Los trabajadores del centro han seguido de cerca su recuperación y ahora pesa 8,1 kg y está saludable.

“Gracias a Dios, mi hija se ha beneficiado mucho de este programa”, dice la Sra. Walet Ehya. “Ahora sólo tiene un pequeño resfriado y algunos efectos del paludismo”.

Desnutrición en M’bera

El campamento de refugiados M'bera se encuentra en el vértice sureste de Mauritania, un lugar remoto cerca de la frontera con Malí. Es el campamento de refugiados más grande establecido para las personas que huyen del conflicto en el norte de Malí; la población del campamento es de 75.261 personas. Más de la mitad de los refugiados son niños, y se enfrentan a una serie de dificultades y peligros que incluyen la desnutrición.

La desnutrición entre los niños del campamento tiene varias causas. Tanto el campamento de M'bera como las regiones de las que los refugiados han sufrido los efectos de la crisis alimentaria del Sahel. Estas son las poblaciones vulnerables, y enfermedades como el paludismo, las infecciones respiratorias y las enfermedades diarreicas pueden causar que los niños como la hija de la Sra. Walet Ehya queden rápidamente desnutridos.

La enfermera jefe Ely Ould Taleb ha tratado a cientos de niños que sufren de desnutrición. “Los niños tienen una gran cantidad de problemas, sobre todo de higiene”, dice. “Hay una gran falta de higiene, y hay muchos casos de diarrea, especialmente entre los niños menores de 5 años”.

Aumentar la concienciación para salvar vidas

La incidencia de la diarrea, las infecciones respiratorias y el paludismo puede reducirse radicalmente mediante el uso de intervenciones sencillas y asequibles. UNICEF y sus aliados están distribuyendo mosquiteros y jabón, y educan a la comunidad sobre su importancia y sobre la forma en que deben utilizarlos más eficazmente para evitar que los niños se enfermen y sufran de desnutrición.

Uno de los lugares donde las madres pueden aprender acerca de la higiene es en los espacios amigos de la infancia que UNICEF ha establecido en los centros de nutrición. Tafinafin Walet Attaher, de la ONG INTERSOS, trabaja con UNICEF para educar a las madres y realizar talleres con los niños que se recuperan de la desnutrición. También enseña a los padres a reconocer los síntomas que revelan la enfermedad de sus hijos y la necesidad de que reciban tratamiento.

“Todos los días les educo para que traigan a los niños de nuevo antes de que vuelvan a recaer, para poder tratarlos a tiempo. Cada vez que ven a los niños deshidratados los traen a tiempo”, dice.

Junto con el ACNUR, el PMA, Médicos Sin Fronteras y otros aliados en el sector de la nutrición, UNICEF está marcando la diferencia en favor de los niños refugiados en M'bera y ayudando a las madres y a las comunidades a lograr mejores resultados para la salud y la nutrición de sus hijos.


 

 

Fotografía UNICEF: Compromiso con la supervivencia infantil

Búsqueda