Malawi

El sistema de mensajería por telefonía móvil acelera la recopilación de datos y la respuesta en Malawi

Imagen del UNICEF
© UNICEF Malawi/2008
Los agentes sanitarios miden el perímetro braquial de Brenda Jumbe, de 3 años de edad, en el centro médico Chiwamba de las afueras de Lilongwe. El sistema RapidSMS permite que esta información sea rápidamente transmitida desde el centro médico al Ministerio de Salud de Malawi para análisis y respuesta.

Por Stanley Chitekwe y Victor Chinyama

LILONGWE, Malawi, 5 de enero de 2010 - El servicio de mensajería por telefonía móvil (SMS) resulta ser un gran aliado en la batalla de Malawi para contener la desnutrición y mejorar las vidas de los niños del país.

Desde enero de 2009, UNICEF -en colaboración con la Universidad estadounidense de Columbia- ha estado apoyando al Gobierno de Malawi en el uso de RapidSMS con carácter experimental para la vigilancia de la nutrición en tres lugares diferentes: los distritos de Dedza, Salima y Kasungu.

El proyecto pretende reducir enormemente el tiempo necesario para la recopilación de datos en centros médicos y la transmisión de información a las oficinas de salud a escala distrital y nacional. Pretende asimismo mejorar el intercambio de datos, la validación de datos inmediata, y la mejora de la capacidad de los dietistas para proporcionar una respuesta en tiempo real a los trabajadores de la salud sobre las necesidades de tratamiento de cada niño.

Ahorrar tiempo, salvar vidas

David Banda es un trabajador de la salud que, gracias al proyecto, ahora usa su teléfono móvil para registrar y transmitir la información nutricional de los 70 o más niños menores de cinco años que supervisa cada mes.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Malawi/2008
A los ayudantes de vigilancia de la salud les resulta más fácil utilizar el sistema RapidSMS y más eficiente en la transmisión de la información nutricional.

“No tengo otros medios para enviar la información,” dijo él. “No tenemos fax en esta aldea remota”.

Antes de que se introdujera el sistema RapidSMS, Banda solía pedalear 30 kilómetros todos los meses para entregar los cuestionarios de seguimiento completados a la oficina de salud del distrito, y no recibía ninguna respuesta. En su carrera de 20 años, nunca imaginó que llegaría el día en que la transmisión de información se haría pulsando un botón.

Cuando su centro médico fue elegido para formar parte del programa piloto de RapidSMS, Banda y sus compañeros ayudantes de supervisión recibieron capacitación in situ durante aproximadamente tres horas sobre el modo de registrar y enviar la información. Asimismo, se distribuyeron un cartel y una tarjeta con instrucciones proporcionados para su consulta rápida.

Mejora del suministro de información nutricional

Los teléfonos móviles que usan Banda y sus compañeros trabajadores de la salud están conectados a un ordenador a escala nacional. Mediante el uso del programa de código abierto, se programa el ordenador para efectuar el análisis de datos básicos y su representación gráfica, y éste es capaz de enviar respuestas sobre el estado nutricional de cada niño vía SMS.

Según un informe de la Universidad estadounidense de Columbia, los resultados preliminares del programa experimental son muy alentadores. El sistema RapidSMS ha dado como resultado una mejora del suministro de información nutricional y una reducción de errores, que son inferiores al tres por ciento.

“Malawi está determinado a desplegar el uso de RapidSMS en todos los distritos para abordar los desafíos de la desnutrición”, dijo la Dra. Mary Shawa, Secretaria Directora responsable de la nutrición en la Oficina del presidente de Malawi.

Por su parte, Banda y sus colegas están entusiasmados de recibir respuesta y pueden, por lo tanto, derivar a los niños para alimentaciones especializadas conforme surgen esas necesidades.


 

 

Búsqueda