Nutrición

Micronutrientes

¿Cuál es la función de los micronutrientes en la nutrición?

Los micronutrientes –también conocidos como vitaminas y minerales– son componentes esenciales de una dieta de alta calidad y tienen un profundo impacto sobre la salud. Aunque sólo se necesitan en cantidades ínfimas, los micronutrientes son los elementos esenciales para que el cerebro, los huesos y el cuerpo se mantengan sanos.

Junto con la lactancia materna, consumir una amplia gama de alimentos ricos en nutrientes es la manera ideal de que los niños pequeños obtengan los micronutrientes esenciales en sus dietas. Pero en muchas partes del mundo, las dietas de los niños no contienen suficientes micronutrientes y las carencias son generalizadas.

Las carencias de micronutrientes se califican a menudo como “hambre oculta”, porque se desarrollan gradualmente con el tiempo, y sus efectos devastadores no se observan hasta que ya han causado un daño irreversible. Aunque puede que el niño se vaya a dormir todas las noches con el estómago lleno, las carencias de micronutrientes significan que su cuerpo está todavía hambriento de una buena nutrición.

Millones de niños sufren retraso en el crecimiento, retraso cognitivo, debilidad inmunológica y enfermedades como resultado de las carencias de micronutrientes. Para las mujeres embarazadas, la falta de vitaminas y minerales esenciales puede ser catastrófica, y aumenta el riesgo de que sus hijos sufran bajo peso al nacer, defectos de nacimiento, abortos e incluso la muerte.

¿Cuáles son las principales carencias?

La principal causa de daño en el cerebro de los niños que es posible evitar es la carencia de yodo. Sus efectos más devastadores ocurren durante el período de desarrollo fetal y en los primeros años de vida de un niño. A nivel mundial, un 30% de la población mundial vive en zonas con carencia de yodo1.

La carencia de vitamina A afecta a un tercio de los niños que viven en contextos de bajos y medianos ingresos, principalmente en África subsahariana y Asia meridional2. La carencia de vitamina A debilita el sistema inmunológico y aumenta el riesgo de que el niño contraiga infecciones como el sarampión y las enfermedades diarreicas, y de que muera a causa de ellas.

La carencia de hierro puede ocasionar la anemia, que aumenta el riesgo de hemorragia y de sufrir una infección bacteriana durante el parto y está implicada en las muertes maternas. A su vez, los bebés pueden nacer prematuramente y sufrir infecciones, problemas de aprendizaje y retraso en el desarrollo. Casi el 40% de las mujeres embarazadas y más del 40% de los niños menores de 5 años de los países en desarrollo son anémicos 3. Se estima que aproximadamente la mitad de estos casos se deben a la carencia de hierro.

La carencia de zinc deteriora la función inmunológica y se asocia con un mayor riesgo de infecciones gastrointestinales. Es también un factor que contribuye a las muertes infantiles por diarrea. La carencia de zinc es especialmente frecuente en países de bajos ingresos debido al consumo escaso de alimentos ricos en zinc y a una absorción inadecuada.

Las carencias de calcio, vitamina D y ácido fólico son una preocupación muy concreta durante el embarazo y pueden conducir a una serie de complicaciones para la salud de la madre y del bebé en crecimiento.

¿Cómo se evitan y tratan las carencias de micronutrientes?

UNICEF apoya las siguientes estrategias para evitar y tratar las carencias de micronutrientes en las mujeres y los niños:

Las estrategias de diversificación dietética ayudan a las familias a acceder a una amplia gama de alimentos ricos en nutrientes. Requieren educar a los cuidadores sobre las prácticas apropiadas de alimentación del lactante y del niño pequeño y mejorar el uso de alimentos disponibles localmente.

Los programas de suplementación aportan micronutrientes específicos que no están disponibles como parte de la dieta habitual. La suplementación es especialmente importante cuando la necesidad de micronutrientes que tiene el cuerpo es especialmente alta, como por ejemplo durante el embarazo, y es difícil satisfacerla solamente con la alimentación. Un ejemplo es la administración de suplementos de hierro y ácido fólico a las mujeres embarazadas, una práctica que puede reducir el riesgo de bajo peso al nacer, la anemia materna y la carencia de hierro.

El enriquecimiento a gran escala es el proceso de añadir micronutrientes a los alimentos o condimentos que son consumidos regularmente por la población, tales como la harina, el azúcar, la sal y los aceites para cocinar. Los programas de enriquecimiento son muy eficaces en la prevención de las carencias de micronutrientes a un costo mínimo –a menudo sólo unos centavos por persona al año. Los programas de yodación universal de la sal y de enriquecimiento de la harina (para agregar hierro) han tenido éxito en el enriquecimiento a gran escala en muchos países.

Los programas de enriquecimiento en el hogar proporcionan a los cuidadores polvos de micronutrientes para que los espolvoreen sobre los alimentos que se preparan para los niños en casa. Esto puede mejorar significativamente la calidad dietética de los alimentos complementarios para los niños de 6 meses a 2 años. El enriquecimiento en el hogar empodera a los cuidadores y les proporciona las herramientas necesarias para mejorar la dieta familiar sin necesidad de realizar un cambio importante en sus prácticas alimentarias.

Estas estrategias, junto con la prevención y el tratamiento de enfermedades infecciosas y la eliminación de parásitos, pueden reducir al mínimo la pérdida de micronutrientes y reducir las carencias de micronutrientes entre los grupos vulnerables.

¿Cuáles son los desafíos?

La causa de las carencias de micronutrientes son factores inmediatos, tales como la ingesta inadecuada de alimentos nutritivos y las enfermedades infecciosas, y factores subyacentes, como la pobreza y los entornos insalubres. Abordar estos factores puede convertirse en un proceso problemático.

Un aumento en la ingesta de alimentos nutritivos puede resultar difícil porque los alimentos ricos en micronutrientes son a menudo caros y no resulta fácil conseguirlos. Para ilustrar esta afirmación, la carencia de hierro es el problema nutricional más generalizado del mundo, pero los progresos para eliminarlo han sido limitados, en parte, porque los alimentos ricos en hierro, como el hígado, las carnes rojas, los huevos, los pescados, el pan integral y las legumbres, no están ampliamente disponibles o no son asequibles para muchas familias.

Las enfermedades infecciosas y las carencias de micronutrientes se agravan mutuamente en un círculo vicioso. Las infecciones agotan los micronutrientes en un momento en que el cuerpo más los necesita. Debido a que tiene muy pocas reservas para recurrir a ellas, el sistema inmunológico se debilita aún más y tiene menos posibilidades de combatir la infección.

Factores subyacentes tales como las prácticas de atención inadecuada y un ambiente insalubre en el hogar, que incluye un abastecimiento deficiente de agua potable y de saneamiento, también amenazan la ingesta de alimentos y aumentan las infecciones.

Llegar a las poblaciones de mujeres y niños más vulnerables es también un desafío, particularmente durante los primeros 1.000 días esenciales del desarrollo, que van desde el embarazo hasta el segundo cumpleaños de un niño.

¿Cómo está respondiendo UNICEF?

La respuesta de UNICEF a las carencias de micronutrientes se realiza en los contextos del desarrollo y de las situaciones de emergencia.

Mejorar la diversidad de la dieta

Proporcionar suplementos

  • Para reducir la mortalidad infantil, UNICEF apoya programas de suplementación con vitamina A para niños entre 6 y 59 meses en los países prioritarios (aquellos con tasas elevadas de mortalidad de menores de 5 años o donde las carencias son un problema de salud pública). Los suplementos se administran a menudo durante los “Días de la salud infantil”, junto a otras intervenciones de salud de alto impacto, como la vacunación y la desparasitación. Estas actividades son particularmente eficaces para llegar a los niños vulnerables en comunidades de difícil acceso y en entornos frágiles con sistemas de salud poco eficaces.
  • UNICEF promueve la importancia de incorporar suplementos de ácido fólico y hierro durante el embarazo y apoya a los gobiernos para ampliar el alcance de esta intervención. UNICEF colabora con sus asociados para desarrollar la formulación múltiple de micronutrientes que se ha puesto a prueba en distintos entornos para reducir la anemia y mejorar los resultados del embarazo4, y ahora está trabajando con sus aliados para elaborar una serie de directrices mundiales sobre esta intervención.

Apoyar la yodación universal de la sal

  • UNICEF orienta a los gobiernos nacionales y los productores de sal del sector privado sobre la implementación de la yodación universal de la sal, y promueve esta práctica.
  • Como miembro de la Red Mundial de Yodo, UNICEF contribuye a las políticas y normas sobre la nutrición a base de yodo.

Promover otras formas de enriquecimiento a gran escala

  • Además de la sal, UNICEF apoya a los gobiernos nacionales para desarrollar programas de enriquecimiento de alimentos con vitamina A, hierro y ácido fólico. Una parte importante de este trabajo consiste en promover una legislación que declare la obligatoriedad del enriquecimiento de alimentos, garantizando su acceso al mayor número posible de personas.
  • A nivel mundial, UNICEF trabaja para establecer el programa mundial de enriquecimiento de alimentos y proporcionar orientación sobre la mejora de los sistemas de supervisión.

Apoyar los programas de enriquecimiento en el hogar

  • UNICEF es uno de los principales partidarios en todo el mundo de los programas de enriquecimiento en el hogar. Esto incluye suministrar polvos de micronutrientes, promover la adopción de políticas, crear demanda y establecer estrategias para el cambio de comportamiento a fin de llegar a las poblaciones seleccionadas y asegurar que los programas sean rigurosamente monitoreados y evaluados.
  • UNICEF copreside el Grupo técnico asesor de enriquecimiento en el hogar, una red mundial de partes interesadas encargadas de prestar apoyo en la ejecución de programas eficaces de enriquecimiento en el hogar.

 

 

________________

1 Iodine Global Network, www.ign.org
2 Stevens et al, Lancet Global Health, 2015: 3: e528-36
3 Stevens et al; Lancet Global Health julio de 2013: e16-25
4 Multiple Micronutrient Supplementation During Pregnancy in Developing Country Settings, Food and Nutrition Bulletin 2009 Volumen 30, Número 4 - http://www.ingentaconnect.com/content/nsinf/fnb/2009/00000030/a00404s4/art00010


 

 

Búsqueda