Nutrición

Alimentación de lactantes y niños pequeños

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ93-0269/Roger Lemoyne
Una mujer sonríe a su bebé mientras le da el pecho en Hospital de Maternidad e Infantil Paz Internacional de Shanghai, China.

Alimentación del lactante y el niño pequeño

Conforme a la estrategia mundial sobre alimentación de lactantes y niños (OMS-UNICEF 2003), el objetivo general que persigue UNICEF con este programa es proteger, promover y apoyar unas prácticas óptimas de alimentación de los lactantes y los niños y niñas de corta edad. El efecto esperado es la mejoría del estado nutricional, la salud, el crecimiento, el desarrollo, y, en última instancia, la supervivencia, de los lactantes y los niños y niñas de corta edad.

Es un hecho ampliamente reconocido que el tiempo que media desde el nacimiento hasta los dos años de edad constituye la “ventana crítica” para promover la salud, el crecimiento óptimo y el desarrollo conductual. Así pues, durante esta época es fundamental la buena alimentación del lactante y del niño y niña de corta edad. Una buena alimentación del lactante y el niño o niña de corta edad significa enseñar a las madres a iniciar la lactancia materna a la hora siguiente de dar a luz, a emplear la lactancia materna como método exclusivo de alimentación durante los seis primeros meses de vida del bebé, y, a partir del sexto mes, a continuar con la lactancia materna durante dos años o más, en combinación con una alimentación complementaria apropiada, eficaz, segura y adecuada a la edad del niño o niña. La nutrición materna también es importante para asegurar el buen estado nutricional del lactante y para salvaguardar la salud de las mujeres.

Situación

El empleo de la lactancia materna como método exclusivo de alimentación es el modo perfecto de proveer los mejores alimentos al bebé durante los primeros seis meses de vida, y beneficia a los niños y niñas de todo el mundo. Pero la lactancia materna es mucho más que sólo alimentos, ya que los niños y niñas lactantes son menos proclives a morir de diarrea, de infecciones respiratorias agudas y de otras enfermedades. La lactancia materna potencia el sistema inmune de los bebés y contribuye a protegerles de enfermedades crónicas de la edad adulta como la diabetes y la obesidad. Según la serie de The Lancet sobre nutrición, 2008 , la lactancia materna deficiente sigue siendo la causa de cerca de 1,4 millones de muertes anuales de niños y niñas menores de cinco años. Los datos más recientes indican que sólo un 38% de los niños y niñas de entre 0 y 5 meses del mundo en desarrollo se alimentan exclusivamente de leche materna, que sólo la mitad de los bebés de entre 6 y 9 meses se alimentan de leche materna y reciben alimentos complementarios, y que sólo el 39% de los niños y niñas de entre 20 y 23 meses continúan tomando leche materna.

Una alimentación complementaria adecuada de los niños y niñas de entre seis meses y dos años es particularmente importante para el crecimiento y el desarrollo y para prevenir la desnutrición. La desnutrición en la infancia sigue siendo un acuciante problema de salud en las situaciones de recursos escasos. Aproximadamente una tercera parte de los niños y niñas menores de cinco años de los países en desarrollo padecen retraso en el crecimiento (poca altura en relación a su edad), y un gran número de ellos registran también deficiencias de uno o más micronutrientes. Esto significa que, a la vez que continúan lactando, es preciso añadir a su dieta cantidades suficientes de alimentos de gran calidad y ricos en nutrientes. Existen indicios de que las prácticas de alimentación complementaria son generalmente pobres en la mayoría de los países en desarrollo, lo cual significa que hay muchos niños y niñas que continúan siendo vulnerables a afecciones como el retraso en el crecimiento y el desarrollo cognitivo deficiente, y que se encuentran expuestos a un riesgo mayor de padecer enfermedades infecciosas como la diarrea y la neumonía.

Actuación

Se ha calculado que llegar a más del 90% de los bebés mediante un módulo de intervenciones destinadas a proteger, promover y reforzar unas prácticas óptimas de alimentación del lactante y el niño o niña de corta edad puede contribuir a reducir la mortalidad infantil total en cerca de una quinta parte. Las prácticas óptimas de lactancia materna, en especial la lactancia materna como método exclusivo de alimentación hasta los 6 meses de edad,  pueden incidir en la supervivencia infantil más que ninguna otra práctica individual, pudiendo prevenir 1,4 millones de muertes de menores de cinco años en el mundo en desarrollo (Lancet 2008). Un 6% más, equivalente a cerca de 600 muertes de menores de cinco años, pueden prevenirse asegurando una alimentación complementaria óptima (Lancet 2003).

La estrategia y las actividades de UNICEF en apoyo de la alimentación del lactante y el niño pequeño subrayan la importancia de un enfoque multisectorial destinado a mejorar la salud y la nutrición a través del Plan Estratégico a Medio Plazo, consistente en la ampliación de módulos de intervenciones basados en pruebas. Dicha estrategia se basa en la Declaración Innocenti sobre la protección, la promoción y el apoyo del amamantamiento de 1990, en la Declaración Innocenti sobre la alimentación del lactante y el niño pequeño de 2005 y en la Estrategia mundial para la alimentación del lactante y del niño pequeño. Mediante estos esfuerzos, UNICEF reconoce los derechos de los niños, niñas y familias, incorporando actividades de eficacia demostrada para promover y apoyar las acciones de gobiernos y organizaciones no gubernamentales en tres ámbitos: el comunitario, el nacional y el de los sistemas sanitarios. Haga click en los vínculos siguientes si desea leer más sobre las cuestiones y acciones relacionadas con:

La lactancia materna
La alimentación complementaria
La iniciativa de los hospitales acogedores para el lactante
El código internacional de comercialización de sustitutos de la leche materna y otras medidas legislativas
El VIH y la alimentación del lactante
La alimentación del lactante en situaciones de emergencia

© UNICEF/HQ95-0355/ Charton Una madre amamanta a su bebé mientras la abuela observa. Myanmar.

 

 

Vídeo (en inglés)

31 julio de 2008: la corresponsal de UNICEF Elizabeth Kiem informa del papel que cumplen los grupos de apoyo en la promoción de la lactancia materna como método exclusivo de alimentación.
 VÍDEO alta | baja>

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda