Nutrición

Nutrición y VIH/SIDA

En materia de VIH/SIDA y nutrición, el UNICEF tiene un objetivo triple: ayudar a las madres infectadas con el VIH a tomar decisiones con conocimiento sobre la alimentación de los lactantes, prestar apoyo para las necesidades nutricionales de la infancia que vive con el VIH y asistencia para los millones de niños y niñas huérfanos o vulnerables debido al virus.

Según las estimaciones de las Naciones Unidas:

  • En 2007, dos millones de niños y niñas con edad inferior a los 15 años viven con el VIH de un total de población estimado de 33 millones en todo el mundo.
  • El número de personas que contrajeron el VIH en 2007 ascendió a 2,7 millones, de las cuales, 370.000 eran niños con edad inferior a los 15 años.
  • En 2007, un 1,5 millones de embarazadas vivían con el VIH en países de ingresos medios y bajos.
  • El África subsahariana alberga el 90% de todos los niños y niñas que viven con el VIH, y es la región donde casi el 60% de las infecciones por VIH afectan a las mujeres.
  • En 2007, el número de fallecimientos por causas vinculadas al SIDA ascendió a 2 millones. En aproximadamente 270.000 de estos casos se trató de niños con edad inferior a los 15 años.
  • La cifra de personas con edad inferior a los 18 años y que han perdido uno o ambos progenitores debido al SIDA alcanzó los 15 millones, de los que casi 12 millones de casos se registraron en el África subsahariana.

Prevención de la transmisión maternoinfantil del VIH y la alimentación de los lactantes

Aproximadamente 1.000 niños y niñas con edad inferior a los 15 años quedan infectados con el VIH todos los días. Más del 90% de estas nuevas infecciones ocurren durante el embarazo, durante el alumbramiento y el trabajo de parto o después de éste mediante la lactancia materna. El riesto de una transmisión maternoinfantil del VIH está aproximadamente entre el 15% y el 30% si la madre no ha amamantado al lactante. La lactancia materna prolongada puede aumentar hasta un 45% la probabilidad de infección. La administración oportuna de un tratamiento breve con medicamentos antirretrovirales reduce significativamente el reisgo de transmitir el VIH. En 2007, las embarazadas portadoras del VIH en los países de ingresos medios y bajos que recibieron tratamiento con antirretrovirales para prevenir la transmisión del virus a sus lactantes alcanzó el 34% según las estimaciones.

Las madres infectadas con el VIH se encuentran ante una alternativa angustiosa al momento de decidir cómo van a alimentar a sus recién nacidos. Si la madre infectada con el VIH no amamanta a su bebé, se multiplican por seis las probabilidades de que éste muera antes de cumplir dos meses a causa de enfermedades infecciosas como la diarrea y las infecciones respiratorias.

Pulse sobre el enlace que figura arriba para leer más acerca del VIH y la alimentación de los lactantes.

El alto precio del VIH en materia de nutrición

La pandemia de VIH/SIDA, combinada con las sequías, las inundaciones, el creciente precio de los alimentos, los constantes conflictos armados, los problemas económicos y las reducciones de los servicios sociales, han sobrepasado a las familias en muchas zonas del África subsahariana y las han privado casi por completo de mecanismos para hacer frente a la realidad. Esta crisis ha acentuado las imperiosas necesidades alimentarias de todos los niños y niñas infectados con el VIH o afectados por el VIH/SIDA. Gran parte de ellos deben valerse por sí mismos, mientras que muchos otros viven con progenitores infectados con el VIH que ya no pueden mantener a la familia.
Las tasas de desnutrición aumentan y los huérfanos se ven más gravemente afectados. Sin el tratamiento, casi la mitad de los lactantes infectados morirá antes de alcanzar los dos años de vida. En diciembre de 2007, en torno a 198.000 niños y niñas recibieron tratamiento antirretroviral en todo el mundo, superando los 127.300 en 2006 y los 75.000 en 2005. Muchos de los niños y niñas infectados padecen también desnutrición.

La respuesta de UNICEF

La lucha contra el VIH/SIDA es una de las cinco prioridades institucionales del UNICEF para los próximos cinco años. La programación en materia de nutrición, en el marco de la prevención de la transmisión maternoinfantil del virus, se concentra en la prevención del contagio a causa de la lactancia materna y en la atención y el apoyo a las madres infectadas con el VIH y a los niños que se ven expuestos al VIH o que están infectados. Entre las estrategias del UNICEF para alcanzar ese objetivo figuran la realización de análisis voluntarios y confidenciales, la orientación sobre alimentación de los lactantes para las embarazadas, la protección de la lactancia materna, la promoción de la alimentación óptima para lactantes en los hospitales y la colaboración con los gobiernos en la formulación de políticas de alimentación para lactantes y niños de corta edad que contengan directrices sobre el VIH. Últimamente, el UNICEF también satisface las necesidades alimentarias de un grupo cada vez más numeroso de embarazadas seropositivas y madres y lactantes infectados con el virus, huérfanos o progenitores portadores del VIH. Puede obtener más información en la página "El alto precio del VIH en materia de nutrición".


 

 

La infancia y el SIDA: Cuarto inventario de la situación, 2009

Búsqueda