Nutrición

En Londres, una oportunidad histórica para abordar la desnutrición a escala mundial

El Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake: Cuando se le niega a los niños el derecho a la nutrición desde el embarazo hasta la edad de 2 años, sufren retraso en el crecimiento. El daño que se produce en su desarrollo es irreversible. Pero nosotros podemos evitar el retraso en el crecimiento. (Video en inglés)  Véalo en RealPlayer

 

Por Samuel Hendricks

• Actualización: Una conferencia en Londres ofrece nuevas esperanzas a los niños en la batalla contra el retraso en el crecimiento y otras formas de desnutrición - UNICEF (comunicado de prensa en inglés)

Los dirigentes mundiales firman un acuerdo mundial para ayudar a combatir el hambre y la desnutrición (sitio web del Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte -incluye la Ley General de nutrición para el crecimiento [PDF] y los Compromisos de la nutrición para el crecimiento [PDF])

NUEVA YORK, Estados Unidos, 7 de junio de 2013 – Entre 2005 y 2012, un esfuerzo coordinado para abordar la desnutrición infantil en Haití contribuyó a reducir los niveles de retraso en el crecimiento de un 29% a un 22%. Este importante logro fue el resultado de iniciativas dirigidas por el gobierno, tales como la distribución de alimentos para los más vulnerables, la orientación sobre nutrición basada en la comunidad y la gestión integrada de la desnutrición aguda.

Sarah Crowe, corresponsal de UNICEF, habla con el Jefe de Nutrición de UNICEF, Werner Schultink sobre las revelaciones de un nuevo informe que destaca el alcance del retraso en el crecimiento entre los niños y niñas del mundo. (Video en inglés)  Véalo en RealPlayer

 

También se produjo a pesar del terremoto devastador de 2010, que creó una situación de inseguridad alimentaria para 1,3 millones de haitianos.

El 8 de junio se celebró en Londres una reunión internacional de alto nivel, Nutrición para el crecimiento: Combatir el hambre por medio de las empresas y la ciencia. El acto, organizado conjuntamente por los gobiernos del Brasil y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, junto con la Fundación del Fondo Inversión en la Infancia, reunirá a dirigentes empresariales, científicos, gobiernos y la sociedad civil para establecer compromisos políticos y financieros para ayudar a proporcionar una nutrición adecuada a millones de mujeres embarazadas y niños de todo el mundo, y para reducir los casos de retraso en el crecimiento y las muertes por desnutrición aguda grave.

El acto fue una oportunidad única para que los líderes mundiales realizaran un sólido compromiso en apoyo a los países que están ampliando sus programas de nutrición en la lucha contra el retraso en el crecimiento y otras formas de desnutrición. También fue una oportunidad para que los países más afectados por el retraso en el crecimiento demostraran su liderazgo y compromiso en la lucha contra la desnutrición a través de enfoques coordinados multisectoriales.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Bangladesh/2013/Mawa
Laizu Begum, 20, holds her old son Mustafa, 23 months old, in Bhola, Bangladesh, March 2013. Mustafa was given micronutrient supplements to improve his nutrition intake after health workers found him to be suffering from malnutrition.

Es necesario tomar medidas

El retraso en el crecimiento afectó a más de una cuarta parte (26%) de los niños del mundo menores de 5 años en 2011 –aproximadamente 165 millones– como resultado de la desnutrición crónica en los períodos más críticos del crecimiento y del desarrollo en la primera infancia. Esta cifra refleja tanto la necesidad urgente de tomar medidas como los avances reales logrados en la lucha contra la desnutrición mundial. En 1990, la cifra de afectados por el retraso en el crecimiento llegaba al 40%.

Mediante nuevos compromisos de los gobiernos, el sector privado y los organismos especializados, la reunión de Londres tendrá como objetivo reducir el número de niños con retraso del crecimiento en unos 20 millones adicionales en 2020 en los 20 países más afectados. Estos países se encuentran principalmente en Asia meridional y África subsahariana, ya que un 80% de los niños con retraso del crecimiento en el mundo viven en sólo en 14 países.

La lucha contra la desnutrición es un imperativo mundial. Según un nuevo estudio publicado esta semana en la revista médica británica The Lancet, la desnutrición causa el 45% de las muertes infantiles, es decir, 3,1 millones de muertes al año. Por otra parte, el retraso en el crecimiento provoca daños físicos y mentales irreversibles que producen un mal desempeño en la escuela y la obtención de ingresos más bajos en el futuro. El efecto neto de estas condiciones aumenta la inequidad y el ciclo continuo de la pobreza.

Los avances logrados en Haití y en otros lugares demuestran que es posible poner fin a retraso del crecimiento y otras formas de desnutrición, siempre que exista un fuerte liderazgo, recursos suficientes y un compromiso sostenido. Como explica el Jefe de Nutrición de UNICEF, Werner Schultink, la desnutrición crónica tiene efectos sociales y económicos más amplios. “Si se quiere hacer frente a la pobreza, es necesario abordar el retraso en el crecimiento”, dice.

Alcanzable y asequible

El costo de la prevención y tratamiento de la desnutrición es reducido en comparación con los costos a largo plazo que supone la inacción. Lo más importante es proporcionar una nutrición adecuada durante los 1.000 días desde el inicio del embarazo de una mujer hasta el segundo cumpleaños del niño.

“Podemos prevenir el retraso en el crecimiento, y lo podemos hacer a un costo relativamente bajo”, dice el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, que asistirá a la conferencia sobre nutrición para el crecimiento. “Todo lo que se necesita son micronutrientes, el lavado de manos, la lactancia materna, las buenas prácticas de alimentación infantil y los programas de nutrición de la comunidad”.

Debido a su presencia a nivel nacional, regional y mundial, UNICEF está en una posición única para ayudar a los países mediante la elaboración de políticas y la aplicación y seguimiento de programas. También ha sido fundamental en el apoyo a Scaling Up Nutrition, o SUN, un movimiento mundial que tiene como objetivo hacer frente a la desnutrición a nivel nacional por medio de los esfuerzos colectivos de los gobiernos, la sociedad civil, las Naciones Unidas, los donantes, las empresas y los investigadores, que reconocen que la desnutrición tiene múltiples causas y que su solución presenta múltiples beneficios.

Eliminar el retraso en el crecimiento y otras formas de desnutrición es factible y asequible, y la reunión de Londres ofrece una oportunidad histórica para que los líderes del mundo estén a la altura de la ocasión.

“El hecho es que no necesitamos una nueva tecnología costosa e innovadora”, dice el Jefe de Nutrición Werner Schultink. “Las cosas son realmente muy simples”.


 

 

UNICEF Photography: Building nutrition security

Búsqueda