Nutrición

Un informe de UNICEF revela el sorprendente costo de la desnutrición, pero también destaca las enormes oportunidades para que sea un problema del pasado

Por Chris Niles

El retraso en el crecimiento de niños y niñas equivale a una estatura reducida para la edad. En la lucha contra la desnutrición infantil se ha producido un cambio en los esfuerzos para reducir la prevalencia de la insuficiencia ponderal –peso insuficiente para la edad– a la prevención del retraso en el crecimiento.

Hay una mejor comprensión de la importancia crucial de la nutrición durante período fundamental de los 1.000 primeros días que abarcan el embarazo y los dos primeros años de vida del niño, y del hecho de que el retraso en el crecimiento refleja deficiencias durante este período.

El daño que causa el retraso en el crecimiento en el desarrollo de un niño es irreversible. La desnutrición a una edad temprana en la vida tiene consecuencias importantes para el futuro del rendimiento educativo, los ingresos y los resultados en la productividad.

Un nuevo informe de UNICEF (versión en inglés) pone de manifiesto la alta prevalencia del retraso en el crecimiento entre niños y niñas menores de 5 años, pero también destaca las enormes oportunidades que existen para que sea un problema del pasado.

© UNICEF VIDEO
El corresponsal de UNICEF Chris Niles revela un informe de UNICEF que pone de relieve el grado de retraso del crecimiento entre los niños y niñas del mundo.  Véalo en RealPlayer

 

NUEVA YORK, Estados Unidos, 15 de abril de 2013 - Un nuevo informe de UNICEF revela la prevalencia sorprendente del retraso en el crecimiento entre niños y niñas menores de 5 años.

Uno de cada cuatro niños menores de 5 años sufre retraso en el crecimiento, con devastadoras consecuencias a largo plazo para ellos y el bienestar económico de sus comunidades.

Daños en gran parte irreversibles

Mejorar la nutrición infantil: el imperativo para el progreso mundial que es posible lograr (versión en inglés) dice que el daño causado por la carencia de una buena nutrición durante los primeros cinco años de vida es en gran medida irreversible.

Los niños con retraso en el crecimiento rinden menos en la escuela, se les paga menos cuando entran en la fuerza laboral y tienen un riesgo mucho mayor de padecer sobrepeso y sufrir enfermedades crónicas más tarde en la vida.

© UNICEF VIDEO
La corresponsal de UNICEF Sarah Crowe habla con el Jefe de Nutrición de UNICEF, Werner Schultink, acerca de la evidencia convincente que muestra el informe de nutrición (en inglés).  Véalo en RealPlayer

 

Un tercio de las muertes de niños menores de 5 años son atribuibles a la subnutrición.

Un estudio de 2007 estimó que, e promedio, un niño con retraso en el crecimiento corre el riesgo de ganar casi una cuarta parte menos de ingresos en la edad adulta que si hubiera estado bien alimentado.

“Estamos seguros de que, a menos que se les proporcione una buena nutrición, algo irá terriblemente mal en sus vidas futuras”, dijo el Jefe de Nutrición de UNICEF, Werner Schultink.

Existen enormes oportunidades

Sin embargo, el informe también destaca las enormes oportunidades que existen para convertir el retraso en el crecimiento en un problema del pasado. Países como Etiopía, la República Democrática Federal del Nepal, Haití y el Perú han tenido un éxito considerable en la reducción de la desnutrición, una vez que se consideró como una cuestión prioritaria.

La cura no es cara, pero es fundamental actuar a tiempo. El retraso en el crecimiento se puede prevenir con medidas sencillas si se trata incluso antes de que el bebé salga del útero.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2012-1980/Noorani
Un voluntario de salud comunitaria mide el brazo de Nirmila, de 2 años, en el pueblo de Biraltoli, Nepal. Nirmila, quien todavía está siendo amamantada, no está desnutrida. El chequeo forma parte de un programa de seguridad en la nutrición apoyado por UNICEF/UE.

“Lo que realmente cuenta es intervenir muy temprano en la vida, entre el embarazo y los primeros dos años”, dijo Schultink. “Y sabemos que si uno trata de hacer demasiadas cosas después de ese período reducido en el ciclo vital, es demasiado tarde”.

Establecer una buena nutrición va más allá de los alimentos. Educar a las madres acerca de la importancia de la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses es crucial, pero también lo es garantizar que el niño esté vacunado, tenga agua potable y conozca una serie de medidas simples de salud, como el lavado de manos con jabón.

La carga de la desnutrición crónica es desproporcionada. El 80% de los niños con retraso en el crecimiento viven en sólo 14 países, principalmente en África subsahariana y Asia meridional. Así que la cuestión está estrechamente vinculada a la reducción de la pobreza de forma equitativa y sostenible.

“Tenemos que poner a la gente en el camino adecuado en la vida. Si uno quiere eliminar la pobreza, es necesario eliminar el retraso en el crecimiento”, dijo el Sr. Schultink.


 

 

Búsqueda