Nutrición

UNICEF y la Unión Europea actúan para abordar la desnutrición en Asia y África

Imagen del UNICEF
© UNICEF Lao People's Democratic Republic/2012/Holmes
UNICEF y la Unión Europea alientan actualmente la producción nacional de alimentos ricos en nutrientes, como parte de un programa para mejorar la seguridad en materia de nutrición para los niños durante los primeros 1.000 días de vida, incluido el embarazo.

Por Marie-France Bourgeois

BRUSELAS, Bélgica, 6 de diciembre de 2012. La Unión Europea y UNICEF han unido sus fuerzas para proteger a más de 30 millones de niñas mediante la mejora de la seguridad nutricional en cinco países de Asia y cuatro de África.

La Unión Europea ha proporcionado 41 millones de euros por un período de cuatro años para financiar programas en Bangladesh, la República Federal Democrática de Nepal, Indonesia, la República Popular Democrática Lao y Filipinas, así como Burkina Faso, Etiopía, Malí y Uganda. El objetivo es mejorar la seguridad en materia de nutrición de niños y niñas durante los primeros 1.000 días de vida, incluido el embarazo.

Centrarse en las intervenciones y las políticas

La seguridad en materia de nutrición no solamente significa disponer de comida suficiente, sino también es el resultado de una buena salud, un entorno sano y una buena atención. Por ello, el programa financiado por la Unión Europea se centra en un compromiso político de alto nivel, así como en garantizar que las metas relativas a la nutrición se incorporen en los sectores de la salud, el desarrollo y la agricultura.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Bangladesh/2009/Noorani
Un niño recibe suplementos de micronutrientes en Bangladesh. Este país es uno de las cinco naciones asiáticas que forman parte del programa.

Incluye asimismo intervenciones de bajo costo y  alta repercusión, como por ejemplo la promoción del uso de los alimentos y los recursos disponibles, la lactancia materna, la distribución de suplementos vitamínicos y minerales, la administración de alimentos complementarios adecuados, el enriquecimiento de los alimentos básicos y la gestión integrada de la desnutrición aguda.

UNICEF colabora con los gobiernos y los aliados para beneficiar a 30 millones de niños y niñas y 5 millones de mujeres embarazadas y lactantes en los cinco países asiáticos, así como a 1 millón de niños y niñas y 600.000 mujeres embarazadas y lactantes en los cuatro países africanos. UNICEF y la Unión Europea esperan que otras naciones puedan aprender de las experiencias en estos países.

Luchar contra la crisis oculta

La crisis oculta de la desnutrición crónica priva a millones de niños y niñas de su pleno potencial y menoscaba el progreso social y económico de sus países.

Tanto en Asia como en África, la contribución de la Unión Europea es fundamental para impulsar una iniciativa más amplia de diversos donantes. La Unión Europea desempeña una función muy sólida al coordinar y aprovechar la labor de los gobiernos, las ONG y las organizaciones internacionales en la lucha contra la desnutrición, una inversión fiable que garantizará que los niños puedan crecer, aprender y ganarse un salario, y alcanzar así su pleno potencial y contribuir al desarrollo sostenible y de la capacidad para sobreponerse.


 

 

Búsqueda