Nutrición

Un informe de UNICEF pide medidas internacionales urgentes en materia de nutrición

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-0815/Ramoneda
En su casa de Karachi, en Pakistán, Tasleem Mondy vierte la leche terapéutica en un vaso para tratar a Mohammed, su hijo de 18 meses que sufre desnutrición.

Por  Chris Niles

NUEVA YORK, EE.UU., 10 de noviembre de 2009 – Cuando el número de personas hambrientas y desnutridas pasa ya de los 1.000 millones, un nuevo informe de UNICEF sostiene que la falta de alimentos es una de las principales causas de mortalidad entre los niños y niñas más pequeños.

Vea el VÍDEO

El informe Seguimiento de los progresos en la nutrición de los niños y las madres, publicado hoy, expone que la desnutrición de las madres y de los niños es un factor que influye en una tercera parte de todas las muertes de niños menores de cinco años. La crisis financiera mundial, junto con el aumento de los precios de los alimentos, hace cada vez más difícil disponer de alimentos nutritivos.
 
“El informe que hemos presentado pone de relieve el hecho de que casi 200 millones de niños menores de cinco años en el mundo en desarrollo sufren de desnutrición crónica. Se trata de una cifra muy alta”, dijo Werner Schultink, Director Adjunto de Nutrición de UNICEF.
 
Como muestra el informe, el problema se concentra en unas cuantas regiones y el 80% de todos los niños que sufren de desnutrición crónica se encuentran en apenas 24 países. De los 195 millones de niños que sufren de retraso en el crecimiento –una consecuencia de la privación crónica de alimento, que comienza antes del nacimiento si la madre está desnutrida– el 90% vive en África y Asia.

Consecuencias en la condición de la mujer

“Un factor importante en casi todos estos países es la situación de las mujeres”, señaló Schultink. “Las mujeres no tienen el poder de decisión suficiente como para cuidar de ellas mismas o de sus hijos y, en general, están consideradas ciudadanas de segunda clase”.
 
La consecuencia de la falta de alimentos en la primera infancia consiste en que los niños son más susceptibles de contraer enfermedades como la neumonía y la diarrea, y puede afectar su inteligencia para el resto de sus vidas.
 
Los niños desnutridos “no rinden bien en la escuela, no serán capaces de desempeñarse bien cuando sean adultos y, peor aún, su salud en la edad adulta puede quedar perjudicada”, dijo Schultink. “Tienen una mayor propensión a sufrir enfermedades crónicas como los trastornos del corazón o la diabetes”.

Medidas internacionales urgentes

El informe sobre el seguimiento de los progresos pide que se adopten medidas internacionales urgentes para llegar a los 1.000 millones de personas que no tienen alimentos suficientes para comer.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2004-0573/Ramos
Un niño come maíz en el municipio de San Juan Chamula, en Chiapas, México.

UNICEF seguirá trabajando con sus aliados en los programas eficaces que distribuyen alimentos y nutrientes a las personas con mayores riesgos. La organización ha podido brindar suplementos de vitamina A a cerca del 80% de los niños vulnerables en los países menos desarrollados. Asimismo, ha contribuido a asegurar que alrededor del 72% de los hogares de los países en desarrollo consuma sal adecuadamente yodada.
 
Se han logrado asimismo avances en África, con programas que promueven la lactancia materna exclusiva durante al menos los primeros seis meses de vida del bebé.
 
“Si estos países fueron capaces de alcanzar estos logros”, afirmó Schultink, “si fueron capaces de proteger a los niños, eso significa que muchos mas países  deberían ser capaces de hacer lo mismo”.


 

 

Vídeo (en inglés)

La corresponsal de UNICEF, Chris Niles, informa sobre las conclusiones de un informe mundial que muestra cómo la falta de alimentos está afectando a los niños. VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda