Nutrición

Los aliados de la “Iniciativa mundial Clinton” se compromete a brindar más apoyo a la lucha contra la carencia de zinc

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-1423/Markisz
Durante la reunión anual de 2009 de la “Iniciativa mundial Clinton” (de izq. a der.), Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF; Bill Clinton, ex Presidente de los Estados Unidos; Stephen Wilkinson, Director Ejecutivo de la Asociación internacional del zinc; y Donald Lindsay, Presidente y Director General de Teck Resources Limited, expresaron su compromiso para la “Iniciativa del zinc y la nutrición”.

Por Amy Bennett

NUEVA YORK, Estados Unidos, 24 de septiembre de 2009 - Durante su quinta reunión anual, que se lleva a cabo en Nueva York, la “Iniciativa mundial Clinton” recibió hoy a UNICEF y a sus aliados de la industria del zinc, junto a quienes anunció un innovador plan para eliminar la carencia de zinc y aumentar la seguridad alimentaria en los países en desarrollo.

Durante una sesión plenaria, la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, compartió el podio con el ex Presidente estadounidense Bill Clinton; con Donald Lindsay, Presidente y Director General de Teck Resources Limited; y con Stephen Wilkinson, Director Ejecutivo de la Asociación internacional del zinc. Los cuatro directivos anunciaron un compromiso de donación de fondos destinados a la “Iniciativa del zinc y la nutrición”.

Esa iniciativa, que encabeza la Asociación y que cuenta con el apoyo y la cooperación de Teck Resources, UNICEF y otros aliados, está orientada a garantizar la supervivencia, el crecimiento y el desarrollo de los niños y niñas mediante el mejoramiento del suministro de ese vital micronutriente.

La Asociación, en la que participan los ejecutivos superiores de las principales empresas y organizaciones relacionadas con ese mineral, se ha comprometido inicialmente a donar cinco millones de dólares estadounidenses para ayudar a que UNICEF aumente sus actividades de suministro de suplementos de zinc en Nepal y Perú.

El zinc y la nutrición

Clinton expresó su deseo de que el mundo comprenda mejor la importancia que reviste el zinc para la alimentación. "Se trata de algo", dijo, "que el 90% de nosotros no sabe y que, si lo supiera, no sabría qué hacer al respecto".

La carencia de zinc es un grave problema de salud pública, ya que es una de las causas de la muerte de unas 800.000 personas por año, de las cuales unas 450.000 son niños y niñas. A escala mundial, unos 2.000 millones de personas están amenazadas por la carencia de zinc.

Sin embargo, la experiencia indica que es posible suministrar hasta a los niños de las comunidades más apartadas y remotas del mundo diversos suplementos de nutrición, como el sulfato de zinc y las sales de rehidratación oral, que protegen y salvan sus vidas. Mediante el aumento de las operaciones de suministro de zinc terapéutico se podrían prevenir anualmente unos 300 millones de muertes infantiles debidas a la diarrea.

Mejorar la distribución del zinc

Desde 2004, cuando UNICEF y la Organización Mundial de la Salud dieron a conocer una declaración conjunta en la que recomendaron el empleo de los suplementos de zinc y las sales de rehidratación oral para el tratamiento de la diarrea, unos 50 gobiernos han efectuado modificaciones a sus políticas de salud pública pediátrica con la incorporación del zinc en las actividades de lucha contra la diarrea.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-1424/Markisz
El ex Presidente estadounidense Bill Clinton anuncia diversas promesas de donaciones durante la quinta Reunión Anual de la “Iniciativa mundial Clinton”, que se llevó a cabo en la Ciudad de Nueva York.

Sin embargo, la distribución de suplementos de zinc a escala nacional ha tenido inicios muy lentos en muchos países. Entre los obstáculos a la misma figuran las dificultades que tienen algunos países para modificar los planes de salud y las normas de tratamiento de las enfermedades, así como los problemas para obtener cantidades suficientes de suplementos de zinc de buena calidad.

En colaboración con diversos aliados, UNICEF lleva a cabo una serie de actividades orientadas a perfeccionar ese proceso. Uno de los pasos más importantes al respecto ha sido la decisión de UNICEF de ponerse a la cabeza en las labores de obtención del sulfato de zinc destinado al mundo en desarrollo.

Como indicaron los participantes de la reunión anual de la “Iniciativa mundial Clinton”, la colaboración con la industria del zinc acelerará aún más las labores en pro de la reducción de las muertes de menores de cinco años. Además, el mayor consumo de zinc beneficiará el crecimiento y desarrollo de los niños y niñas del mundo.


 

 

Búsqueda