China

Las redes sociales ofrecen un apoyo decisivo a las madres lactantes de China

Imagen del UNICEF
© UNICEF China/2011/Liu
En el condado de Wuding, situado en la provincia de Yunnan (China), una madre primeriza recibe ayuda de un doctor y una enfermera mientras aprende el modo de amamantar correctamente.

Por Ying Shi

BEIJING, China, 4 de mayo de 2012. Cuando Xiaoyu Su, oriundo de la provincia de Fujian, trató de convencer a sus padres de que su hija recién nacida sólo debería alimentarse con leche materna y nada más, la criticaron por testaruda. No obstante, Su está orgullosa de haber logrado amamantar exclusivamente a su hija durante los primeros seis meses de vida.

“Los amigos y familiares no escatimaron esfuerzos para persuadirme de que diese otro tipo de alimento a mi hija", afirmó Su. "Si no te mantienes firme en tus convicciones, resulta muy fácil verte influenciada por los demás y abandonar la lactancia materna".

Por suerte, Su encontró un grupo de madres primerizas que piensa igual que ella mediante las bitácoras, microblogs y foros en internet dedicados a brindar apoyo a la lactancia materna.

“Soy un fan de la página de UNICEF China en Weibo", afirmó Su, en referencia a un popular portal web similar a Twitter. "He aprendido mucho sobre la lactancia materna y la atención de los pequeños a través de la información compartida".

Las barreras a la lactancia exclusiva

Pese a los beneficios probados de la leche materna, la tasa de lactancia exclusiva de niños menores de seis meses en China ronda el 28%. Una variedad de factores dificultan esta práctica: creencias tradicionales o ideas erróneas sobre la leche materna; la falta de instalaciones públicas para acomodar a las madres lactantes; una baja por maternidad de tan sólo tres meses; y el agresivo mercado de la fórmula infantil. China se ha revelado como un principal mercado de la fórmula infantil, con empresas lanzando reivindicaciones exageradas sobre los beneficios de sus productos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF
La página de UNICEF en Weibo promueve la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida.

“Diría que el mayor obstáculo para la lactancia materna son las creencias tradicionales", expuso Su. "Tanto mis padres como mis suegros piensan que sólo la leche materna no es lo suficientemente nutritiva para mi bebé. Me obligaron a buscar sucedáneos. Mientras tanto, nos rodean demasiados anuncios de fórmula infantil: en los hospitales y en los medios de comunicación. Hasta las enfermeras intentaron persuadirme de que alimentara a mi hija con fórmula nada más nacer".

Usar el poder de las redes sociales

UNICEF lleva a cabo una campaña inmensa en torno a las redes sociales para concienciar sobre los beneficios insustituibles y a largo plazo de la lactancia exclusiva. Desde el verano de 2010, las páginas de UNICEF en Weibo tienen ya 1.100.000 de seguidores.

Mediante la cobertura de los actos de UNICEF, conversaciones por la red con expertos y profesionales y muchos otros programas interactivos, UNICEF ha brindado asesoramiento práctico sobre la lactancia materna y sus beneficios.

“Muchas madres primerizas no saben mucho de la lactancia materna mientras que las generaciones más mayores tienen ideas equivocadas o prejuicios en contra. Las redes sociales son un buen recurso para que las primerizas obtengan datos sobre la lactancia materna" expuso Yanyan Shao desde Shanghai.

Madre de un bebé de ocho meses, Shao sigue los comentarios de UNICEF con atención y comparte la información con sus amigos y familiares.

“No sólo aprendí sobre la lactancia materna, también supe del estado de los niños y niñas en otros países del mundo a través del microblog", comentó. "Es una buena iniciativa".

Imagen del UNICEF
© UNICEF China/2011/Fan
UNICEF Representative in China Gillian Mellsop and UNICEF Ambassador in China Yang Lan visit children and families in Hongbai Town, Sichuan Province, China.

Además, las cifras en torno a la lactancia materna van en aumento: tanto en la red como en la vida real.

Yang Lan, Embajadora de UNICEF en China y miembro de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, presentó una resolución durante dicha conferencia celebrada en marzo para instar a un mayor apoyo y facilidades en el lugar de trabajo para las madres lactantes, así como normativas para la comercialización de la fórmula infantil.

Lan publicó asimismo la resolución en su bitácora que cuenta con más de 10 millones de seguidores. Estos comentarios desencadenaron debates acalorados sobre los beneficios de la lactancia materna, en los que miles de personas dejaron sus comentarios o republicaron la información en sus propias páginas de las redes sociales.

"Que la leche materna sea lo primero que saboree el bebé"

“No sabía que la leche materna contiene anticuerpos y linfocitos de la madre hasta que lo leí en la página de UNICEF", afirmó en Beijing Jiangqun An, madre de un bebé de 18 meses. "Hay muchos foros en línea y bitácoras que dan consejos sobre el amamantamiento y vi que los demás publicaban los mensajes de UNICEF en sus páginas".

De hecho, la lactancia materna ofrece beneficios mucho mayores que la fórmula. Los lactantes amamantados crecen con menor tensión arterial, menos colesterol y tasas de obesidad bajas. La lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de ovarios y de mama, además de acelerar la recuperación de la madre del embarazo y el parto. En comparación, la fórmula infantil muy a menudo resulta cara y, de estar preparada inadecuadamente, puede ser peligrosa. UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan la lactancia exclusiva durante los seis primeros meses de vida.

“Los niños que han sido amamantados exclusivamente están más sanos y llenos de vida. Ellos y sus madres obtendrán beneficios significativos para toda la vida, pero necesitamos brindar apoyo a la lactancia materna y regular mejor el mercado de la fórmula infantil", manifestó Yang Lan. "Que la leche materna sea lo primero que saboree el bebé".


 

 

Búsqueda