Camerún

Mia Farrow pone de relieve la desnutrición infantil en Camerún

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-1394/Asselin
Mia Farrow, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, sostiene en brazos a una niña desnutrida en un centro sanitario de Garga Sarali, cerca de Bertoua, la capital de la Provincia Oriental del Camerún. La niña pertenece a una familia de refugiados de la República Centroafricana.

Por Salma Zulfiqar

BAZZAMA, Camerún, 17 de septiembre de 2009 - Durante su visita de una semana a Camerún, Mia Farrow, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, ha visto con sus propios ojos la situación de emergencia silenciosa que impera en este país africano.

Vea el VÍDEO

Farrow ha visitado un centro de nutrición en Bazzama, una aldea de la región oriental de Camerún, que presta servicios a la población local y al que también acuden refugiados de la vecina República Centroafricana. Se trata de un centro de salud que recibe apoyo de UNICEF.

Entre los servicios que ofrece el centro figura la atención especializada de los niños y niñas desnutridos, un servicio extremadamente necesario en un país donde la desnutrición causa unas 52.000 muertes de niños y niñas por año.

Día de distribución de alimentos
Debido a que Farrow visitó el centro durante un día de distribución de alimentos, la Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF tuvo oportunidad de conocer a las mujeres que reciben allí asesoramiento sobre la prevención de la desnutrición de sus familias, y en especial de sus hijos e hijas.

Farrow, que ha recorrido la región en varias ocasiones, manifestó que esperaba que su viaje sirviera para poner de relieve la gravedad de los problemas que afronta Camerún.

“En un país relativamente rico, una nación de ingresos medios, no deberían morir 52.000 niños y niñas de desnutrición todos los años”, señaló. “He venido aquí para comprobar a qué se debe esa tragedia”.

Las preocupaciones de las madres
En la aldea de Gaga Sarali, en la misma región oriental, Farrow conversó con varias madres que sostenían en sus brazos a sus bebés desnutridos, que le explicaron sus problemas y preocupaciones.

“Los cameruneses han brindado albergue a muchos refugiados, a un cuarto de millón de personas de los países vecinos”, apuntó. “Una de las razones por las que he venido es porque quería comprobar qué está sucediendo en ese sentido, cómo se siente la población, cómo sobreviven los refugiados y cómo se sienten con respecto a un posible regreso a sus países”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-1391/Asselin
Mia Farrow, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, escucha una conversación entre un funcionario de un organismo de ayuda de las Naciones Unidas y un grupo de refugiados de la República Centroafricana durante una jornada de inmunización en un centro sanitario de Garga Sarali, una localidad de la Provincia Oriental del Camerún.

En Camerún hay unos 63.000 refugiados de la República Centroafricana, que constituyen el principal grupo de refugiados del país. Los refugiados comenzaron a llegar en 2003, huyendo del conflicto armado y la violencia en su patria. Uno de los principales problemas que comparten tanto los refugiados como sus anfitriones es la desnutrición.

Ayuda sanitaria y alimentaria
En Camerún, UNICEF brinda apoyo a 176 centros de nutrición y 19 hospitales que prestan ayuda sanitaria y alimentaria a las familias locales y a los refugiados. Sin embargo, UNICEF requiere fondos adicionales para mantener su apoyo a esos centros.

Cuatro de las 10 regiones en que está dividido Camerún registran tasas de desnutrición elevadas. Farrow expresó las esperanzas de que su visita sirva para que se tomen más medidas destinadas a solucionar ese grave problema.


 

 

Vídeo (en inglés)

16 de septiembre de 2009: La corresponsal de UNICEF, Chris Niles, informa sobre la primera misión en el Camerún de Mia Farrow, Embajadora de Buena Voluntad. VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda