Fact Sheet Expert Opinion Photo Essay
UNICEF logo

Nutrición

Hierro

next

El problema: la carencia de hierro


Entre 4.000 y 5.000 millones de personas padecen carencia de hierro, y se calcula que 2.000 millones sufren anemia.  Los sectores de la población más vulnerables son las mujeres y los niños de corta edad. En los países en desarrollo, un 50% de las mujeres embarazadas y entre un 40% y un 50% de los menores de cinco años presentan carencia de hierro. El consumo insuficiente de hierro es sólo una de las causas de este problema. Otros trastornos que pueden causar o agravar la carencia de hierro son las pérdidas de sangre durante la menstruación y las infecciones parasitarias, como el paludismo y los parásitos intestinales.

 

El organismo requiere hierro para producir hemoglobina (la proteína portadora de oxígeno que se encuentra en los glóbulos rojos) y varias enzimas esenciales para el funcionamiento de los músculos, el cerebro y el sistema inmunológico. Las necesidades diarias de hierro aumentan durante la menstruación, el embarazo, la lactancia y las etapas de mayor crecimiento del organismo humano. El hierro se almacena en la médula ósea, el bazo y el hígado. La carencia de hierro se produce cuando se reducen de manera considerable esas reservas de hierro, mientras que la anemia ocurre al agotarse dichas reservas. La carencia de ácido fólico, vitamina A, ácido ascórbico, riboflavina y algunos minerales también puede contribuir a la anemia.

 

El síntoma más visible de la carencia de hierro es la palidez de la piel, la lengua y el interior de los labios, pero otros síntomas comunes son el cansancio, la agitación y los mareos. La anemia aumenta el peligro de hemorragias y sepsis (infección bacteriana aguda) durante el alumbramiento y está relacionada con un 20% de las muertes maternas. La anemia en las madres también puede provocar el nacimiento prematuro o el bajo peso al nacer de sus hijos, quienes a su vez son más propensos a contraer infecciones, tener un sistema inmunológico debilitado, presentar problemas de aprendizaje, no alcanzar un desarrollo físico adecuado y, en los casos más graves, morir.

La solución: el suministro de suplementos alimentarios, la fortificación de los alimentos y las intervenciones para combatir el paludismo


La carencia de hierro y la anemia afectan seriamente la vida y la productividad tanto de los adultos como de los niños y niñas. Sin embargo, se las puede combatir desde distintos frentes. El consumo de suplementos de hierro y ácido fólico durante el embarazo, cuando aumentan las necesidades diarias de hierro, ayuda a prevenir la mortalidad infantil y materna. Las campañas educativas sirven para resaltar la importancia del hierro en la alimentación. Cuando los alimentos ricos en hierro (como el hígado, las carnes rojas, el huevo, el pescado, el pan integral y las legumbres) no están al alcance de todos por motivos económicos o de otra índole, existe la alternativa de fortificar los alimentos básicos (como la harina) para que una mayor parte de la población reciba esos nutrientes. Por último, en los países donde el paludismo es un mal endémico, las actividades orientadas a eliminarlo, como la distribución de mosquiteros, son fundamentales en lo que concierne a la prevención de la anemia, dado que el paludismo es una de sus causas subyacentes más importantes.

Meta


Reducir en un tercio la prevalencia de la anemia y la carencia de hierro para el año 2010.

Cómo conquistar la meta


El UNICEF y las instituciones que colaboran con este organismo procuran garantizar que todas las embarazadas reciban un suplemento de hierro y ácido fólico a bajo costo para prevenir la mortalidad materna e infantil. Como participante de la Iniciativa Hacer Retroceder el Paludismo, el UNICEF trabaja junto a la Organización Mundial de la Salud, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Banco Mundial con el fin de proporcionar mosquiteros tratados con insecticida a los menores de cinco años y a las mujeres embarazadas y con el objeto de acelerar la recuperación de los enfermos de paludismo procurando que éstos tengan acceso inmediato al tratamiento.