La aplicación de la estrategia mundial para la alimentación de los lactantes y niños de corta edad

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ95-0355/ Charton
Una madre amamanta a su bebé en Myanmar, mientras la abuela observa.

La “Estrategia mundial para la alimentación del lactante y del niño de corta edad” fue aprobada por la Asamblea Mundial de la Salud de la OMS en mayo de 2002. En septiembre del mismo año, la Junta Ejecutiva del UNICEF aprobó su empleo como base de todas las actividades del organismo destinadas a respaldar la alimentación óptima de los lactantes y los niños de corta edad para la supervivencia, el crecimiento y el desarrollo de la población infantil en todo el mundo.  

La estrategia refleja un enfoque de programación basado en los derechos humanos y en el ciclo vital. Asimismo, contempla las necesidades de género, incorpora el apoyo a las madres y las familias y se propone mejorar de manera directa la supervivencia, el crecimiento y el desarrollo en la primera infancia.

Las siguientes actividades contribuyen a crear un mundo apropiado para los niños:

Las labores del UNICEF contemplarán los derechos y las responsabilidades de los niños y sus familias. Se realizarán actividades recomendadas y evaluadas de defensa de los derechos y respaldo a las intervenciones gubernamentales y no gubernamentales en tres niveles: compromiso nacional, mejoras en el sistema de salud y participación comunitaria.

1. Herramientas para generar un compromiso nacional y multisectorial:

2.  Aplicación de una reforma en materia de servicios de salud y capacitación para los mismos (Servicios de salud amigos de los niños):
Las siguientes actividades tienen como fin crear y mantener Servicios de salud amigos de los niños:

3.  Labor de programación en materia de comunicación, apoyo comunitario y acción social:

4. Cuestiones intersectoriales y relativas a las alianzas con otras instituciones:
En este punto se incluyen las actividades de capacitación, supervisión, evaluación y orientación sobre dos cuestiones: la alimentación de los lactantes y niños de corta edad en circunstancias excepcionalmente difíciles; y el apoyo que necesitan las madres, las familias y otras personas que brindan cuidado a los niños y niñas en situaciones de inestabilidad, tales como la infección con el VIH/SIDA de miembros de la familia o de la comunidad y las situaciones de emergencia, ya sean éstas naturales o provocadas por el hombre.


 

 

Español Français