UNICEF Home
Actividades del UNICEFSeriesInformacion y publicacionesDonaciones, tarjetas y regalosPara los medios de comunicacionLa juventud opinaSobre el UNICEF
Unicef Home      

Para los medios de comunicación

Centro de prensa

Comunicados de prensa

Preguntas & respuestas

Situaciones de emergencias

Para las emisoras

 

Iniciativas de interés

Día Internacional de Radio y Televisión en favor de los Niños

Dibujos animados en pro de los derechos de los niños

 

 

 

Comunicado de prensa

Ante el aumento del VIH/SIDA en la ECO/ECI y los Bálticos, el UNICEF denuncia que "se ha perdido un tiempo precioso"

Nueva York, 18 de septiembre de 2002 – El VIH/SIDA se está propagando con mayor rapidez en Europa Central y Oriental y la Comunidad de Estados Independientes (ECO/CEI) que en ninguna otra parte del mundo, dijo el UNICEF en un nuevo informe, The Social Monitor. La publicación, que analiza la situación de los niños, las niñas y los jóvenes de la región, advierte que el VIH/SIDA es la mayor amenaza para su salud a medida que se propaga prácticamente sin control entre la población general de diversos países.

“Las implicaciones para el crecimiento económico y la estabilidad social de la región, que dependen en gran medida de los jóvenes, son alarmantes”, dijo Carol Bellamy, Directora Ejecutiva del UNICEF. “El VIH/SIDA tiene un rostro joven en esta región. La mayoría de las nuevas infecciones ocurren entre los jóvenes y la escasa concienciación sobre los peligros del VIH, combinada con una conducta cada vez más arriesgada, predicen una catástrofe. Está claro que se ha subestimado la gravedad de la situación y que se ha perdido un tiempo precioso. Si no se toman medidas urgentes y radicales, queda poco tiempo para detener la propagación de la enfermedad”.

En la CEI, casi un 80% de las nuevas infecciones se registraron entre los jóvenes menores de 29 años, entre los años 1997 y 2000. Según el informe, un 38% de las nuevas infecciones que se registran en Estonia ocurren entre los menores de 20 años, y un 90% entre personas menores de 30 años de edad.

El informe, producido por el Centro de Investigación Innocenti del UNICEF, con sede en Florencia, señala que el aumento en el abuso de sustancias, especialmente la inyección de drogas; las relaciones sexuales cada vez más precoces entre los jóvenes; y el aumento de trabajadores sexuales, son las razones fundamentales que explican la rápida propagación de la enfermedad en algunos países.

Hacia finales de 2001, había alrededor de un millón de personas con VIH/SIDA en la región, un aumento de los 420.000 que había en 1998. Entre 1998 y 2001 el registro de los casos se quintuplicó. Dos países, Rusia y Ucrania, registran un 90% de los casos estimados de VIH/SIDA en la región, pero Estonia presenta ahora la mayor tasa de nuevas infecciones por VIH de la región, y más de una de cada 1.000 personas estaban infectadas en 2001, casi 20 veces más el promedio de la Unión Europea. El VIH se propaga también rápidamente en Letonia y en Kazajstán, y el número de casos está aumentando de nuevo en Ucrania y Moldova. Aunque los datos registran un escaso crecimiento del VIH/SIDA en Europa Central y Suroriental, no es posible dejar de lado el problema.

La mayoría de las infecciones en la región se producen entre los usuarios de drogas inyectables, pero tal como revela el informe The Social Monitor, se ha producido un aumento en la transmisión sexual en países como Belarús y Ucrania, que fue donde el VIH apareció por primera vez en la región. En Belarús, un 8% de las nuevas infecciones en 1996 se atribuyeron a la transmisión sexual. En la primera mitad de 2001, esta proporción había aumentado a un 32%.

La elevada incidencia de otras infecciones transmitidas sexualmente, como la sífilis y la gonorrea, sugiere que las condiciones son favorables a una mayor propagación del VIH. Y el aumento en la proporción de infecciones entre las mujeres, que no suelen inyectarse drogas, es otra señal que revela un aumento de la transmisión por la vía sexual. Las mujeres representan un 25% de las infecciones registradas oficialmente en los países de la CEI entre 1997 y 2000.

Entretanto, según el informe, la concienciación sobre la prevención del VIH sigue siendo más reducida –incluso en los países más afectados– que en Europa occidental. Aunque una encuesta de opinión del UNICEF descubrió que los adolescentes en la región mencionan con mayor frecuencia el uso de preservativos como método para evitar la infección, la concienciación sobre la utilización de preservativos como medio de prevención sigue siendo bastante más reducida que en los países de Europa occidental. Menos de un 70% de los adolescentes de Belarús, Ucrania o Letonia son conscientes de los preservativos como método de protección, en comparación con un 97% en Francia y un 87% en Alemania. En los lugares donde la concienciación del uso de preservativos como método de prevención es reducida, también lo es la concienciación sobre otros tipos de medidas como la abstinencia sexual o el rechazo al uso de drogas inyectables.

“En primer lugar estamos asistiendo a la propagación del VIH/SIDA entre la población general de los países afectados. Nuestro temor es que se produzca el mismo escenario en otros países en un futuro cercano”, dijo Bellamy. “Necesitamos tomar medidas inmediatas, basándonos en la labor eficaz que ya se ha llevado a cabo hasta ahora”.

Según el Social Monitor, las respuestas nacionales al VIH en algunos de los países más afectados, como Rusia, Belarús y Ucrania, no han tenido repercusiones visibles. Pero los proyectos de escala reducida en estos países han comenzado a cambiar los hábitos de las personas que se encuentran entre los grupos de mayor riesgo, así como las actitudes con respecto a los afectados, y puede servir de modelo para actividades futuras. Los proyectos más exitosos están diseñados para responder a las necesidades de las personas en los grupos de mayor riesgo, y se llevan a cabo en colaboración con ellos. El informe también cita a países como Polonia, Lituania y Kirguistán, que tomaron medidas a tiempo para confrontar el VIH/SIDA. Sobre la base de estas experiencias, el informe subraya las zonas donde es preciso aplicar inmediatamente medidas para detener la propagación de la enfermedad:

  • Aumentar la concienciación sobre el VIH y la prevención, no sólo mediante la difusión de información entre los jóvenes, sino también involucrándolos en las campañas de concienciación y en la educación entre pares;
  • Asegurar que las escuelas abordan la cuestión del VIH de manera más abierta, inclusive en la educación para una vida práctica;
  • Asegurar que se tiene en cuenta la importancia del género y que se ponen en práctica políticas especiales para llegar a las personas más desfavorecidas;
  • Establecer servicios de atención y orientación accesibles y acogedores para los jóvenes;
  • Crear sistemas efectivos para seguir el rastro de la epidemia;
  • Fomentar actitudes más integradoras hacia las personas infectadas y quienes se encuentran en situación de riesgo.

“La región ofrece grandes ventajas en su lucha contra el VIH/SIDA”, dijo Bellamy. “Dispone de proyectos que han logrado cambiar las cosas, de amplios servicios de atención de la salud y de una población con un alto índice de alfabetización. Podemos aprovechar estas ventajas y los compromisos que asumieron hace solamente cinco meses los dirigentes del mundo en la Sesión Especial de las Naciones Unidas en favor de la Infancia. Se comprometieron a prestar apoyo la lucha contra el VIH/SIDA, que es preciso ganar si queremos construir un mundo apropiado para la infancia, un mundo basado en el derecho de todos los niños, las niñas y los jóvenes al bienestar físico, emocional y económico”.

El Social Monitor hace también hincapié en las últimas tendencias económicas y demográficas en la región, donde el crecimiento económico y el descenso en la población infantil ofrece la oportunidad de invertir en la educación y de abordar el tema de la pobreza infantil, la institucionalización de los niños y las niñas y la exclusión social, así como el problema del VIH/SIDA.


Nota para los editores:

Para mayor información sobre la situación de la infancia en la región, visite nuestra serie sobre los años de transición en Europa Central y Oriental y la Comunidad de Estados Independientes (ECO/CEI) http://www.unicef.org/spanish/noteworthy/social-monitor

El Social Monitor es una producción del Centro de Investigación Innocenti del UNICEF en Florencia. Materiales embargados para los medios de comunicación, entre ellos artículos, información de antecedentes y ejemplares del informe en inglés y ruso, se pueden bajar del sitio para los medios del Centro: http://www.unicef-icdc.org/cgi-bin/unicef/presscentre/newsroom_top.sql

Superar el problema del VIH/SIDA es una prioridad del UNICEF, junto a la educación de las niñas, el desarrollo integrado durante la primera infancia, la inmunización y más y un aumento en la protección de la infancia contra la violencia, el maltrato, la explotación y la discriminación.

* * *

Si desea obtener más información, sírvase dirigirse a:

Karuna Nundy, Sección de Medios de Comunicación del UNICEF Media, Nueva York
correo electrónico: knundy@unicef.org
tel: + 1 212 303 7941

Angela Hawke, Oficina Regional del UNICEF para Europa Central y Oriental y la Comunidad de Estados Independientes y los Estados Bálticos
correo electrónico: ahawke@unicef.org
tel: (4122) 909 5607

Patrick McCormick, Centro de Investigaciones Innocenti del UNICEF
correo electrónico: pmccormick@unicef.org
tel: (39 055) 203 3354

Envíe su mensaje a media@unicef.org con cualquier comentario o para recibir mayor información