UNICEF Home
Actividades del UNICEFSeriesInformacion y publicacionesDonaciones, tarjetas y regalosPara los medios de comunicacionLa juventud opinaSobre el UNICEF
Unicef Home      

Para los medios de comunicación

Centro de prensa

Comunicados de prensa

Preguntas & respuestas

Situaciones de emergencias

Para las emisoras

 

Iniciativas de interés

Día Internacional de Radio y Televisión en favor de los Niños

Dibujos animados en pro de los derechos de los niños

 

 

 

Comunicado de prensa

Embargado hasta 4 de Junio 00:01 GMT

Son millones los niños cuyo nacimiento queda sin registrar, negándoseles el derecho a tener una identidad oficial, un nombre reconocido y una nacionalidad, declara un informe de UNICEF.

“La ausencia de inscripción en el registro de nacimientos es una violación del derecho humano inalienable de todo niño a recibir una identidad desde que nace y a ser considerado como parte integrante de la sociedad.” El registro de nacimiento — El derecho a tener derechos.

Ginebra/Nueva York, 4 de junio de 2002 — Un estudio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha revelado que millones de bebés no son inscritos en el registro cuando nacen, negándoseles así una identidad oficial, un nombre reconocido y una nacionalidad.

Basándose en los datos más recientes de los que se dispone actualmente, el informe del UNICEF, titulado El registro de nacimiento — El derecho a tener derechos, calcula que durante el año 2000 los bebés cuyo nacimiento quedó sin inscribir en el registro alcanzan el número de 50 millones, es decir el 41% del total de alumbramientos a nivel mundial. En 19 países había quedado sin registrar en el momento del nacimiento por lo menos el 60% del total de niños de menores de cinco años. El informe recomienda encarecidamente el registro gratuito del nacimiento de todos los niños.

“Estos niños”, declara el informe, “no tienen certificado de nacimiento, esa ‘tarjeta de afiliación’ de la sociedad que debería abrirles el camino al disfrute de toda una serie de derechos que comprenden el derecho a la educación y a los cuidados médicos, a la participación y a la protección.”

En etapas ulteriores de su vida, el niño cuyo nacimiento ha quedado sin registrar puede verse imposibilitado de obtener un pasaporte o de presentarse a un empleo oficial, de abrir una cuenta corriente bancaria, de conseguir una licencia matrimonial, de ser candidato a una carga electiva o de votar.

“El certificado de nacimiento es uno de los trozos de papel más importantes que una persona pueda poseer,” afirmó Carol Bellamy, Directora Ejecutiva de UNICEF. “Si no conseguimos arreglárnoslas de una buena vez para inscribir a los bebés,” agregó, “todo el resto se convierte en una lucha y un camino cuesta arriba. Los niños no registrados no tienen siquiera un mínimo de protección básica contra los abusos y la explotación y se transforman en una mercadería más apetecible para todo traficante de niños, para las redes de la adopción ilegal y para los demás individuos que intentan sacar provecho de su condición desventajada.”

El derecho a la inscripción en el registro inmediatamente después de nacer, como asimismo el de adquirir un nombre y una nacionalidad, son reconocidos por el artículo 7 de la Convención sobre los Derechos del Niño. Dichos derechos fueron ulteriormente consolidados en la reciente Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la Infancia, que ha hecho un llamamiento a todos los Estados Partes para que desarrollaran sistemas capaces de asegurar que todos los niños del mundo gozaran de los mismos.

El informe de UNICEF observa que los niños no registrados son, casi invariablemente, hijos de los pobres y excluidos de la sociedad y que en el mundo de hoy, caracterizado por desplazamientos masivos de población, tráfico organizado de niños y un impacto creciente de los conflictos armados sobre la población infantil, el registro de nacimiento es más urgente que nunca.

Según el informe, todavía se sigue haciendo caso omiso del valor del registro de nacimiento. Afirma además que la inscripción del nacimiento constituye una medida de importancia crítica para asegurar el reconocimiento de toda persona ante la ley, para salvaguardar la protección de sus derechos individuales y para garantizar que no pase inadvertida cualquier violación de dichos derechos. El informe destaca que la posibilidad de demostrar la edad del individuo es un peldaño significativo para que se logre proteger a los niños contra los abusos y la explotación relacionados precisamente con la edad, como el reclutamiento militar y la implicación en conflictos armados, el trabajo infantil y el matrimonio prematuro.

“El registro de nacimientos es un paso decisivo en el camino hacia el buen gobierno y constituye un elemento vital en la promoción de los procesos democráticos, ” declaró Bellamy. “Las causas primordiales de que no se cumpla con el registro de nacimiento a menudo son de índole económica y política, y como tales representan un problema central del desarrollo, que debe ser resuelto junto con la reducción de la pobreza y el acceso universalizado a los servicios básicos.”

El informe de UNICEF indica, dividiéndolos por regiones, los porcentajes de nacimientos anuales no registrados en el año 2000. En África al sur del Sahara quedó sin registrar más del 70% de los nacimientos, como asimismo el 63% de los nacimientos que se habían producido en Asia meridional. De hecho, Asia meridional encabeza la clasificación desde el punto de vista del número absoluto de niños no registrados, con un total de aproximadamente 22,5 millones (o sea más del 40% de los nacimientos no registrados en todo el mundo en el año 2000) que se puede cotejar con el total de alrededor de 17 millones que corresponde al África subsahariana. En Medio Oriente y África del Norte no recibió el reconocimiento legal de su identidad casi la tercera parte de los niños nacidos en el año 2000 (o sea alrededor de 3 millones), mientras que en la región de Asia oriental y el Pacífico quedó sin registrar el 22% de los nacimientos que se produjeron en el año 2000 (aproximadamente 7 millones de niños).

El informe de UNICEF explica que la universalización del registro de nacimiento es una meta que está al alcance de todos los Estados. Invita por lo tanto a que se tomen medidas para conseguir dicho objetivo; en particular, se trata de las medidas siguientes:

  • La asignación de recursos suficientes para que el registro de nacimiento sea gratuito en todos los países.
  • La aprobación de una legislación moderna o la actualización y armonización de leyes anticuadas para facilitar el registro en vez de penalizar el incumplimiento del mismo.
  • La creación de oficinas de registro adecuadas y la presencia de personal capacitado para que ningún niño sea dejado atrás por el progreso.
  • El apoyo al registro de nacimiento mediante la combinación con otras actividades gubernamentales y la posibilidad de que otros programas de suministro de servicios, como la inmunización y la escolarización, lo “lleven de la mano” como parte integrante de su quehacer.
  • El incremento de la demanda mediante la sensibilización de la opinión pública respecto a la importancia del registro de nacimiento y la participación de todos los niveles de la sociedad, incluidas las comunidades locales.

Países con campañas exitosas destinadas a incrementar el nivel de registro de nacimientos:

  • Hace tiempo, Uganda tenía un sistema de registro floreciente. Creado en 1904, el sistema cubría la nación entera en 1930, pero fue completamente desmantelado a consecuencia de los derramamientos de sangre bajo el régimen del General Idi Amín y durante los años de trastornos que siguieron. Actualmente Uganda está haciendo grandes esfuerzos para revitalizar los servicios de registro de nacimiento, con resultados alentadores. Durante el primer año de implementación de la campaña fueron registrados más de un millón de niños.
  • En Filipinas se organiza una campaña masiva todos los meses de febrero, que ha sido apodado “el mes del registro civil”. Existen premios para los secretarios del registro con mejores resultados, como complemento de una campaña publicitaria a escala nacional sobre la importancia del registro.
  • En Bangladesh, aunque los niveles generales de registro de nacimientos siguen siendo bajos, las campañas recientes han dado como resultado la inscripción de más de 4 millones de niños.
  • India ha organizado campañas nacionales de registro de nacimientos que funcionan en 15 diferentes idiomas.Abarcan anuncios televisivos y radiofónicos, afiches, pegatinas, mensajes impresos en los sellos postales, carteles publicitarios y avisos y películas documentales proyectados en los cines.
  • En Tailandia, el Programa de Escuelas Amigas de los Niños está contribuyendo a que los niños aprendan cuáles son sus derechos, incluido el derecho a que su nacimiento sea registrado.
  • Las campañas de registro de nacimientos llevadas a cabo en los últimos años en Angola han demostrado que, a pesar de la devastación de la guerra, la demanda del registro de nacimiento entre la población puede ser extremadamente elevada. En los primeros cuatro meses de una campaña iniciada el año pasado se registraron más de 230.000 niños.

Países en los que queda sin registrar un números significativo de niños:

  • En Rwanda el registro de nacimientos alcanzaba una cifra superior al 80% en 1973, pero los certificados de nacimiento con informaciones sobre el origen étnico del propietario fueron utilizados con consecuencias mortales por los asesinos del genocidio de 1994. En 1998 Rwanda era uno de los países con niveles más bajos de registro de nacimientos, aunque las cifras más recientes parecen dar motivos para ser optimistas.
  • Los archivos del registro de Camboya fueron destruidos bajo el régimen de Pol Pot y el gobierno todavía está reconstruyendo el registro civil.
  • Se estima que en Níger se registra apenas el 45% de los nacimientos (y los menos representados son los miembros de la población nómada).
  • Se calcula que los niños no registrados en China pueden alcanzar el elevado número de 6 millones.
  • En Indonesia, la cuarta nación del mundo por su población, el 37% de los niños menores de 5 años no estaban inscritos en el año 2000.
  • En Turquía está sin registrar alrededor del 26% de los niños menores de 5 años de edad.
  • En Nicaragua la combinación de una legislación fragmentaria y obsoleta y de las estrecheces presupuestarias ha contribuido a que el índice de registro de nacimientos sea inferior al 40%. Recientemente se ha redactado una nueva ley omnicomprensiva en materia de registro civil.

El registro de nacimiento — El derecho a tener derechos ha sido publicado por el Centro de Investigaciones Innocenti de UNICEF (Innocenti Research Centre, IRC), como parte de la Serie de los Innocenti Digests. Los representantes de los medios de comunicación pueden ingresar a la sala de redacción virtual con que cuenta el sitio web del IRC para consultar los materiales de prensa cuya circulación aún no está autorizada, incluido un comunicado de prensa y el texto íntegro del informe.

La URL es: http://www.unicef-icdc.org/publications/

Para mayores informaciones, por favor póngase en contacto con:

Patrick McCormick, UNICEF Florencia, 39 055 203 3354, pmccormick@unicef.org
Wivina Belmonte, UNICEF Ginebra, 41 22 909 5509, wbelmonte@unicef.org
Jehane Sedky-Lavandero, UNICEF Nueva York, (212) 326 7269, jsedky@unicef.org

Envíe su mensaje a media@unicef.org con cualquier comentario o para recibir mayor información