Centro de prensa

Comunicado de prensa

UNICEF alaba el “sentido común” de los iraquíes al reclamar el regreso a la escuela

Cuando existe un vacío social, el pupitre ofrece al niño una rutina cotidiana necesaria

Paris / Ginebra / Nueva York, 25 de abril de 2003 – Es preciso que se permita a los niños y las niñas de Iraq regresar sin demora a la escuela, dijo hoy la Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy.

La jefa del UNICEF alabó lo que calificó de “sabiduría innata” de los progenitores y los educadores de Iraq, que han reclamado una rápida reanudación de las clases en todo el país. Es preciso “apoyarles, alentarles, alabarles e imitarles” por la rapidez con que los estudiantes han comenzado a regresar a las escuelas a lo largo y ancho del territorio nacional.

Bellamy dijo que la escuela es un indicador fundamental de la capacidad de funcionamiento de una sociedad, especialmente como parte de la recuperación después de un conflicto y de las actividades de reconstrucción.

“No tengo palabras para señalar la importancia que representa reestablecer y fortalecer el sistema escolar lo antes posible”, dijo Bellamy. “Las escuelas tienen que desempeñar un papel importante en las actividades de recuperación, no solamente debido a su función educativa, sino como centros en torno a los cuales las comunidades pueden comenzar a cicatrizar sus heridas. Al mismo tiempo, sirven de base para intervenciones como la educación, el apoyo psicosocial y la asistencia alimentaría”.

Bellamy señaló que le preocupaba que, a pesar de la reapertura de las escuelas en zonas del norte y el sur del país, en Bagdad todavía no se había reanudado la actividad.

“La situación es impredecible ahora mismo en Iraq”, dijo Bellamy. “¿Dónde podrían estar mejor los niños y las niñas durante el día? ¿Sentados en el pupitre de su escuela o participando en manifestaciones políticas o ideológicas? En muchas zonas urbanas donde circulan armas peligrosas hay informes diarios anunciando que varios niños y niñas desatendidos han muerto o resultado heridos. Comenzar ahora la escuela es una decisión con sentido común para la niñez, los progenitores y los maestros. Por ello es que comienzan a abrirse las escuelas de manera espontánea”.

En los últimos días, administradores de alto rango del Ministerio de Educación, maestros y padres y madres se han dirigido al UNICEF para expresar la necesidad de abrir inmediatamente las escuelas en Bagdad. Bellamy dijo que las cuestiones relacionadas con la reforma del plan de estudios no deben interferir con el derecho básico del niño a la educación, y no deben utilizarse como una razón para retrasar el regreso a la escuela.

“La escuela ahora mismo es mucho más que una simple cuestión de libros de texto”, dijo Bellamy. “Es una de las bases más importantes para la estabilidad de los progenitores, los niños y las niñas y la sociedad en general. También ofrece un entorno seguro y protector para los alumnos. Y, muy importante, es un centro para la distribución de asistencia a fin de asegurarnos que la niñez, uno de los sectores más vulnerables durante un conflicto, recibe lo que le corresponde. Por supuesto que también es necesario revisar los planes de estudio, que no se han actualizado desde hace más de 20 años”.

Los desafíos que representa la reanudación de la escuela en Iraq son enormes, según el UNICEF. Tres guerras en los últimos 20 años, 12 años de sanciones y un gobierno ineficaz han debilitado un sistema escolar que en su tiempo fue la envidia del mundo árabe. Desde 1985 no se han construido nuevas escuelas, a pesar de que la población se ha duplicado y las ciudades se han ampliado.

“Sí, los desafíos son enormes”, dijo Bellamy. “Pero son las 9am en Iraq, y los niños están regresando a la escuela. Iraq está volviendo a la normalidad. Necesitamos apoyar este impulso”.

El UNICEF prestará apoyo al regreso de los niños y las niñas iraquíes a la escuela mediante el suministro de materiales pedagógicos de emergencia para maestros y pupilos, reparaciones de emergencia de las fuentes de agua y las instalaciones sanitarias, y la distribución de materiales deportivos. Los programas psicosociales para los alumnos se ofrecerán en el contexto de las aulas. Además, el UNICEF y sus aliados apoyarán un programa de orientación a corto y mediano plazo para los maestros, incluso cuando todavía están en marcha las evaluaciones para restaurar el sistema escolar a pleno rendimiento.

Notas sobre educación

  • Es preciso construir 5.000 nuevas escuelas solamente para acomodar el aumento de la población en los últimos 20 años.
  • Es preciso rehabilitar de 6.000 a 7.000 escuelas. Muchas escuelas no tienen cristales en las ventanas y carecen de electricidad. A menudo, los retretes están rotos.
  • Los maestros tienen que enseñar en clases con 70 alumnos.
  • Los alumnos van a clase por turnos para reducir el hacinamiento.
  • La descomposición del sistema escolar ha desmoralizado a los maestros (que reciben un promedio de 5 dólares al mes), y a los alumnos.
  • Antes de la guerra del Golfo, un 92% de todos los niños y niñas en edad escolar acudían a clase. A comienzos de 2003, esta cifra descendió a un 76,4%. Casi 1 de cada 4 niños no reciben una educación. La mayoría son niñas. Un 31% de las niñas no acuden a la escuela primaria, mientras que la cifra en el caso de los varones es de un 17,5%.
  • Como resultado del conflicto, muchas escuelas fueron el objetivo de saqueadores, que robaron muebles, libros y materiales de enseñanza. También dañaron los edificios. En otras escuelas, las fuerzas armadas de Iraq almacenaron municiones, mientras que las fuerzas de los Estados Unidos utilizaron las escuelas como refugios en el norte. Algunas escuelas fueron bombardeadas.

* * *

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

Simon Ingram, Oficina del UNICEF en Iraq (en Ammán): (962-79) 504-2058
Damien Personnaz, Sección de Medios de Comunicación del UNICEF, Ginebra: (41-22) 909-5509
Gordon Weiss, Sección de Medios de Comunicación del UNICEF, Nueva York: (1-212) 326-7426

Para entrevistas en la región, escriba directamente al Centro de Prensa del UNICEF en Ammán:
iraqichild@unicef.org

El presupuesto del UNICEF está completamente financiado por contribuciones voluntarias de individuos, fundaciones, empresas y gobiernos. Las contribuciones para apoyar las labores del UNICEF en marcha en Iraq pueden realizarse a través de www.unicef.org


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda