Centro de prensa

Comunicado de prensa

En medio de la guerra de Iraq, el UNICEF se ocupa de la crisis que sacude el sur de África

Las mujeres y las niñas y niños deben ser la prioridad en la respuesta a la crisis humanitaria del sur de África

JOHANESBURGO, 3 de abril de 2003 - Mientras la atención del mundo sigue centrada en Iraq, la Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy, viajó esta semana a Sudáfrica para abordar una crisis humanitaria que está afectando las vidas de millones de niñas, niños y mujeres muy lejos de la atención de la mayoría de los objetivos de las cámaras.

Lesotho, Malawi, Mozambique, Swazilandia, Zambia y Zimbabwe, seis sociedades predominantemente agrícolas, luchan contra una combinación letal: la escasez de alimentos provocada por la sequía y una epidemia de SIDA a gran escala. Alrededor de 1 de cada 4 adultos en estos seis países viven con VIH o SIDA, y un aumento en el número de personas enfermas ha provocado que las redes de seguridad social estén muy por encima de las posibilidades de los hogares más pobres. Las perspectivas para la infancia son especialmente sombrías: en estos seis países viven 2,35 millones de niñas y niños que han perdido a uno o a ambos progenitores debido al SIDA, y 600.000 niños y niñas menores de 15 años que han contraído ellos mismos el VIH.

"Esta combinación mortal de escasez de alimentos y del VIH tiene consecuencias especialmente devastadoras para las mujeres y las niñas", dijo Bellamy. "Las mujeres son fundamentales en estas comunidades del sur de África. Son ellas quienes consiguen los alimentos y quienes mantienen unidas a sus familias durante estas crisis. Son quienes han sufrido más a causa del VIH y se ocupan de una manera desproporcionada de la atención de los más jóvenes, los ancianos, los enfermos y los agonizantes".

"Si llegamos a estas mujeres, podremos llegar a sus hijos, a toda la familia y a la comunidad en general. Citando al Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan: para salvar a África, debemos salvar a sus mujeres".

Para lograrlo, dijo Bellamy, se necesita una respuesta urgente que aborde no solamente las necesidades inmediatas de las mujeres, sino también las barreras y desigualdades estructurales subyacentes, la violencia y el abuso sexual dominantes, el acceso limitado a los bienes productivos y las normas sociales destructivas que impulsan la epidemia del VIH/SIDA.

El UNICEF publicó hoy también las conclusiones de su primer análisis integral de las encuestas sobre nutrición, que indican que se ha evitado un mayor deterioro de la situación en materia de nutrición de los niños de corta edad en la región de África del Sur.

Pero el informe, que analizó más de 60 encuestas y estudios sobre nutrición en los seis países afectados por la crisis, mostró también que algunos grupos de edad, especialmente los menores de 3 años, eran bastante más vulnerables que otros a las repercusiones letales de la sequía y la infección por el VIH que ha asolado a la región del sur de África.

"Este importante informe sobre la situación de la niñez nos ofrece las primeras indicaciones de que la asistencia humanitaria -específicamente la combinación de alimentos de emergencia, agua potable y saneamiento, suplementos de vitamina A y vacunación de la infancia- ha conseguido contener el avance de la desnutrición infantil en el sur de África", dijo Urban Jonsson, Director Regional del UNICEF para África Oriental y Meridional.

Las conclusiones indican también que el declive en la situación alimentaria es más pronunciado entre las niñas y los niños de las zonas periurbanas, donde hay una mayor incidencia de VIH/SIDA. El estudio indica también que los huérfanos son los más vulnerables: los huérfanos tenían el doble de posibilidades de sufrir desnutrición en comparación con aquellos niños con uno o los dos progenitores vivos, indicó el análisis.

"La pandemia del VIH/SIDA en el sur de África ha mermado los avances logrados a mediados de 1980 y a comienzos de 1990 y ha llevado a que las sociedades sean más vulnerables a sacudidas y crisis como la sequía y las malas cosechas. Luchar contra el VIH/SIDA es fundamental para restablecer la estructura social y mantener los resultados de las actividades de desarrollo que se han llevado a cabo en esta región", dijo Jonsson.

El análisis de las encuestas sobre la nutrición fue llevado a cabo por el UNICEF en colaboración con Tulane University y la Community Systems Foundation.

Si desea obtener más información, sírvase dirigirse a:

Madeline Eisner, Medios de comunicación del UNICEF, +254 722 520595
Brinda Adhikari, Medios de comunicación del UNICEF, +27 83 463 5208


 

 

 

Búsqueda