Centro de prensa

Comunicado de prensa

Un sondeo indica que la nutrición mejora en la RPD de Corea, pero los organismos de la ONU temen no poder sostener los avances

Pyongyang / Ginebra, 20 de febrero de 2003 – Un nuevo sondeo indicó que las tasas de desnutrición entre los niños y niñas de la República Popular Democrática de Corea han mejorado considerablemente durante los últimos cuatro años, pero los organismos de las Naciones Unidas que anunciaron hoy estos resultados declararon también que estos avances podrían perderse si el apoyo internacional a la asistencia humanitaria en el país sigue disminuyendo.

La evaluación, la más importante de este tipo que se lleva a cabo en la RPD de Corea, abarcó la nutrición infantil y de la madre y fue realizada en octubre por la Oficina Central de Estadísticas y el Instituto de Nutrición de la Infancia, ambos organismos gubernamentales, en colaboración con el UNICEF y el Programa Alimentario Mundial (PAM).

Los dos organismos de las Naciones Unidas declararon que aunque la nueva evaluación no puede compararse estrictamente con el sondeo precedente realizado en 1998, es posible distinguir varias tendencias positivas:

  • La proporción de niños con peso insuficiente (peso comparado con la edad) ha pasado de un 61% en 1998 a un 21% en 2002;
  • La emaciación o desnutrición aguda (peso comparado con la altura) ha pasado de un 16% a un 9%;
  • El retraso en el crecimiento, o desnutrición crónica (altura comparada con la edad) ha pasado de un 62% a un 42%.

El Gobierno de la RPD de Corea atribuye en parte esta mejora a la asistencia humanitaria que ha prestado la comunidad internacional durante los últimos años. Las tasas de desnutrición excepcionalmente elevadas que se registraron en 1998 reflejan igualmente la hambruna que se produjo en el país a mediados de los años 1990.

“Los resultados son muy alentadores y nuestra asistencia llega a las personas a quienes está destinada con un efecto positivo”, dijo Kenzo Oshima, Subsecretario General de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios.

El sondeo proporcionó igualmente el primer análisis objetivo de las zonas más vulnerables en el país. El retraso en el crecimiento en el poblado de Nampo es por ejemplo de un 25%, comparado con un 48% en el sur de la provincia de Hamgyong. La tasa de emaciación en Pyongyang, la capital, es inferior al 4%, comparado con el 12% en el sur de la provincia de Hamgyong. El sondeo constató tendencias parecidas en materia de disponibilidad alimentaria y de incidencia de la diarrea entre los niños.

Según el UNICEF y el PAM, estas tendencias confirman las observaciones realizadas sobre el terreno, según las cuales las provincias del noroeste son más vulnerables que otras regiones del país.

Madres desnutridas

Los autores del sondeo llegaron también a la conclusión de que una tercera parte de las madres están desnutridas o son anémicas. “Se trata sin duda de un factor esencial que contribuye a la desnutrición de los niños”, declaró Carol Bellamy, Directora Ejecutiva del UNICEF. “Entre otras cosas, el sondeo demuestra cómo la situación de la madre en materia de salud y nutrición es fundamental para la de los niños”.

Aunque la desnutrición de los niños ha descendido considerablemente según el sondeo, los dos organismos declararon que sigue existiendo “una gran causa de preocupación”.

Según los criterios de la Organización Mundial de la Salud, las tasas de emaciación siguen siendo “elevadas” y las del retraso en el crecimiento, “muy elevadas”. Además, el fuerte descenso de los fondos provenientes del exterior, destinados a alimentos, asistencia médica y otras partidas, ponen en peligro los avances.

“La crisis no ha terminado. Si las Naciones Unidas no pueden suministrar medicamentos y alimentos, las tasas de desnutrición aumentarán de nuevo, invirtiendo los progresos alcanzados”, previno James T. Morris, Director Ejecutivo del PAM.

El personal del UNICEF y del PAM que trabajan en la RPD de Corea participaron en los equipos de recopilación de datos para la evaluación. Además, expertos del Centre for International Child Health, del Reino Unido, y la Fundación de Tailandia para la Salud, con sede en Tailandia, prestaron apoyo en la concepción del proyecto, la capacitación y la verificación de los datos estadísticos. Los dos organismos independientes declararon que se trataba de una evaluación creíble y exacta.

El sondeo abarcó niños menores de siete años y sus madres, en 6.000 hogares escogidos al azar en 10 de las 12 provincias y municipalidades del país. Los encargados de la evaluación pesaron y midieron al niño de menor edad de cada hogar y evaluaron la situación de la madre en materia de nutrición. Además, realizaron preguntas sobre varios factores que influyen en la nutrición, como las disponibilidad de alimentos, la alimentación y la atención de los niños y su estado de salud.


* * *

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

Richard Bridle, Representante del UNICEF
RPD de Corea: (+8502) 381-7234

Charles Rycroft, Sección de Medios de Comunicación del UNICEF
Beijing: (+8610) 6532-3131

Emily Booker, Sección de Medios de Comunicación del UNICEF
Bangkok: (+622) 356-9406

Wivina Belmonte, Sección de Medios de Comunicación del UNICEF
Ginebra: (+4122) 909-5509

Trevor Rowe, Portavoz del PAM
Roma: (+3906) 6513-2602

Gerald Bourke, PAM Beijing: (+8610) 6532-3731 ext. 209
Móvil: (+8613) 8010-54051


 

 

 

Búsqueda