Centro de prensa

Comunicado de prensa

El UNICEF exhorta a los gobiernos a que cumplan con su compromiso de eliminar la mutilación genital de la mujer

El Día Internacional para la erradicación de la mutilación genital de la mujer es una plataforma para la acción

ADDIS ABEBA/NAIROBI, 6 de febrero de 2003 - Ante las nuevas cifras que indican que entre 100 millones y 130 millones de mujeres sufrieron una mutilación o escisión genital de la mujer cuando eran niñas, el UNICEF dijo hoy que los gobiernos deben cumplir los compromisos que realizaron en la Sesión Especial en favor de la Infancia y poner fin inmediatamente a este preocupante fenómeno para 2010.

“Los 100 millones de mujeres que padecieron la mutilación o escisión genital de la mujer cuando eran niñas son la prueba viviente de que el mundo no ha sabido protegerlas”, dijo Carol Bellamy, Directora Ejecutiva del UNICEF.

“Se calcula que 2 millones de niñas corren el riesgo de sufrir la escisión y la mutilación genital todos los años. Esta práctica no solamente es una violación de todos los derechos de la infancia, sino que resulta físicamente dañina y tiene graves consecuencias para la salud de la niña”, añadió Bellamy. “Por ello, los gobiernos y las comunidades deben tomar las medidas inmediatas necesarias para poner fin a esta práctica. El mejor momento de comenzar a tomar medidas es hoy mismo, durante el primer Día Internacional para la erradicación de la mutilación genital de la mujer”.

Bellamy señaló que seis de los ocho objetivos principales que todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas adoptaron en 2000 –conocidos como Objetivos de Desarrollo para el Milenio– están relacionados con la infancia. Añadió que poner fin a todas las formas de mutilación genital de la mujer es una medida fundamental para cumplir dos de los objetivos: mejorar la salud de las madres y promover la igualdad de género.

El UNICEF se compromete a eliminar todas las formas de mutilación genital de la mujer. El trabajo de la organización se centra en establecer un entorno protector para los niños y las niñas que les defienda contra el abuso y la explotación. El UNICEF considera que hay ocho elementos fundamentales para la eliminación de la mutilación y escisión genital de la mujer. Entre ellos:

  • Es necesario cambiar las actitudes, las tradiciones, las costumbres y las creencias para que los progenitores y las comunidades sean conscientes de los peligros de la mutilación y escisión genital de la mujer y para que no se discrimine a las niñas que no sean sometidas a esta práctica. El compromiso de los dirigentes religiosos es fundamental para que esto ocurra.
  • Los gobiernos tienen que demostrar abiertamente y de manera decisiva su compromiso para poner fin a la mutilación y escisión genital de la mujer. Hacerlo exige la ratificación de los instrumentos internacionales pertinentes.
  • Es preciso aplicar y hacer cumplir las leyes que prohíben la mutilación y escisión genital de la mujer.
  • Es preciso que los medios de comunicación nacionales y los grupos de la sociedad civil se opongan abiertamente a la mutilación y escisión genital de la mujer.
  • Es preciso informar a los niños y a los adolescentes acerca de los riesgos de la mutilación y escisión genital de la mujer.
  • Es preciso que los maestros, los profesionales de la salud y los trabajadores sociales, así como otras personas que se relacionan con los jóvenes, puedan confrontar todas las formas de mutilación y escisión genital de la mujer.
  • Los servicios sociales y sanitarios tienen que tener la capacidad de responder a las graves consecuencias de la mutilación y escisión genital de la mujer, inclusive las lesiones graves y las complicaciones en el parto.
  • Una medida esencial para abordar el problema es supervisar la incidencia y naturaleza de la mutilación y escisión genital de la mujer.

“La mutilación y escisión genital de la mujer, y otras formas de violencia contra las niñas y las mujeres, ocurren de manera cotidiana en todo el planeta: en África, en Asia meridional y oriental y en varias zonas de Europa, América del Norte y Australia”, señaló Bellamy. “Por eso pedimos a los dirigentes del mundo que cumplan con su compromiso y pongan fin a esta práctica antes de 2010. Estas niñas se lo merecen de sobra”.

Aunque el liderazgo político es fundamental para poner fin a la práctica, la labor de las organizaciones de la sociedad civil es igualmente importante. En este sentido, el UNICEF afirmó que da la bienvenida a la iniciativa internacional de la ONG denominada “Poner fin a la mutilación genital de la mujer”, que se puso en marcha en el Parlamento Europeo en diciembre de 2002.

El llamado a la acción de Bellamy se produjo durante el Día Internacional para la erradicación de la mutilación genital de la mujer, inaugurado hoy en Addis Abeba por el Comité Inter africano para las prácticas tradicionales.

Si desea obtener más información, sirvas dirigirse a:

Jehane Sedky-Lavandero, Medios de comunicación del UNICEF / Nueva York,
(1-212) 326-7269 jsedky@unicef.org

Sepa más sobre los derechos de la infancia en www.unicef.org/spanish

Envíe su mensaje a media@unicef.org con cualquier comentario o para recibir mayor información



 

 

 

Búsqueda